Logo Verificiencia

Suplementos minerales coloidales: Innecesarios y potencialmente peligrosos

 Los promotores de los minerales coloidales quieren que la gente crea que la causa generalizada de enfermedades es la deficiencia de minerales. Para contrarrestar este supuesto problema, están comercializando productos que se dice que se obtiene por medio del proceso de  lixiviación  (N del E, un proceso usado en minería que usa sustancias químicas para disolver y extraer los metales de los minerales) del esquisto en el  Emery Coal Field del centro de Utah.

Según varios argumentos de venta, el Jefe Soaring Eagle, un anciano curandero de Paiute, le informó a un ranchero enfermo, llamado Thomas Jefferson Clark, sobre una corriente de agua “curativa”. Las aguas milagrosas eran bien conocidas por los nativos locales que, supuestamente, se habían beneficiado de ellas durante cientos de años [1]. Clark bebió esa agua y rápidamente se recuperó de su enfermedad. Intrigado, siguió la corriente hasta su fuente en lutitas ricas en esquisto orgánico. Para 1931, después de varios años de experimentos, vendió su propia marca de tónicos ricos en "minerales coloidales". A medida que se corrió la voz, nació una leyenda menor. Light Energy Productions ha registrado en una cuenta las muchas aventuras de Clark [2]. Curiosamente, según un artículo en la revista Self, los actuales Paiutes nunca han oído hablar del Jefe Soaring Eagle o de los famosos poderes curativos de sus aguas ancestrales [3].

El promotor más notorio del mineral coloidal es el Dr. Joel D. Wallach, médico veterinario,  quien afirma que los estadounidenses necesitan desesperadamente sus minerales. Wallach tiene una larga historia de participación en esquemas dudosos de atención médica, como el tratamiento laetril para el cáncer, así como las terapias de quelación y peróxido de hidrógeno para tratar la enfermedad de las arterias coronarias. También ha presentado un programa de radio AM en San Diego, titulado "Let's Play Doctor" (Juguemos al doctor) y ha practicado brevemente la naturopatía en el Hospital Kurt Donsbach de Santa Mónica. Su cinta de audio ampliamente distribuida  llamada "¡Los médicos muertos no mienten!" [4] contienen citas del documento del Senado de los Estados Unidos 264:

[La erosión y los métodos de cultivo imprudentes] han convertido los suelos en sitios  agotados en minerales, los cuales dan como resultado plantas, ganado y personas deficientes en minerales… El hecho alarmante es que los alimentos que ahora se cultivan en millones de acres de tierra que ya no contienen suficientes minerales nos están matando de hambre, sin importar cuánto comamos. Ningún hombre de hoy puede comer suficientes frutas y verduras para abastecer su sistema con los minerales que necesita para una salud perfecta porque su estómago no es lo suficientemente grande como para contenerlos... Las pruebas de laboratorio demuestran que las frutas, verduras, granos, huevos, e incluso la leche y las carnes de hoy, no son lo que eran unas generaciones atrás... Es una mala noticia aprender de nuestras principales autoridades que el 99% de los estadounidenses tienen deficiencias en estos minerales [74º Congreso, 2ª sesión, 1936].

La cita mencionada es genuina, pero no surgió, como suelen implicar los promotores de minerales coloidales, de un estudio de investigación del gobierno. De hecho, es simplemente una reimpresión de un artículo de opinión sin fundamento, que apareció originalmente en la edición de junio de 1936 de la revista Cosmopolitan, y fue colocado en el registro del Congreso por un senador de Florida [5]. La mayoría de los estadounidenses no mueren de hambre lentamente ni mueren por deficiencia de minerales.

Algunos promotores utilizan "Cuestionarios de sintomatología" fraudulentos para evaluar problemas de salud supuestamente relacionados con la deficiencia de minerales. La prueba hace más de 1,000 preguntas sobre síntomas físicos y psicológicos. Por lo que puedo decir, todos los que lo tomen serán informados que necesitan suplementos. La prueba cuesta $125 dólares americanos, pero es gratis si se compran los minerales coloidales.

En la actualidad, cinco minas [6] en el condado de Emery, Utah, suministran a granel los lixiviados de esquisto a tres fabricantes principales [7];  una red de distribuidores multinivel los re-empaqueta y se venden como productos distintos. Daddy Dearest 1-9/Blackhawk Minede TJ Clark & Co., que comenzó estas operaciones a finales de la década de 1920, es la fuente de "BHI Lifeminerals", "Toddy", "Golden Minerals" y otras líneas de productos. La compañía Clark controla arrendamientos por un total de aproximadamente 20 acres y ha establecido importantes distribuidores en el extranjero. En un esfuerzo por distinguirse de una serie de competidores recientes, minimiza los orígenes del esquisto de su producto y ha acuñado el término "PolyfloraminTM" (literalmente "muchos minerales vegetales") para describirlo. Su principal rival, la mina Body Toddy de Rockland Corporation, abrió en 1985, y fabrica productos para las marcas American Longevity, Body Systems Technology, Source of Health y LifePlus. Rockland posee actualmente 1,000 acres de arrendamientos de esquisto bituminoso en el condado de Emery y una nueva instalación de producción y embotellado en Tulsa, Oklahoma. Se estima que sus reservas son de 320 millones de toneladas métricas de esquisto, suficientes para 950 mil millones de galones de producto. Rockland no tiene reparos en mostrar la fuente de sus productos: varias fotos en color de las operaciones mineras se muestran de manera destacada en su página de inicio. Por otro lado, New Vision International y Nature's Sunshine se han negado a revelar la fuente del lixiviado que utilizan en sus productos.

En todas las operaciones, el esquisto (a menudo denominado "un depósito especial de la selva tropical antigua") se extrae y se tritura hasta obtener una consistencia similar al polvo; posteriormente se coloca en grandes depósitos de acero inoxidable. Las tinas se sumergen en "agua fría, libre de contaminantes". Muchos distribuidores enfatizan estas condiciones para contrarrestar las afirmaciones de que los ácidos, los solventes y las altas temperaturas arruinarán las propiedades especiales de los minerales. Los competidores sin nombre son acusados rutinariamente de utilizar métodos rápidos para forzar la extracción de minerales. Después de 3-4 semanas, durante las cuales los componentes solubles en agua de la lutita entran en la solución, el lixiviado, de sabor amargo, se extrae, se filtra y está listo para la producción de tónico, cápsulas y polvo para consumo oral. En función del proceso de filtración utilizado, una cantidad variable de partículas insolubles suspendidas en el lixiviado pasará al producto final. Los anuncios indican que los suplementos coloidales contienen 75 "minerales". En realidad, son elementos que se presentan en varias formas minerales: Ag, Al, As, Au, B, Ba, Be, Bi, Br, C, Ca, Cd, Ce, Cl, Co, Cr, Cs, Dy, Er, Eu, F, Fe, Ga, Gd, Ge, H, Hf, Hg, Ho, I, In, Ir, K, La, Li, Lu, Mg, Mn, Mo, N, Na, Nb, Nd, Ni, O, Os, P, Pb, Pd, Pr, Pt, Re, Rh, Ru, S, Sb, Sc, Se, Si, Sm, Sn, Sr, Ta, Tb, Te, Th, Ti, Tl, Tm, V, W, Y, Yb, Zn y Zr. Algunos distribuidores modifican sus tónicos con saborizantes y/o aditivos nutricionales, pero la mayoría los vende directamente y enfatizan su calidad "totalmente natural".

Mucho bombo

Los partidarios de Wallach con frecuencia lo describen como un nominado al Premio Nobel [8]. En realidad, fue "nominado" en 1991 por su "investigación" sobre la fibrosis quística por la Asociación de Médicos Eclécticos, un grupo naturista sin antecedentes científicos. Los resultados de su investigación [9] no fueron válidos, porque las personas que estudió fueron autoseleccionadas y no aleatorizadas; no siguió un protocolo apropiado de recolección de datos; sus diagnósticos se hicieron con un cuestionario, y su informe hizo afirmaciones sobre otros datos que no estaban respaldados o no tenían referencia. El Comité Nobel no dio crédito a la "nominación" de Wallach y, en un movimiento sin precedentes, negó oficialmente que alguna vez fuera un candidato legítimo [10,11].

Wallach afirma que: (a) “vivimos en una ‘sopa química’ y estamos siendo bombardeados por un estrés electrónico, magnético, físico y mental, con el que nuestros antepasados no tuvieron que lidiar; (b) "la mayoría de las enfermedades son síntomas de deficiencias minerales y son prácticamente 100% prevenibles”; (c)" la mayoría de las personas que mueren por causas naturales, en realidad mueren por una deficiencia mineral; y (d) "De hecho, la mayoría de nosotros estamos muriendo lentamente de hambre". [4] Presumiblemente, sólo los suplementos minerales coloidales pueden rescatarnos de estos problemas extremos.

Wallach tiene un estilo hogareño y es un orador convincente. En las cintas "¡Los médicos muertos no mienten!", hace la pregunta: "¿Son importantes estos minerales coloidales? Apuesta a que tu vida es importante, y cada vez que no los tomas, te cortas unas horas o unos días de vida " [4]. Según los informes, recauda una regalía de 25 centavos por cada uno de los millones de cintas vendidas a distribuidores y clientes [3].

El Dr. John H. Renner, presidente del Consejo Nacional contra el Fraude a la Salud, ha caracterizado con precisión la cinta de Wallach como plagada de distorsiones, ciencia falsa y mentiras descaradas [3]. Las muchas declaraciones extravagantes que Wallach ha hecho en su cinta y en conferencias públicas incluyen:

 

Afirmación

Hecho

  • “Dado que los médicos tienen una esperanza de vida de solo 58 años, ¿cómo puede confiar en ellos para mantener su salud?”.
  • En realidad, los médicos tienen una mayor esperanza de vida (un promedio de 75-88 años) que la población general [12].
  • “La amalgama de mercurio utilizada en empastes dentales causa esclerosis múltiple”. 
  • No está sustentado con la investigación clínica.
  • “Muchos estadounidenses sufren de ‘enfermedad de malabsorción’.
  • Existen ciertas enfermedades en las que las personas tienen dificultades para absorber nutrientes. Sin embargo, Wallach se refiere a una condición inexistente que, como la idea desacreditada de autointoxicación, se basa en conceptos que ignoran la investigación científica sobre el funcionamiento del tracto gastrointestinal.
  • “La fibrosis quística es prevenible y 100% curable en sus primeras etapas”.
  • -Esta afirmación es completamente infundada.
  • “Cinco culturas en todo el mundo tienen una esperanza de vida promedio de 120-140 años. La clave de su longevidad es el consumo de aguas minerales coloidales ’leche de glaciar’)”. 
  • No existen tales culturas de larga vida.
  • Afirma haber escrito más de 70 artículos en revistas revisadas por pares, así como varios textos médicos
  • Las búsquedas de índices estándar han arrojado solo un puñado de publicaciones, casi todas de dudosa calidad [9,10].
  • Afirma haber realizado 20,500 autopsias de animales y humanos mientras trabajaba como veterinario en St. Louis
  • Incluso si se permitiera a los veterinarios y naturópatas realizar autopsias humanas (lo cual no es así), Wallach habría tenido que realizarlas a razón de 6 por día, 5 días a la semana, durante 12 años, además de sus otros deberes y durante la escritura de sus supuestos numerosos artículos (aunque inaccesibles).

  • “Las vitaminas estándar no se digieren y se pasan a las heces aún en forma de tabletas”.
  • Una anécdota sin fundamento.
  • Afirma que el 50% de los estadounidenses de 70 años tienen la enfermedad de Alzheimer.
  • La cifra real para los estadounidenses entre 65-74 años de edad es 3.9% [13].
  • Afirma haber curado casos de Alzheimer porcino
  • Los cerdos no desarrollan la enfermedad de Alzheimer.
  • “El cabello canoso y las arrugas faciales a cualquier edad se deben a una deficiencia de cobre”. 
  • Esta afirmación no está sustentada en investigaciones clínicas.
  • “La miocardiopatía es únicamente el resultado de una deficiencia de selenio”.
  • La miocardiopatía es un grupo de trastornos del músculo cardíaco, que tiene diversas causas
  • “Todos los aneurismas (más de 40 tipos diferentes) se deben a una deficiencia de cobre”.
  • Esta afirmación no está sustentada en investigaciones clínicas.
  • “La calvicie de patrón masculino se debe a una deficiencia de estaño
  • Esta afirmación no está sustentada en investigaciones clínicas. 
  • “La parálisis de Bell es el resultado de una deficiencia de calcio”. 
  • La causa habitual es la compresión del nervio facial.
  • “La diabetes y la hipoglucemia se deben a deficiencias de vanadio y cromo”.  
  • Esta afirmación no está sustentada en investigaciones clínicas.
  • “El consumo de sodio no está relacionado con la presión arterial alta en humanos”. 
  • Como evidencia, señala que las vacas suelen lamer piedras de sal, pero no sufren de presión arterial alta. Los animales deben lamer sal según sea necesario, para evitar la deshidratación. La ingesta de sodio afecta la presión arterial en personas sensibles a la sal.
  • “La enfermedad periodontal es el resultado de una deficiencia de calcio y no está influenciada por la calidad de la higiene bucal”.
  • Esta afirmación no está sustentada en investigaciones clínicas.
  • “Todo dolor lumbar se debe a la osteoporosis”. 
  • Una idea absurda; las causas más comunes son las tensiones musculares y de ligamentos por sobreesfuerzo
  • “Los minerales metálicos (es decir, vitaminas y minerales regulares) se absorben tan solo en un 8-12%, mientras que los minerales coloidales se absorben en un 98%. 
  • Ningún dato respalda tal afirmación; las cifras parecen haber sido inventadas [14].
  • “El cuerpo humano transporta, almacena y utiliza minerales en forma coloidal”. 
  • Esto simplemente no es cierto; los minerales se encuentran inevitablemente como sales minerales, añadidas en proteínas o lípidos, o como componentes enzimáticos y hormonales.

Cuando el alcance de las declaraciones erróneas de Wallach se hizo público, TJ Clark & Co. terminó su relación comercial con él. Hasta ese momento, Wallach había estado afirmando que solo el lixiviado de la mina de Clark era efectivo para tratar las deficiencias minerales. Sin embargo, después de esta caída, Wallach revisó su opinión "científica" y rápidamente pasó a buscar nuevos socios. Después de problemas adicionales, Soaring Eagle Ventures cortó sus lazos con Wallach a principios de 1997 y prohibió cualquier uso adicional de sus materiales promocionales por parte de sus distribuidores. Actualmente, Wallach está colaborando con Ma Lan, un médico con educación china que sospecho que no tiene licencia para practicar medicina en los Estados Unidos [11]. Wallach también comenzó su propia compañía, American Longevity, cuya página de inicio lo muestra vestido con un sombrero de vaquero, una camisa con la bandera estadounidense y una sonrisa de bienvenida. Debajo de él está el lema de la compañía: "Si no ves mi cara en la botella, no sabes lo que estás recibiendo".

La literatura promocional empleada por otros distribuidores de minerales coloidales es igualmente errónea. Por ejemplo, muchos confunden los términos elemento y mineral. Los elementos son los componentes fundamentales de los que se componen todas las sustancias. Los minerales son sustancias inorgánicas homogéneas de origen natural con una composición química específica y una estructura cristalina, color y dureza características [15]. Los minerales están compuestos de elementos. Por ejemplo, la sílice mineral está compuesta por los elementos silicio y oxígeno. Los promotores de los minerales coloidales usan estos términos de forma intercambiable. También emplean el término inapropiado "minerales metálicos", supuestamente ineficaces,  para distinguirlos de sus minerales coloidales "a base de plantas". La distinción es espuria, porque la mayoría de los minerales coloidales en el lixiviado provienen de la matriz sedimentaria del esquisto mismo (es decir, los mismos "minerales metálicos" que estos promotores condenan). El punto principal, oculto por todo este bombo, es que no hay absolutamente nada especial sobre los minerales coloidales. Un coloide es simplemente cualquier sustancia cuyo tamaño de partícula es lo suficientemente pequeño como para mantenerlo suspendido en un líquido o gas, pero lo suficientemente grande como para evitar o retrasar su paso a través de una membrana semipermeable [15].

Varios promotores no están de acuerdo sobre la "ciencia" básica detrás de sus suplementos. TJ Clark & Co. afirma que los minerales coloidales "producen las frecuencias eléctricas correctas que son compatibles con las frecuencias eléctricas del cerebro y el sistema nervioso del cuerpo humano... y atraen toxinas y metales pesados del cuerpo y los expulsan". Tales declaraciones son tonterías pseudocientíficas. Irónicamente, Clark ha acusado a los competidores de emplear "palabrería pseudocientífica y publicidad exagerada". La mayoría de los competidores de Clark afirman que los minerales coloidales fortalecen y rejuvenecen el cuerpo, aumentan la longevidad y el nivel de energía. La mayoría de los fabricantes también insinúan que sólo ellos tienen los minerales adecuados y el proceso secreto y patentado que da como resultado un producto efectivo, y que todos los demás son un fraude. Clark da a sus distribuidores "certificados de autorización" firmados como garantía de que han comprado el artículo genuino. Antes de separarse de TJ Clark & Co, Wallach se retrató a sí mismo como un "experto imparcial" mientras promocionaba exclusivamente la mina en la que tenía un interés financiero [11]. Hoy, muchos distribuidores independientes están haciendo circular copias de la cinta de Wallach menos los últimos dos minutos en los que había especificado que los productos de Clark eran los únicos efectivos.

Los fabricantes tampoco están de acuerdo sobre la naturaleza del esquisto utilizado para la lixiviación. TJ Clark & Co. afirma que sus productos no contienen humus ni esquisto, a pesar de que está registrado en el Estado de Utah como una operación minera de esquisto húmico [6]. Algunos promotores afirman que los depósitos de esquisto estaban cubiertos ligeramente por 20-30 pies (unos 10 m) de arenisca, "lo suficiente para proteger el depósito, pero no lo suficiente como para causar calor y presión excesivos que habrían alterado esta forma pura de los minerales". Otros afirman que el antiguo bosque estaba cubierto por gruesos depósitos de arena, barro y lava que ejercían grandes presiones sobre la materia vegetal pero no la modificaron. Todas estas ideas son falsas, inexactas o simplemente no tienen sentido. A pesar de las afirmaciones contrarias, todos estos productos derivan de una capa de esquisto carbonoso de 30 pies de grosor entrelazada con carbón bituminoso que se depositó durante el período Cretácico, hace unos 90 millones de años [16,17]. El rango bituminoso de los carbones entre capas indica que estas formaciones fueron sometidas a presiones y temperaturas significativas de al menos 100-150 °C durante un período prolongado de tiempo [18]. Y al menos un distribuidor afirma que el material del Cretácico para el elixir de su compañía, tiene solo 2.000 años.

Los distribuidores suponen con razón que los consumidores, preocupados por su salud, encontrarán más atractivas  frases como "selva virgen antigua", "prístina" y "natural" que "carbón", "lutita" y "minería de superficie". LifePlus, fabricante de las cápsulas de lixiviado en polvo MICRO-MINS y de la bebida de lixiviado con sabor a BERRY'D TREASURE, se jacta de que sus minerales son los mismos responsables del espectacular tamaño de los dinosaurios y árboles del Cretácico. Como señalan los anuncios: "Este fue un momento en que gran parte de la Tierra todavía pudo haber estado en un 'Jardín del Edén' o en un estado muy rico, vibrante y prístino". A los promotores les gusta que las personas crean que si estos minerales podían producir la fabulosa flora y fauna prehistórica, entonces pueden proporcionarles beneficios para la salud. Algunos distribuidores suministran un análisis de laboratorio de sus productos [19-24].

Muchos de ellos brindan testimonios de que las personas que toman minerales coloidales han experimentado mejoras en condiciones, tales como presión arterial alta, ardor de estómago, tobillos torcidos, SIDA, pérdida de cabello, úlceras perforadas, reumatismo, granos, leucemia e impotencia. Sin embargo, el uso de testimonios relacionados con enfermedades para promover productos de suplementos es ilegal. La FDA ha propuesto prohibir la venta libre de productos de plata coloidal [25].

Si bien es cierto que una salud óptima depende en gran medida de una ingesta adecuada de nutrientes esenciales, menos de 20 elementos relacionados con los minerales son esenciales para los humanos [26-30]. El papel exacto de otros oligoelementos, así como nuestra ingesta de estos micronutrientes de las comidas preparadas, queda por aclarar [30]. Sin embargo, no hay absolutamente ninguna evidencia de que la deficiencia de minerales sea una causa básica de enfermedad. De hecho, los datos disponibles refutan la afirmación de que nuestro suministro de alimentos es "deficiente en minerales" y demuestra que ladieta estándar generalmente contiene cantidades de elementos traza muy superiores a las suministradas por suplementos minerales coloidales [19-24,31-33]. Finalmente, mi propia búsqueda en las bases de datos de literatura médica y nutricional durante los últimos cuarenta años no produjo un solo estudio que mostrara que los suplementos minerales coloidales son útiles.

Posibles riesgos

Por supuesto, esto no implica que estos suplementos sean seguros para el consumo humano. Se debe evitar la ingestión de cantidades innecesarias de todos los oligoelementos porque muchos no se excretan fácilmente y todos pueden tener efectos tóxicos cuando se consumen en grandes cantidades o por un período prolongado de tiempo [3,34]. Es más importante, sin embargo, que los promotores minerales coloidales parecen ignorar el hecho de que sus productos pueden contener compuestos orgánicos peligrosos. Por ejemplo, una dosis diaria de Doc's Mineral Rocks contiene 7,2 mg de carbono orgánico total no identificado [20]. Está bien establecido que el agua subterránea puede lixiviar compuestos orgánicos tóxicos de depósitos sedimentarios como el carbón, el esquisto y el lignito. En muchos lugares,las  condiciones geoquímicas específicas han provocado la lixiviación de compuestos orgánicos tóxicos en los suministros de agua potable con la enfermedad resultante. Por ejemplo:

  • Vínculos entre el bocio endémico y la contaminación de agua potable con hidrocarburos sulfurados lixiviados de depósitos de carbón y lutita en Colombia y los Estados Unidos [35-37].
  • Los análisis que muestran niveles elevados de radón en las aguas potables de Texas han implicado lignitos y otras acumulaciones de hidrocarburos a medida que se sospecha que el radionúclido se hunde [38].
  • Existe sospecha de vínculos entre el esquisto blanco moteado rico en kerógeno en Saskatchewan (Canadá) y los patrones de distribución de esclerosis múltiple [39,40].
  • Se sospecha de vínculos entre los carbones y las lutitas de bajo rango degradados y la aparición de una enfermedad renal incurable, conocida como nefropatía endémica de los Balcanes [41,42].
  • Complicidad hipotética de los lignitos de Dakota del Norte / del Sur y las turbas de Alaska / Maine / Minnesota con la alta incidencia de cáncer urotelial en esos estados [41].
  • Existen correlaciones entre las tasas de mortalidad por cáncer digestivo en Missouri y el consumo de agua potable de carbón y estratos con lutitas [43].

Los extractos minerales coloidales tienen un tinte amarillo distintivo, que indica la presencia de materia orgánica disuelta. Al menos un fabricante, Rockland Corporation, se enorgullece del color dorado oscuro de su producto. Aunque las concentraciones de compuestos orgánicos peligrosos pueden ser bajas, la exposición a largo plazo y/o la acumulación en los tejidos corporales pueden eventualmente provocar enfermedades. Los carcinógenos sospechosos y probados como los HAP, las aminas aromáticas y los aminofenoles son el resultado de la coalificación  (transformación de la materia orgánica en carbón mineral) parcial de sustancias aromáticas en tejidos de plantas leñosas [41,44,45]. Dichos compuestos pueden desencadenar mutaciones genéticas y/o cromosómicas y una expresión génica alterada, que son  factores importantes en el desarrollo de cáncer. Los HAP también exhiben la capacidad de modular la transducción de señales entre las células, lo que puede tener graves consecuencias negativas para la salud [46]. Además de la carcinogenicidad, los extractos de esquisto poseen propiedades estrogénicas de bajo orden. Muchos compuestos orgánicos también pueden contribuir a la activación no deseada del sistema inmune. Dado que las enfermedades pueden ser causadas por múltiples factores, los efectos adversos a largo plazo de los productos minerales coloidales pueden no ser fácilmente identificables. Irónicamente, aunque los tónicos en sí mismos no están regulados, el escurrimiento de aguas superficiales de las operaciones mineras se remedia habitualmente debido a su amenaza para la vida vegetal y animal.

Decenas de miles de estadounidenses están siendo utilizados como sujetos involuntarios en una prueba indocumentada de seguridad. Algunos científicos están especialmente preocupados por la administración generalizada de estos productos a niños. Desafortunadamente, dado que los minerales coloidales se clasifican como suplementos dietéticos, no se requieren pruebas de seguridad o eficacia antes de su comercialización. Solo se pueden tomar medidas para prohibir su venta si se demuestra que los productos están adulterados , mal etiquetados o que se hayan hecho declaraciones de tratamiento médico específicas para ellos. El primer suplemento mineral coloidal vendido comercialmente, que Rockland Corporation introdujo en 1984, fue prohibido debido a su toxicidad [47]. Llamado "Body Toddy", fue reformulado, renombrado como "Mineral Toddy" y actualmente se comercializa como "Body Booster".

 El uso de suplementos dudosos y las opiniones infundadas sobre el cuidado de la salud son un factor importante que puede retrasar  la búsqueda de tratamiento médico oportuno. También son una pérdida de dinero. La dosis promedio recomendada de la mayoría de los minerales coloidales cuesta aproximadamente $360 dólares americanos por persona por año. Finalmente, la charlatanería generalizada asociada con los minerales coloidales indudablemente disuade a los profesionales de examinar el tema simplemente por el estigma que se le atribuye. Siempre existe el potencial de que dicha investigación pueda haber generado información útil.

Según las cifras disponibles más recientes, la minería es la industria más grande del condado de Emery y contribuye con un tercio de sus ganancias [48]. A juzgar por la reciente expansión a gran escala de las instalaciones de minería y procesamiento [16], así como por las estadísticas de ventas brutas en los últimos años, parece que los suplementos minerales coloidales son actualmente una fuente de dinero redituable. Se dice que Soaring Eagle Ventures está recaudando $3 millones de dólares por mes; New Vision afirma tener ventas mensuales de 2-3 veces esa cantidad [3]. Los productos se anuncian como un camino seguro hacia el éxito financiero en cientos de sitios de Internet. El argumento de venta es siempre el mismo: conviértase en un distribuidor independiente, trabaje a tiempo parcial y gane mucho dinero extra. Parece que aparecen nuevos sitios durante la noche como hongos, mientras que las nuevas aplicaciones (minerales coloidales para sus mascotas y jardín) ofrecen más beneficios. Una botella de lixiviado de 16 onzas comprada directamente en la planta en Emery por $12 dólares puede generar una ganancia de $20 en Salt Lake City y más de $30 + en Internet [1,16]. Todo esto a pesar de ser un producto no probado, con riesgos potenciales para la salud, reclamos publicitarios falsos y una plaga de escándalos recientes (demandas, acusaciones de tónicos diluidos, etc.) [10].

Algunos distribuidores de minerales coloidales han ampliado el alcance de sus actividades. Uno ya ha comenzado a promover el último "avance de la salud" del siglo. Los tónicos minerales iónicos WaterOz (producidos por un "nuevo proceso muy técnico y revolucionario") reemplazarán los minerales coloidales que son tan ineficaces como los suplementos minerales "normales". Y así, el Barco de los Locos se prepara para salir del puerto una vez más...

Para más información

Acerca del autor

El M.C.. James Pontolillo es un científico investigador con más de diez años de experiencia en los campos de geología, petrología orgánica y geoquímica orgánica. Se publicó una versión anterior de este artículo como: “Pontolillo J. Better Living through Shale Leachate” TSOP Newsletter 14 (1) 1: 4-7, 1997.

 

Referencias

  1. Assorted promotional literature downloaded from the Internet (LifePlus, KareMor, New Vision, Higher Ideals, Soaring Eagle Ventures, Advanced Bio Company, Organic Planets, Thomas J. Clark & Company, The Rockland Corporation, etc.). When quoting from these materials no distinction has been made as to the exact source, since most manufacturers and distributors employ virtually identical literature. Uncredited quotations hereafter refer to this note.
  2. The Legend of T.J. Clark (90-minute audiocassette). Light Energy Productions.
  3. Alexander B. Colloidal minerals are flying off the shelves of health food stores -- and could be dangerous, Self Magazine, March 1997.
  4. Wallach J. Dead Doctors Don't Lie! Audiotape, 1995. An ad in the May/June 1998 issues of Wallach's magazine Health Consciousness states that seven million of the tapes have been sold.
  5. "Dead Doctors" doesn't die. National Council Against Health Fraud Newsletter, Jan/Feb 1998.
  6. Body Toddy/Rockland Mine (Miracle Rock Mining & Research); Miller Rock/Bret Clark Mine (Hub Research & Development Co.); Daddy Dearest 1-9/Blackhawk Mine (Thomas J. Clark and Co.); Co-op Placer Project Mine (Co-op Mining Company/Stoddard); and Number 1 Clark Mine (Robert L. Clark). Source: Utah Division of Oil, Gas & Mining; Shale Operators in Emery County; and correspondence to author from Joelle Burns dated 10/21/98.
  7. Soaring Eagle Ventures (San Diego, CA); New Vision International (Tempe, AZ); The Rockland Corporation (Tulsa, OK).
  8. "Who is Dr. Joel Wallach?" (An Internet posting of biographical excerpts from the preface to Wallach JD, Lan M. Rare Earths: Forbidden Cures? Bonita, CA: Double Happiness Publishing Company, 1994.
  9. Wallach JD, Garmaise B. Cystic fibrosis - A perinatal manifestation of selenium deficiency. In Hemphill DD, editor. Trace Substances in Environmental Health XIII. Proceedings of the 13th Annual Conference on Trace Substances in Environmental Health, University of Missouri-Columbia, June 4-7, 1979, pp 469-476.
  10. Joel D. Wallach, The Mineral Doctor. In Carroll RT. The Skeptic's Dictionary.
  11. Dead doctors don't lie! But this living veterinarian does! National Council Against Health Fraud Newsletter, March/April 1996.
  12. Goodman LJ. Longevity and mortality of American physicians, 1969-1973. Milbank Memorial Fund Quarterly: Health and Society 53(3):353-375, 1975.
  13. Evans D and others., Estimated prevalence of Alzheimers Disease in the United States. Milbank Memorial Fund Quarterly: Health and Society 68(2):267-287, 1990.
  14. Colloidal minerals. National Council Against Health Fraud Newsletter, Jan/Feb 1997.
  15. Webster's II University Dictionary. Boston: Riverside Publishing Company, 1988.
  16. Garrison J. Correspondence to the author. The Ferron Group (Emery, Utah).
  17. Doelling HH. Central Utah Coal Fields (Sevier-Sanpete, Wasatch Plateau, Book Cliffs and Emery). Utah Geological and Mineralogical Survey, Monograph Series No. 3, 1972.
  18. Stach E and others. Stach's Textbook of Coal Petrology. Berlin: Gebruder Borntraeger, 1975.
  19. MIN RA SOL, Jacob's Enterprises Certificate of Analysis #88-008094 (downloaded from Internet -- no longer accessible).
  20. Laboratory analysis of Doc's Mineral Rocks, Higher Ideals Web site. Western Analysis, Inc.; Salt Lake City, UT; sample #57898. (In 1999 the operator of this site notified Quackwatch that, "I DO have higher ideals than some persons and no longer am affiliated with the nutritionals market."
  21. Laboratory analysis of Source of Health Colloidal Trace Minerals. Western Analysis, Inc.; Salt Lake City, UT; sample #53416.
  22. Laboratory analysis of Clark's Original Mineral Formula. Western Analysis, Inc.; Salt Lake City, UT; sample #54225.
  23. Laboratory analysis of Soaring Eagle Ventures Mineral Toddy.
  24. Laboratory analysis of Mike's Choice Concentrate.
  25. Federal Register 61:53685-53688, 1996.
  26. Codex Alimentarius Commission. Contaminants: Joint FAO/WHO food standards program. Codex Alimentarius 17(1):1-33, 1984.
  27. National Research Council. Recommended Dietary Allowances, Tenth Edition. Washington, DC: National Academy Press, 1989.
  28. Joint FAO/WHO Expert Committee on Food Additives. Evaluation of certain food additives and contaminants. WHO Technical Report Series 837. Geneva: World Health Organization, 1993.
  29. Trace Elements in Human Nutrition and Health. Geneva: World Health Organization, 1996
  30. Abdulla M and others. Trace element requirements, intake and recommendations. In Prasad AS, editor. Essential and Toxic Trace Elements in Human Health and Disease: An Update. New York: Wiley-Liss, 1993, pp 311-328.
  31. Oehme FW, editor. Toxicity of Heavy Metals in the Environment, New York: Marcel Dekker, 1979.
  32. Nriagu JO, editor. Changing Metal Cycles and Human Health. Berlin: Springer Verlag, 1984.
  33. United Kingdom Ministry of Agriculture, Fisheries and Food. MAFF UK - 1994 Total diet study: Minerals and other elements. Food Surveillance Information Sheet #131, 1997.
  34. Fischer P and others. Trace Elements in Man and Animals - 9. Proceedings of the Ninth International Symposium on Trace Elements in Man and Animals, Banff, Alberta, Canada, May 1996. Ottawa: National Research Council of Canada, 1997.
  35. Edmunds WM, Smedley PL. Groundwater geochemistry and health: An overview. In Appleton JD and others, editors. Environmental Geochemistry and Health.Geological Society of London Special Publication No. 113, 1996, pp 91-105.
  36. Gaitan E. and others. Antithyroid and goitrogenic effects of coal-water extracts from iodine-sufficient goiter areas. Thyroid 3(1):49-53, 1993.
  37. Lindsay RH and others. Antithyroid effects of coal-derived pollutants. Journal of Toxicology and Environmental Health 37:467-481, 1992.
  38. Venso EA, Mollhagen JJ. Lignite and hydrocarbon accumulations as sources of 222 Radon in drinking water supplies. Northeastern Geology and Environmental Science 18:185-194, 1996.
  39. Dunn CE, Irvine DG. Relevance of a lithogeochemical database to epidemiological studies in central Saskatchewan, Canada. Applied Geochemistry Suppl. Issue No. 2, pp 215-222, 1993.
  40. Irvine DG and others. Geotoxicology of multiple sclerosis: Correlation of groundwater chemistry with childhood homes and prevalence of MS patients, Saskatchewan, Canada. Applied Geochemistry Suppl. Issue 2:235-240, 1993
  41. Tatu CA and others. The etiology of balkan endemic nephropathy: Still more questions and answers. Environmental Health Perspectives 106:689-700, 1998.
  42. Theisen J. Balkan turmoil delays BEN research: Disease links to low-rank coals remain speculative. TSOP Newsletter 12(3): 5-7, 1995.
  43. Keller EA. The geologic aspects of environmental health. Environmental Geology, 4th Edition. Columbus, OH: C.E. Merrill Publishing Company, 1985, pp 279-306.
  44. Pashin YV, Bakhitova LM. Mutagenic and carcinogenic properties of polycyclic aromatic hydrocarbons. Environmental Health Perspectives 30:185-189, 1979.
  45. Boffetta P and others. Cancer risk from occupational and environmental exposure to polycyclic aromatic hydrocarbons. Cancer Causes Control 8(3):444-472, 1997.
  46. Upham BL and others. Modulated gap junctional intercellular communication as a biomarker of PAH epigenetic toxicity: structure-function relationship. Environmental Health Perspectives 106 Supp 4:975-981, 1998.
  47. FDA Enforcement Report, 10/4/89.
  48. Economic Analysis of Emery, Utah 1995-1996. Utah Bureau of Economic Analysis, Regional Economic Information System, May 1998.

Por James Pontolillo. 1998 , publicado originalmente en Quackwatch;
Colloidal Minerals: Unnecessary and Potentially Hazardous

Con autorización de Quackwatch

Modificado por última vez en Domingo, 15 Marzo 2020 21:14

Información adicional

  • Traducción: Elliot Payen
  • Edición / Revisión: Lorena duran

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba