Logo Verificiencia

El entramado del movimiento de la "medicina alternativa"

Los reporteros nos preguntan "¿Cuáles son las razones de la popularidad de la 'medicina alternativa' (en adelante "MA" o " MCyA" para medicina complementaria y alternativa)? ¿Por qué ahora?"

La pregunta es desafiante, la búsqueda de respuestas es tentadora y las respuestas son difíciles de fundamentar. Sin embargo, la tentación de responder es irresistible. Como en un entramado, ningún  factor aislado puede explicar todo el fenómeno. Algunos factores son más importantes que otros, algunos son antecedentes, otros son más directos y recientes y algunos se alimentan de otros y luego se combinan con sus antecedentes que nuevamente operan en la actualidad.

Sistemas predisponentes y antecedentes.

Hay una serie de influencias psicológicas y políticas predisponentes. En Norteamérica, estas influencias incluyen la desconfianza en el gobierno, los políticos, los intelectuales, los elitistas, los profesionales y otras autoridades. Otros factores son la desregulación, la pérdida de poder de las agencias gubernamentales, el incremento de los fallos judiciales por daños percibidos y la medicina de "hágalo usted mismo" en Internet.

En Alemania, quizás un factor clave es el sentimiento de unidad con la Naturaleza (Naturphilosophie) requerido para que las acciones sean completas y satisfactorias. Agregue un tinte de la homeopatía de Hahnemann, la medicina antroposófica de Steiner y algunas leyendas místicas. En Gran Bretaña, tal vez sea la tolerancia de lo único, excéntrico y extraño. En Asia, es el sentido de la tradición y la asociación de la espiritualidad y la cosmología con todas las fases de la vida.

Los estadounidenses están enamorados de una mezcolanza de folklore de los países europeos, aderezados en una nueva marca a lo largo de los Siglos XVIII y XIX. Thomson, Kellogg, Post, Graham y Mary Baker Eddy los interpretaron y los combinaron, y los pasaron a través de D.D. Palmer a Jack Lalanne, Andrew Weil y Larry Dossey.

La medicina científica, técnica y profesional tiene unos cien años. Nos separamos lentamente de los métodos populares que se adhieren a la conciencia común. Reflejamos y repetimos las ideas pintorescas y los hábitos irritantes de nuestros padres. Uno de los vestigios en mi familia era que la fiebre provenía de toxinas acumuladas en el colon - noción familiar para los académicos de principios de siglo como una de las premisas básicas de Kellogg, la putrefacción. Su resultado fue el temido enema torturador, un castigo por haber enfermado.

Luego están las costumbres como el uso de grasa animal alrededor del torso y las curaciones con agua (remojos y ritos de purificación religiosa para expulsar a los malos espíritus que habitan en lugares cálidos). Esto atrae a los que quieren explorar el pasado, con la esperanza de encontrar Respuestas a Todo en los misterios, y luego proclamarlas al público no despierto. De acuerdo con historiadores y psicólogos, estas corrientes de necesidad emocional-espiritual son fuertes determinantes del comportamiento. Estamos de acuerdo.

Relativismo cultural

Ya sea una corriente subterránea o una fuerza propulsora (se podría argumentar ambas), la esencia de todos estos asuntos parece conducir a una pérdida de estándares para el pensamiento y la acción, y un desprecio de la disciplina intelectual.

El relativismo cultural nació a principios del siglo XX, en la inocencia de la equidad académica y la objetividad. Su intención era omitir el prejuicio y la emoción en la investigación de otras culturas. Anteriormente, solo se podían leer descripciones exageradas y xenófobas de otras culturas, incluso de nuestras propias subculturas. Los observadores utilizaban términos peyorativos como pintoresco, atrasado, primitivo, pagano, salvaje. El relativismo elevó la antropología cultural de la emocionalidad sesgada de las superculturas y super-razas a entendimientos realistas, libres de juicios y académicamente productivos. Permitió apreciar la sana diversidad de la evolución cultural humana.

Pero el relativismo cultural se aplicó inadecuadamente, como sería usar un destornillador para clavar un clavo. El relativismo se aplicó a los sistemas médicos como si simplemente reflejaran diferencias culturales, en lugar de ser enfoques más o menos útiles para aumentar la salud y la longevidad. La descripción libre de juicios del sistema reemplazó el valor objetivo del sistema para de salud. Los esquemas relativistas ignoran el número de días de enfermedad, el número y el tamaño de las epidemias, las tasas de mortalidad, la duración de la vida, la tasa de curación, la miseria y el dolor. La medida de un sistema médico se valoró de acuerdo su contribución al funcionamiento y la cohesión de la cultura.

Esta desconexión persiste a pesar de los datos científicos sobre los obvios beneficios objetivos de la biomedicina moderna. Los remedios tradicionales sin valor y dañinos se racionalizan como simplemente "diferentes", "alternativos", "tradicionales", "no ortodoxos". La acupuntura, por ejemplo, se racionaliza diciendo que "si ha funcionado durante tres mil años, tiene que aportar algo". Pero "trabajado" nunca se define cuantitativamente. Por supuesto, lo mismo podría decirse de las partes de tigre utilizadas para la potencia masculina. La aniquilación de especies animales salvajes por efectos imaginarios de sus partes entra en la ecuación de beneficio percibido. El relativismo cultural da lugar a esta peculiar ceguera ante las consecuencias desfavorables de quienes favorecen una descripción "sin prejuicios".

En la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia en 1979, los sociólogos convocaron a una conferencia sobre laetrile, un remedio fraudulento contra el cáncer. Los antecedentes criminales de los promotores y las inverosimilitudes bioquímicas del laetrile fueron desestimados; ningún médico, bioquímico o farmacólogo fue invitado a hablar. Un sociólogo comentó, sobre la crítica de otro presentador,  "... El artículo [crítico] del [Profesor]  Rich es el más difícil de tratar, debido al sesgo que percibo...  Su opinión es tan válida como la mía, por lo que presento estos pensamientos como una visión alternativa a considerar... Cualquier análisis del laetrile debe tener algún sesgo; incluso la neutralidad es un sesgo... Cualquier sesgo será tan bueno como  otro... Él debe considerar el grado en que sus percepciones y conclusiones dependen de su sesgo particular en lugar de los 'hechos objetivos'” .

Recibí casi el mismo tratamiento del departamento de sociología de una universidad importante en 1976, cuando presenté las características de culto de la comunidad laetrile y pedí ayuda para investigarla. Los sociólogos sintieron que había poca diferencia entre la sociedad de científicos médicos y la sociedad de defensores del laetrile.

A los ojos imparciales y relativistas del sociólogo médico, incluso los esquemas médicos y los cultos fraudulentos son considerados meramente  como diferencias culturales. Las opiniones educadas de los observadores se convierten en sesgos, ya sea que describan una violación de las leyes de la física, la química y la farmacología, o las leyes locales.

Posmodernismo

El derivado de este relativismo es la visión posmoderna ejemplificada por Michel Foucault, Jacques Derrida, Sandra Harding, Paul Feyerabend y los filósofos de la ciencia. Ellos ven la ciencia y el conocimiento como meras construcciones sociales, en relación con la visión del individuo o la sociedad en la que se crea el conocimiento.

Algunas versiones de la posmodernidad niegan la existencia de un mundo o universo exterior (o enfermedad o tratamiento) que pueda medirse objetivamente y sobre el cual se puede tomar acción razonada. El resultado de esta posición es la disolución de la medición, un mundo sin hechos ni juicio. Gran parte de la comunidad académica de las artes liberales y las ciencias sociales se ha decantado por este este punto de vista durante varias décadas. Dos generaciones de estudiantes educadas así han ocupado puestos en la comunidad legal como abogados y jueces, políticos y funcionarios, y en los medios de comunicación como reporteros, editores y productores. Los administradores de las agencias que otorgan subvenciones, tanto públicas como privadas, basadas en principios relativistas/constructivistas, determinan adónde y a quiénes van las subvenciones para investigación. Antes de solicitar una subvención de los Institutos Nacionales de Salud (en Estados Unidos, NIH por sus siglas en inglés) para estudiar los efectos de las prácticas médicas tradicionales en observancia del tratamiento de la quimioterapia, un miembro del personal me dijo que omitiera la palabra "observancia" si quería recibir fondos.

Los editores y el personal de las revistas profesionales se ven afectados por la camisa de fuerza de la afabilidad. Los cursos en "MCyA" se imparten en la mayoría de las escuelas de medicina sin crítica ni evaluación de validez. El "toque terapéutico" no solo se tolera, sino que se enseña en las escuelas de enfermería.

Dinero

Siempre ha habido un sector de curanderos, aspirantes a doctores, dispuestos a distribuir información por un precio, o simplemente por la autosatisfacción de parecer científicos y médicos de verdad. La razón aparente de su existencia es proporcionar métodos rechazados por la biomedicina científica. Otros fabrican y venden productos con efectos discutibles o nulos, compitiendo con productos farmacéuticos efectivos. Todos han tenido éxito en ganarse a una minoría del público que ahora tiene una firme creencia en el poder de los suplementos, los antioxidantes, el combustible para deportistas, los alimentos para el cerebro y las dietas especiales. Las ventas de librerías sobre salud, nutrición y medicina son altas, y los estantes de revistas se desbordan. La competencia por el espacio es feroz. Siembra han existido buenas ganancias entre los practicantes de la medicina alternativa.

Pero ahora los aspirantes le están dando mordidas de tiburón a la carne de la medicina. Han perfeccionado técnicas de ventas, propaganda, maniobras legales y contribuciones políticas, y han alcanzado niveles importantes de influencia. La industria de los suplementos, por supuesto, influyó en el diputado Bill Richardson y el senador Orrin Hatch, quienes redactaron la Ley de educación y salud de suplementos dietéticos de 1994. El proyecto de ley liberalizó la comercialización de los suplementos y eliminó el control preventivo de la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) sobre productos inseguros. Las compañías ahora comercializan productos sin pruebas de su efectividad e inundan el mercado con hierbas y suplementos no estandarizados, a veces tóxicos.

La quiropráctica organizada y otros gremios ocupacionales buscan repetidamente incrementar el alcance de la práctica, afirmando ser capaces de diagnosticar y tratar como médicos. Las contribuciones políticas de los gremios de practicantes marginales reorientan regularmente las legislaturas.

Las fundaciones privadas financian muchas actividades de "MA" y pueden ser la mayor fuente de financiamiento de "MA". La Fundación Fetzer, de 300 millones de dólares, financió la serie de televisión de Bill Moyers El cáncer y la mente en PBS y el estudio "MA" de Eisenberg en el New England Journal of Medicine en 1993. Todavía financia los cursos de la escuela de medicina Beth Israel/Harvard y otros cursos de posgrado en educación médica, departamentos y proyectos de investigación. La Fundación Laing (de más de un millón de dólares) financió el programa de acupuntura (dolor) de la Universidad de Maryland y otras actividades. La Fundación Rosenthal financia el programa "MA" de la Universidad de Columbia con al menos 750,000 dólares. La Fundación Templeton otorga premios anuales, financia investigación y ayuda a otras organizaciones sin fines de lucro con millones de dólares para apoyar la espiritualidad y la religión en la medicina. Diez millones de dólares se fueron a la Universidad de California este año (N del T: 2001)  por parte de la Fundación Osher para un servicio "altmed". Las dotaciones llegan a cientos de millones de dólares, con una financiación anual que supera los 14-20 millones por año de la Oficina Federal de Medicina Alternativa.

Estas fundaciones son el producto de empresarios acaudalados a quienes les gustaría que la sociedad adopte sus ideologías privadas. Las universidades y las escuelas de medicina con limitaciones financieras aceptan estos fondos en condiciones que no eran aceptables hace una década (N del T: 1990). Hace unos años, la Universidad de Yale rechazó la contribución de un donante conservador por motivos ideológicos y fue aclamada por la comunidad académica.

Propaganda y distorsión del lenguaje

Ahora vemos un nuevo uso de una herramienta antigua utilizada por expertos en la manipulación de la mente pública. Incluso las palabras "holístico", "alternativo", "complementario", "no convencional" y "no ortodoxo" son eufemismos inventados para engañar. Son términos benignos que cubren una amplia gama de prácticas, la mayoría no probadas, dudosas, refutadas, absurdas y fraudulentas. Cualquier político sabe que para ganar las elecciones se debe encontrar un enemigo, aunque sea de paja. El término, "tala, quema y envenena" fue inventado por los defensores del laetrile para degradar la medicina ética contra el cáncer; funcionó y se quedó.

En un extraño giro, sociólogos e historiadores constructivistas de la medicina ya han revisado nuestro análisis de la distorsión del lenguaje en una revista de "medicina alternativa", y han denunciado el uso  de términos realistas como charlatanería, tergiversación y fraude por parte de los "científicos racionalistas" como simplemente perjudicial y parcial. Piden términos más neutrales para describir métodos absurdos como la homeopatía. Así, las cadenas de constructivismo y propaganda se complementan en la trama.

Tergiversación de los resultados de investigación

En el curso de una acción legal, tuve la oportunidad de revisar los principales documentos que los homeópatas consideran favorables a sus ideas. Presentamos algunos análisis de estos documentos en la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés) en 1997, en Skeptical Inquirer (verano de 1997) y en otras revistas. La mayoría de los supuestos informes positivos mostraban defectos graves, incluyendo acontecimientos clínicos seleccionados, análisis de datos agregados como si fueran homogéneos, intervalos de confianza extraordinariamente grandes con significancia mínima, informes selectivos de diferencias en curvas registradas, errores de cálculo y registros incorrectos de datos, omisiones de datos de control y otros datos objetivos, y la combinación de diferentes categorías de enfermedades en metanálisis..  Es inexplicable que no se puedan detectar tales errores en la revisión por pares. Para empeorar las cosas, otro metaanálisis que apareció en Lancet en el otoño de 1997 registró los resultados de los estudios de homeopatía al pie de la letra, a pesar de las fallas de los artículos. El metanálisis es ahora una referencia para la afirmación de que la homeopatía no puede explicarse por completo como la acción de un placebo.

Una vez que las inexactitudes en la "MCyA" se reportan como hechos en la literatura médica, ahí quedan para la posteridad. Incluso Hillary Clinton ha citado el estudio gravemente defectuoso de Byrd sobre la oración de intercesión en la unidad de cuidados coronarios como evidencia de la efectividad de la espiritualidad.

Mal cuidado

Los buenos médicos saben quiénes son los otros buenos médicos. Uno de los factores más oscuros, más secretos y poco mencionados en la controversia de la "MA" es que los defensores de la "MA" no están en los rangos más altos de los buenos médicos. Muchos o la mayoría están probablemente en los rangos más bajos de calidad.

Si bien este es un terreno peligroso, debido a la falta de datos, es evidente que hay algo incorrecto en el criterio de los médicos que se aferran a métodos ideológicos que carecen de validez. Muchos de ellos han sido disciplinados por los consejos médicos. El público generalmente tiene poco criterio para juzgar la calidad de los médicos, y hay poca evidencia de que la publicación de listas de "los mejores médicos" altere el comportamiento del paciente. La mayoría de nosotros queremos que nuestros médicos sean de la mejor calidad, pero aparentemente los clientes de profesionales extravagantes tienen otras agendas en mente.

La prensa

La prensa es la portadora  principal en la propagación de "MCyA" a través de sus informes y declaraciones falsas. Varias veces al año en la mayoría de los periódicos, un reportero novato que se afirma escéptico, consulta a un practicante "alternativo", a menudo un acupunturista, e informa que mejoró alguna agravación crónica. No se informa el hecho de que los estudios controlados demuestran que el método no es efectivo. El artículo tampoco hace un seguimiento de la frecuencia o la magnitud con la que se repite el síntoma durante el próximo año o a cinco años. Estos son hechos que la mayoría de los médicos deben tener y divulgar antes de obtener el consentimiento informado para un procedimiento.

El 3 de julio de 1998, el San Jose Mercury News publicó un pequeño artículo del Washington Post sobre la tasa de infestación del 70% en China rural por varios parásitos, la mayoría gusanos, que provocaba malnutrición, disminución de la inteligencia y debilitamiento general de la fuerza laboral. El artículo estaba enterrado en la última página. El artículo de acupuntura de la semana anterior estaba en la página 1B, completo con una foto de media página. Esta clase de tratamiento editorial es típica.

A menudo la prensa también es estafada. En la edición del 16 de agosto de 1998 de la revista Parade, apareció un artículo sobre las maravillas de la acupuntura, que incluía a una mujer sonriente sometiéndose a una cirugía de tórax con solo acupuntura de oreja como anestesia. La foto parecía ser falsa, al igual que la historia (¿Una cirugía de tórax sin realizar  intubación ni un bypass de corazón o enfriamiento ?). Tales estafas o timos, o sus variantes, están muy extendidas, y la prensa frecuentemente se enamora de ellas.

Entonces, ¿dónde están la acupuntura y la moxibustión cuando los necesitamos? La infestación de gusanos mencionada arriba aparentemente no responde a la "MA". El fracaso de la medicina tradicional china en China y su uso máximo del 18% es un testimonio del éxito de la biomedicina moderna. Pero se supone que esto no interesa al público; al menos parece no interesarle a la prensa.

El artículo típico de "MA" destaca a algunos defensores, pero presenta la visión científica en dos párrafos, generalmente a la mitad o hacia el final del artículo. (En televisión, la visión escéptica o científica se reduce a una o dos segmentos de 15 segundos. El punto de vista de la pseudociencia usualmente recibe la última palabra.) A esto se le llama informe equilibrado.

Los reporteros dicen: "Mi deber es informar, presentar ambos lados y dejar que los (lectores, pacientes, etc.) tomen sus propias decisiones". Aunque el material suele ser falso o tergiversado, los reporteros (como algunos sociólogos) parecen responder a un llamado más elevado. Es una racionalización presuntuosa para evadir una gran responsabilidad social.

Política de fuerza

Tradicionalmente, una característica distintiva de los curanderos ha sido esta: si no pueden probar sus afirmaciones científicamente, utilizan la prensa popular y el cabildeo para obtener privilegios especiales en las legislaturas. En Estados Unidos, veintisiete estados legalizaron el laetrile en los años setenta y ochenta. Siete estados han aprobado proyectos de ley de "acceso a tratamiento médico" (AMT, por sus siglas en inglés). Esto permite que cualquier profesional con licencia practique cualquier método dentro del alcance legal de la práctica, comprobado o no, en cualquier paciente, siempre que se obtenga un "consentimiento informado". Los consejos reguladores, la medicina organizada y las agencias de servicio público se oponen a tales proyectos de ley. (Incluso ahora, la junta de Texas está considerando liberalizar las regulaciones sobre prácticas aberrantes para cumplir con políticas que se asemejan a los proyectos de ley de AMT).

Los grupos de presión de la comunidad "MCyA" apoyan estas políticas y contribuyen con fondos para su aprobación. La presión primaria para los AMT proviene de los practicantes  de la "terapia de quelación". (La quelación es una terapia "alternativa" sin valor para la enfermedad cardíaca y vascular.) Las presiones políticas, no la necesidad pública ni la validez científica, estuvieron detrás del aumento de la quiropráctica, la acupuntura y otros métodos.

Una prueba rápida de la utilidad de una terapia "alternativa" es preguntarse: ¿qué pasaría si esta terapia no estuviera disponible mañana? ¿Cuánto se extrañaría a la acupuntura y la homeopatía? ¿Qué hay de los antineoplastones, la terapia inmuno-estimulante, el laetril y las megavitaminas no supervisadas? Si el público nunca hubiera oído hablar de ellos, la salud común no sufriría ni un poco. Por otro lado, ¿cómo manejaría el público la ausencia de antibióticos, rayos X, anestesia y operaciones importantes?

La credulidad, las percepciones erróneas y la voluntad de creer

Se ha escrito mucho acerca de estos rasgos humanos, tal vez demasiado para realizar una descripción útil aquí. Por eso recomendamos la lectura de varios libros y trabajos de investigación crítica. Pruebe Cómo sabemos lo que no es así por Thomas Gilovich, La psicología de la experiencia anómala de Graham Reed, Cómo pensar en cosas raras por Theodore Schick Jr. y Lewis Vaughn, un gran número de artículos sobre la perseverancia en las creencias de Lee Ross y otros. Sectas en nuestro medio de Margaret Singer, La psicología de la trascendencia  de Andrew Neher, Engaño y auto-engaño de Richard Wiseman, Memoria y Testimonio de testigos oculares de Elizabeth Loftus, y capítulos de James Alcock y Barry Beyerstein en La enciclopedia de lo paranormal. Añada algunos de Martin Gardner y James Randi para exploraciones divertidas de otras rarezas, como los curanderos religiosos.

Así que la trama del movimiento de "MA" es compleja y fuerte, y siempre estará al acecho en nuestros antecedentes, incluso si toda la miseria y la enfermedad humana fueran superadas. Por ahora crece en los intersticios de las debilidades de la medicina científica y ética, y es fertilizado por fallas imaginadas. El movimiento ha avanzado social y políticamente.

Según el profesor Edzard Ernst, de la Universidad de Exeter, la fascinación por la "MA" ha alcanzado su punto máximo en el Reino Unido, y las clases tienen poca asistencia. La Comunidad Europea está a punto (2001)  de considerar la eliminación de muchos métodos de "MA" en las listas para reembolso. El mismo desencanto puede ocurrir en Estados Unidos dentro de unos pocos años. Sin embargo, podemos aprender de la existencia de la MA y sus éxitos sociales. Podemos estudiar la mala interpretación de los eventos y la formación de creencias, aumentar nuestra comprensión de los movimientos sociales y, quizá, extraer pequeños granos de beneficios, aunque sean solo psicológicos, en algunos métodos.

El desafío aquí es que aumentemos nuestras habilidades para observar, medir, registrar, analizar y razonar, y no permitir que los agujeros en nuestro tamiz de realidad se amplíen hasta que perdiamos el control.

Sobre el autor

El Dr. Sampson, especialista en cáncer jubilado, edita la Scientific Review of Alternative Medicine (Reseña científica de medicina alternativa). Es profesor clínico de medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y ha sido presidente de la junta del Consejo Nacional contra el Fraude en la Salud.

Aviso de copyright

Este artículo fue publicado en la edición de otoño/invierno de 1998 de la revista Scientific Review of Alternative Medicine. (© 1998 Prometheus Books, todos los derechos reservados).

Este artículo fue publicado el 21 de junio de 2001.

Modificado por última vez en Martes, 10 Septiembre 2019 01:30

Información adicional

  • Traducción: Tadeo Martínez
  • Edición / Revisión: Gustavo Rodag / Samantha McDermoth

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Más en esta categoría:

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • ¿Que la quimioterapia no funciona? No tan rápido…

     Una afirmación favorita de los curanderos del cáncer (de curanderos de todos tipos, en realidad) es que la quimioterapia no funciona. Una variante de esta afirmación es lo que llamo el "gambito del 2%". Básicamente, esta táctica afirma que la quimioterapia sólo es efectiva en un 2%. No es sorprendente que la evidencia que respalda el "gambito del 2%" sea un estudio altamente defectuoso, lo mismo que la evidencia utilizada por los curanderos para argumentar que la quimioterapia no funciona.

  • OVNIS en Oaxaca

    Ya es fin de semana, y es momento de repasar brevemente las últimas noticias sobre ese curioso y fascinante mundo de la venta de humo, el embuste paranormal y los negocios de la pseudociencia, los cuales suelen ser bastante redituables para sus promotores pero perjudiciales para sus clientes. Esta semana se viralizó un vídeo corto sobre un supuesto OVNI en el pueblo de San  Agustín de las Juntas, en Oaxaca, México.

  • Desmintiendo el mito de que "solo se comprueba el 10-20% de los procedimientos médicos"

    Los críticos de la medicina estándar a veces citan un informe de la OTA (Oficina de Evaluación de Tecnología de los Estados Unidos, que operó de 1972 a 1995) que en 1978 afirmaba que "solo del 10 al 20 por ciento de los procedimientos que se usan actualmente en la práctica médica han demostrado ser eficaces mediante un ensayo controlado" [1]. Algunos promotores de prácticas "alternativas" no probadas citan esta estadística para justificar sus actividades.

  • Terapias cuestionables para el cáncer

    La Sociedad Americana del Cáncer (ACS por sus siglas en inglés) ha definido métodos cuestionables como prácticas habituales, pruebas clínicas o modalidades terapéuticas que se promueven para uso general para la prevención, diagnóstico o tratamiento del cáncer. Estas  se considera que no tienen evidencia de valor real ,

  • Charlatanería Gastrointestinal

    Artículo original en ingles por Stephen Barrett, MD

    La importancia de la "regularidad" para la salud en general ha sido sobrevalorada durante miles de años. Los antiguos egipcios asociaban las heces con la descomposición y usaban enemas y laxantes generosamente. En tiempos más recientes, esta preocupación ha sido plasmada en el concepto de "autointoxicación" y ha sido promovida mediante advertencias contra la "irregularidad". [1]

    La teoría de la "autointoxicación" establece que el estancamiento del intestino grueso (colon) produce toxinas que se absorben y envenenan el cuerpo. Algunos defensores de esta idea describen el intestino grueso como un "sistema de alcantarillado" que se convierte en un "sumidero" si se descuida. Otros defensores afirman que el estreñimiento provoca la acumulación de heces endurecidas durante meses (o incluso años) en las paredes del intestino grueso y evita su absorción o eliminación adecuada. Esto, dicen, hace que los alimentos permanezcan sin digerir y los desechos de la sangre sean reabsorbidos por el cuerpo [2].

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba