Logo Verificiencia

¿Un vasito de glifosato?

Afirmación

El glifosato mata, el glifosato daña el medio ambiente, el uso de herbicidas como medio para evitar la siembra de coca es dañino.

Calificación:

El vídeo expone información en esencia correcta aunque con un tono amarillista y sensacionalista

 

¿Qué es cierto?

¿Qué es incorrecto?

El rociado de herbicidas por vía aérea puede provocar problemas ambientales y dañar las comunidades
Se exagera la toxicidad del glifosato

Video por “+ Vale” , por HumanaRadioColombia/

 

Explicación

* Como menciona el vídeo a los 40 segundos, bajo las condiciones correctas de uso, el glifosato se cataloga como seguro por la mayor parte de la agencias regulatorias del mundo, con excepción de la IARC. Respecto a la reserva mostrada por la IARC sobre el glifosato,  la  Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea (EFSAse pronunció de la siguiente manera:

La EFSA concluye que es poco probable que el glifosato posea riesgos carcinogénicos para los humanos y que la evidencia disponible no respalda la clasificación del glifosato como carcinógeno según lo estipulado por la regulación No 1272/2008 de la Comisión Europea”.[1]

 Incluso según la propia  IARC, la evidencia que correlaciona al glifosato y al tipo de cáncer de piel, llamado linfoma no Hodgkin (el cual se menciona en el vídeo en el minuto 1:52), es limitada.

Sin embargo, el tema es más complicado. Monsanto no es el único fabricante de glifosato, pues la patente expiró hace más de 18 años[2], por lo que actualmente existen muchos productores y diversas formulaciones distintas. Algunas de estas formulaciones incluyen coadyuvantes y tensoactivos que resultan peligrosos, es por ello que deben seguirse las medidas de seguridad adecuadas y específicas para cada presentación.

El vídeo se centra en la fumigación aérea, desde avionetas,  como una estrategia contra el cultivo de la planta de Coca (Erythroxylum coca). Al respecto, el vídeo tiene afirmaciones que son correctas, particularmente en lo que respecta a  las medidas de seguridad recomendadas, las cuales se enumeran y explican a continuación. .

 

Medidas de precaución resaltadas en el vídeo:

 Todos los productos agroquímicos deben cumplir normas estrictas de seguridad para su liberación en el mercado. La normatividad a observar es distinta en cada país o región, por lo cual cada producto debe observar a la normatividad local correspondiente. En el vídeo se lee la etiqueta de un producto en su versión para uso en jardines  y se señalan algunas de las recomendaciones que aparecen en ella. Estas recomendaciones incluyen:

  1. Min: 0:51; El herbicida no debe usarse si lloverá en las siguientes 6h o cerca de cuerpos de agua. Esta recomendación obedece a dos razones básicas: la aplicación de agroquímicos en formulaciones líquidas, tal como el caso del glifosato, se lava y se lixivia si después de su aplicación ocurre una precipitación pluvial. La recomendación de evitar el asperjado, por lo cual, si la probabilidad de lluvia es alta después de aplicar el herbicida, éste no será eficaz en el control de la maleza. Respecto a la aplicación de  glifosato cerca de cuerpos de agua, la recomendación se hace para evitar el escurrimiento de glifosato a los acuíferos, ambientes en los cuales se ha concluido que el glifosato es por lo general inocuo, aunque podría ser peligroso para algunos estadios del ciclo de vida de ciertos peces e invertebrados bajo condiciones particulares, por ejemplo, de pH o temperatura [3]. Sin embargo, la investigación sobre los efectos del glifosato y sus derivados en especies acuáticas no es tan exhaustiva como la que se ha realizado en plantas y animales, por lo cual es necesario mantenerse alertas de las nuevas investigaciones al respecto. 

  2. Minuto 1:00; Los humanos y mascotas, así como los animales que pastan, deben estar alejados de la zona fumigada hasta que seque por completo. Esta es una recomendación en general en el manejo de herbicidas y otros agroquímicos, por lo cual no es una recomendación exclusiva para el manejo y uso del glifosato.

  3. Minuto 1:13; Los frutos de plantas asperjadas con glifosato no se deben comer sino hasta después de 21 días de la aplicación del producto.  El glifosato es un  herbicida que se degrada rápidamente. En este tiempo, la mayor parte del glifosato se habrá absorbido o degradado lo suficiente para que se encuentre en los niveles aceptables para el ser humano. Aunado a esto, en general, el control de malezas con herbicidas se realiza en etapas tempranas del desarrollo de las plantas cultivadas y se evita cerca de las temporadas de cosecha.

  4. Minuto 1:19; Aplicar el producto a la base del tronco (de la planta). El glifosato es absorbido principalmente por el follaje de las plantas. En los cloroplastos, el glifosato inhibe un paso metabólico crucial para la síntesis de precursores de aminoácidos aromáticos, hormonas vegetales, algunos carbohidratos y otros metabolitos esenciales. Al inhibir la síntesis de éstos compuestos, el glifosato genera efectos letales para el desarrollo de las plantas, por lo cual es un herbicida de amplio espectro. Muchas variedades de soja o soya (Glycine max) transgénica son resistentes a la acción del glifosato y por ello pueden crecer aún en presencia de este herbicida, mientras que las malezas no. La recomendación de asperjar al glifosato en la base de las plantas cultivadas, y no sobre sus hojas, es para maximizar la acción del glifosato sobre las malezas, evitando que sea absorbido por las hojas del cultivo de interés.  

  5. Minuto 1:28; Uso de vestimenta y equipo de protección para evitar la exposición directa a los agroquímicos. Esta es, nuevamente, una recomendación general en el manejo de los agroquímicos y no una recomendación exclusiva para el manejo del glifosato. Las personas que fumigan o asperjan herbicidas  se exponen a concentraciones más altas del producto y su riesgo de contacto directo es mayor.  Para darnos una idea de la toxicidad que se ha reportado para el glifosato, podemos decir que su Dosis Letal Media (DL50) es menor que el de la cafeína o la vitamina B12[4]. Finalmente, recordemos que en altas concentraciones cualquier producto tiene el potencial de ser peligroso.

 DeWayne vs Monsanto

 En el vídeo se presenta someramente el caso DeWayne vs Monsanto, en el cual la corte de San Francisco falló en contra de la compañía de transgénicos. DeWayne era un jardinero que utilizaba la marca RoundUp (glifosato), comercializada por Monsanto, y que después de desarrollar un linfoma de tipo no-Hodgkin argumentó que el glifosato había sido una causal en el desarrollo de ésta enfermedad. La cifra punitiva impuesta a Monsanto como compensación para DeWayne fue de 289 millones de dólares.

La aparente contradicción entre la inocuidad que se ha reportado para el glifosato en la literatura científica y el fallo de la corte puede ser fácilmente entendida cuando se considera una diferencia fundamental en el sistema legal y el científico: los estándares para aceptar algo como verdadero son distintos. En una corte estadounidense el veredicto es dictado por un jurado: un grupo selecto de personas escogidas al azar y con formaciones académicas y entornos culturales diversos. La evidencia que se analiza en la corte no es la literatura científica o los resultados de las pruebas experimentales, sino aquella que las partes acusada y acusatoria crean conveniente mostrar durante el juicio. Y quizá lo más importante, aunque al jurado se le solicita ser lo más objetivo posible, en muchos de los casos los abogados presentan testigos que son preparados para ofrecer testimonios que apelan a las emociones del jurado. En la ciencia, por su parte, los artículos que se someten a publicación son evaluados por investigadores competentes en el área, quienes tienen la obligación de evaluar exhaustivamente que el artículo es congruente, que el diseño experimental es adecuado, que las pruebas estadísticas aplicadas son las correctas y que las conclusiones son objetivas y certeras. Los artículos publicados deben incluir los materiales y métodos empleados, de modo que cualquier investigador en cualquier laboratorio pueda reproducirlos e, idealmente, llegar a los mismos resultados.

A partir de lo expuesto, podemos concluir que aunque la corte falle a favor o en contra de una de las partes la decisión está basada en un juicio no necesariamente objetivo de personas que, en general, no tienen una preparación científica sólida. Es decir, la corte no dicta verdades científicas.

 

Algunos comentarios adicionales para tomar en cuenta.


Desde 1961 el gobierno de los EE. UU. promueve la erradicación del cultivo de coca como parte de su programa de “Guerra contra las drogas”. El plan propone usar todas  las estrategias posibles para acabar con los plantíos de E. coca.  Las estrategias propuestas incluyen métodos mecánicos y químicos.

Cuando el gobierno de Colombia firmó el “Plan Colombia” en el año 2000 con los Estados Unidos, se comprometió  a erradicar los cultivos de coca, principalmente mediante el uso de herbicidas. Desde entonces el gobierno de los EE. UU ha ejercido presión sobre el gobierno colombiano, e incluso ha condicionado su ayuda económica y técnica [5].

Pese a que el glifosato es considerado seguro para los seres humanos, el uso indiscriminado y la falta de precaución, así como de un control estricto en el asperjado aéreo puede ocasionar o favorecer el desarrollo de problemas en el ámbito ecológico, así como repercusiones económicas. Cuando un cultivo de coca es erradicado, los cocaleros despejan una nueva zona de bosque o selva para volver a sembrar. Si el programa de erradicación continúa, entonces la destrucción del medio ambiente se extiende. Las zonas abandonadas quedan sujetas a erosión y degradación del suelo.

 Por otra parte, como se señala en el vídeo, el asperjado aéreo no permite observar a cabalidad todas las indicaciones recomendadas para el uso de herbicidas.  Además de las plantas de coca, el glifosato afectará a la flora nativa que se exponga a este herbicida. En consecuencia, la diversidad biológica así como las cadenas tróficas y los nichos ecológicos de distintas especies reciben un impacto indirecto, pero severo. Adicionalmente, el asperjado aéreo puede también afectar cultivos de la población local, produciendo daños económicos y poniendo en riesgo la producción de cultivos para autoconsumo de los habitantes cercanos a las zonas asperjadas.

No es sólo un debate científico.

 Como en todas las políticas públicas, existen diversas aristas que deben considerarse. La lucha contra la producción y consumo de drogas, incluyendo a la siembra de las plantas a partir de las cuales se extraen los compuestos psicoactivos, debe ser evaluada de manera exhaustiva e integral. Entre otras, es necesario pensar en alternativas que ofrezcan a los cocaleros una fuente legal de ingresos para mantener una vida digna; estudiar las implicaciones ecológicas en función de cada ecosistema o nicho en el cual se pretende el asperjado aéreo; considerar el aparato jurídico existente así como realizar las modificaciones, cuando sea necesario, para asegurar un marco de legalidad y constitucionalidad, de modo que no se vulnere el estado de derecho; y mantener un absoluto respeto a las comunidades asentadas en la cercanía a las zonas de plantación de coca. Cada uno de los puntos mencionados escapan del enfoque y objetivo de Verificiencia y deberán ser consultados con las autoridades y actores competentes en cada área.

 Verificiencia no pretende ofrecer respuestas absolutas, sino acercar el conocimiento a los lectores y propiciar el pensamiento crítico al abrir un debate con información veraz y relevante.

 Autores Javier Delgado / Gustavo Rodag / Equipo de Verificiencia

 


[1] EFSA (2015). Conclusion on the peer review of the pesticide risk assessment of the active substance glyphosate. EFSA Journal.

[2] US Patent Expiry of Roundup Creates Uncertainty in Glyphosates  https://www.icis.com/resources/news/2000/12/11/128125/us-patent-expiry-of-roundup-creates-uncertainty-in-glyphosates/

[3] Toxicity of the herbicide glyphosate and several of its formulations to fish and aquatic invertebrates
https://link.springer.com/article/10.1007/BF01056243

[4] Glyphosate Vs. Caffeine: Acute and Chronic Toxicity Assessments Explained

http://fafdl.org/blog/2017/04/13/glyphosate-vs-caffeine-acute-and-chronic-toxicity-assessments-explained/

[5] The Twisted Legacy of Colombia's Aerial Cocaine Crop Spraying Program
https://www.vice.com/en_us/article/gqmgq4/why-did-it-take-so-long-for-colombia-to-stop-cocaine-fumigation-601

 

Modificado por última vez en Viernes, 21 Septiembre 2018 20:07

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Dona a Verificiencia

Verificiencia es un proyecto operado por voluntarios, tu ayuda nos permitirá crecer.



Lo mas popular

Arriba