Logo Verificiencia

La Jornada Veracruz, cuando el periodismo se vuelve pseudocientífico y conspiranoico

El diario La Jornada, en su edición estatal de Veracruz, recientemente publicó un artículo plagado de teorías de la conspiración donde se puede apreciar que su columnista carece del más mínimo conocimiento de ciencia y ética profesional: esto queda claro después de leer las últimas líneas del artículo “Los trágicos metales mexicanos y la vida” de Fernando Illescas [1]  Omitiendo todo el argumento político de los primeros párrafos, saltamos a las últimas líneas que se refieren a la ciencia, donde podemos leer lo siguiente:

Mercurio de las vacunas

También para otro artículo, por lo pronto, procure evitarlas pues está la muerte esperando a un porcentaje de los vacunados.”

¿Una clara invitación a no vacunarse? ¿Cuando hoy en día el mundo enfrenta el regreso de muchas enfermedades que se consideraban controladas[2]? ¿Justo cuando la OMS ha declarado al movimiento antivacunas como uno de los mayores riesgos actuales para la salud [3]? Especialmente cuando ya se demostró que la asociación entre vacunas y autismo, además de otros problemas, fue resultado de un trabajo fraudulento [4].

Es un tema alarmante, y más preocupante aún que un diario (aunque sea en su circulación estatal) se preste a difundir esta clase de mentiras basadas en teorías de la conspiración y que atentan directamente contra la salud de las personas sin anteponer el mínimo rigor científico

Sin embargo, la cosa no termina aquí, el artículo continúa:

Sal

Por si no lo sabían, el sodio es un metal. Si juntas ese metal blando y venenoso con el potente veneno gaseoso verde llamado cloro, te da la sal común, que no era veneno hasta ahora que los mayores vendedores de sal le están poniendo FLUOR (evítala como la peste), con la colusión de la cofepris. Consiga sal sin veneno o aténgase...”

 La fluoración  de la sal no es un mero capricho de los productores, sino que es parte de una estrategia de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, cuyo objetivo, junto con la yodación, es:

“Coadyuvar a la prevención de los casos de bocio en la edad adulta, el cretinismo en los niños y el retraso mental al nacimiento, así como disminuir la caries dental en los niños, sin causar daños de fluorosis en la población, a través del consumo de sal yodada o sal yodada fluorurada.” [5]

Esto es todo lo contrario a la idea del artículo, cuyo autor insinúa que se le agrega “veneno” a la sal, cuando en realidad es parte de una estrategia para la prevención de enfermedades en la población mexicana.

 Finalmente, el autor  remata  con sus teorías conspirativas:

Monoglutamato de Sodio

Este compuesto tiene una acción directa sobre su glándula pineal y pretende tenerlo 'apaciguado', como el prian y las mafias iluminati <sic> siempre lo ha querido tener, aceptando cualquier atropello. Deje de hacerse daño con él, está en todas las frituras de empresas extranjeras que nos quieren pazguatos<sic>, en la mayoría de los alimentos procesados y a estas alturas, en su cerebro. También le inhibe toda facultad paranormal.”

Te recomendamos leer el artículo de Verificiencia al respecto: “Glutamato monosódico, el quinto sabor de la naturaleza[6], donde, entre otras cosas, descubrirás que el ácido glutámico es producido naturalmente por el cuerpo humano, y cómo la quimiofobia y la mala interpretación de los estudios científicos han llevado a la creencia errónea de que es un peligro para la salud. No sólo hace afirmaciones sin respaldo, sino que el glutamato monosódico está presente de manera natural en muchos alimentos, que incluyen la leche materna.

Las siguientes líneas dejan clara la postura conspiracionista del autor, al hablar de “mafias illuminati” y cierra con broche de oro al hablar de “facultades paranormales”.

Tristemente, no es la primera vez que este autor demuestra su nulo conocimiento de la ciencia y saca a relucir sus teorías conspirativas. En su artículo del 28 de febrero de 2018 “La religión de la ciencia y el saqueo de los laboratorios extranjeros”,[7] publicado en el mismo diario, arremete contra toda la ciencia en general desde las primeras líneas:

“Es demasiado común usar a la ciencia como herramienta para ’hacer creer que algo es verdad’, porque ‘los científicos dicen…’. Tenemos que entender que lo que es verdad o no, antes era la iglesia caótica…”

Queda claro que el autor menosprecia la funcionalidad de la ciencia como motor del desarrollo de la sociedad; pareciera que no comprende que es gracias a esa ciencia que él puede publicar sus artículos en medios digitales. Lo más seguro es que el autor esté vacunado, pero no entiende que sin la ciencia a la que ataca es muy probable que él mismo, o alguno de sus ancestros, no hubieran sobrevivido las enfermedades de la infancia como en los siglos pasados y, finalmente, no estaría vivo para propagar su verborrea conspiracionista, mística, mágica y fantasiosa, la cual deja claro en las siguientes líneas:

“Revísese en Jornada nacional ‘Tu <sic> eres magia’, artículo del jefe de oncología pediátrica de SSA, donde queda demostrada la mayor eficacia de la magia sobre la ciencia para curar el cáncer…

Tenemos que evitar el embate de los laboratorios que pretenden convertirse en la supuesta verdad única y el único modelo de salud, en un país donde brota la magia en cada esquina. (¿Valdría demandar al Ejecutivo federal y a los funcionarios de Cofepris por "’traición a la patria’?)”

¿En esto se ha convertido el periodismo en México? ¿En un medio de desinformación para un pueblo ya mal informado? Es triste ver cómo el periodismo ha caído tanto, cómo ha perdido objetividad, imparcialidad y cómo la libertad de expresión se ha vuelto el manto bajo el cual los conspiracionistas y charlatanes se cobijan, desde donde gritan sus ideas para llegar a las masas en un país donde la ciencia queda cada vez más relegada a segundo plano.

 Verificiencia abril 2019 / Miguel Díaz de León


[1] Los trágicos metales mexicanos y la vida, La jornada Veracruz,  abril 21, 2019, sección “politica”

[4] Vaccine myths, Science  28 Apr 2017

[5]Sal yodada fluorurada, Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, 31 de diciembre de 2017

[6] Glutamato monosódico o umami, el quinto sabor de la naturaleza, Verificiencia / divulgación                                       

[7] La religión de la ciencia y el saqueo de los laboratorios extranjeros , La Jornada Veracruz /política, por Por Fernando Illesca, febrero 28, 2018

<div class="alert alert-success" style="text-align: center;"><img style="display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;" src="https://licensebuttons.net/l/by/3.0/88x31.png" alt="" width="88" height="31" /><strong>Atribución CC BY</strong></div>
</div>

Modificado por última vez en Domingo, 07 Julio 2019 22:41

E. Miguel Díaz de León M.

Licenciado en Biología por la Universidad de Guadalajara - 2010-2015.

Estudiante de Posgrado en Ciencias de La Tierra en UNAM - 2017 - Presente.

Fundador del proyecto Museo Virtual Nacional el cual tiene como objetivo el divulgar y promover la preservación del patrimonio paleontológico de México, la investigación paleontológica y crear, difundir y compartir herramientas para profesionales de la paleontología.

Especialidad

Paleontología de Vertebrados.

Tema de estudio:

Mastozoología del Oligoceno de Oaxaca

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba