Logo Verificiencia

Charlatanería Gastrointestinal

Artículo original en ingles por Stephen Barrett, MD

La importancia de la "regularidad" para la salud en general ha sido sobrevalorada durante miles de años. Los antiguos egipcios asociaban las heces con la descomposición y usaban enemas y laxantes generosamente. En tiempos más recientes, esta preocupación ha sido plasmada en el concepto de "autointoxicación" y ha sido promovida mediante advertencias contra la "irregularidad". [1]

La teoría de la "autointoxicación" establece que el estancamiento del intestino grueso (colon) produce toxinas que se absorben y envenenan el cuerpo. Algunos defensores de esta idea describen el intestino grueso como un "sistema de alcantarillado" que se convierte en un "sumidero" si se descuida. Otros defensores afirman que el estreñimiento provoca la acumulación de heces endurecidas durante meses (o incluso años) en las paredes del intestino grueso y evita su absorción o eliminación adecuada. Esto, dicen, hace que los alimentos permanezcan sin digerir y los desechos de la sangre sean reabsorbidos por el cuerpo [2].

A finales del siglo XX, muchos médicos aceptaban el concepto de autointoxicación, pero fue abandonado después de que las observaciones científicas demostraron que era incorrecto. En 1919 y 1922, se demostró claramente que los síntomas de dolor de cabeza, fatiga y pérdida de apetito que acompañaban la compactación fecal eran causados ​​por la distensión mecánica del colon más que por la producción o absorción de toxinas [3,4]. Además, la observación directa del colon durante procedimientos quirúrgicos o autopsias no ha encontrado evidencia de que las heces endurecidas se acumulen en las paredes intestinales.

Hoy sabemos que la mayor parte del proceso digestivo tiene lugar en el intestino delgado, donde el cuerpo absorbe los nutrientes. La mezcla restante de alimentos y partículas no digeridas ingresa al intestino grueso, que se puede comparar con un tubo hueco de 40 pulgadas de largo. Sus funciones principales son transportar los residuos de alimentos desde el intestino delgado al recto para su eliminación y para absorber minerales y agua. Las observaciones cuidadosas han demostrado que los hábitos intestinales de individuos sanos pueden variar mucho. Aunque la mayoría de las personas tiene una evacuación diaria, algunas tienen varias cada día, mientras que otras pueden no tener ninguna por varios días o incluso más sin efectos adversos.

El popular libro de dieta Fit for Life (1986) se basa en la idea de que cuando ciertos alimentos se comen juntos, se "pudren", envenenan el sistema y engordan a la persona. Para evitar esto, los autores recomiendan que las grasas, carbohidratos y proteínas se consuman en comidas separadas, haciendo hincapié en el consumo abundante de frutas y verduras porque los alimentos con alto contenido de agua pueden "lavar los desechos tóxicos del interior del cuerpo" en lugar de "obstruir" el cuerpo . Estas ideas son totalmente absurdas [5].

Algunos quiroprácticos, naturópatas y fanáticos de los alimentos surtidos afirman que "la muerte comienza en el colon" y que "el 90 por ciento de todas las enfermedades son causadas por intestinos funcionando inadecuadamente". Las prácticas que recomiendan incluyen ayuno, limpieza periódica de los intestinos y lavado de colon.

  • Se dice que el ayuno "rejuvenece" los órganos digestivos, aumenta la eliminación de "toxinas" y "purifica" el cuerpo.
  • La limpieza "se puede lograr con una variedad de productos laxantes 'naturales' ".
  • El lavado de colon se realiza pasando un tubo de goma a través del recto. Algunos proponentes han recomendado que el tubo se inserte tanto como 30 pulgadas. El agua caliente, a menudo volúmenes de 75 litros o más, se bombea hacia adentro y hacia afuera a través del tubo, aproximadamente medio litro a la vez, para lavar el contenido del intestino grueso. (Un enema común usa alrededor de una cuarta parte de este volumen). Algunos profesionales agregan hierbas, café, enzimas, extracto de trigo, pasto u otras sustancias a la solución de enema

Los sitios web Total Health Connection y Canadian Natural Health and Healing Center brindan más detalles sobre las afirmaciones de los proponentes. Este último afirma que "sólo hay una causa de enfermedad, la toxemia" y ofrece "la terapia de colon más integral y completa en el continente". Un curso que cuesta $985 dólares por 5 días de capacitación en la clínica o $295 dólares por correspondencia.

Algunos practicantes "alternativos" hacen diagnósticos falsos de "parásitos", por lo que recomiendan "limpiadores intestinales", enzimas vegetales, remedios homeopáticos. Las tiendas de alimentos saludables venden productos de este tipo con la afirmación de que pueden "rejuvenecer" el cuerpo y matar a los presuntos invasores.

El peligro de estas prácticas depende de cuánto se usan y si se sustituyen por la atención médica necesaria. Mientras que un ayuno de 1 día probablemente es inofensivo (aunque inútil), el ayuno prolongado puede ser fatal. Es improbable que la "limpieza" con productos compuestos de hierbas y fibra dietética dañe el cuerpo, pero los productos involucrados pueden ser costosos. Algunas personas han informado haber expulsado grandes cantidades de lo que dicen ser heces que se han acumulado en la pared intestinal. Sin embargo, los expertos creen que estos son simplemente "moldes" formados por la fibra contenida en los productos de "limpieza".

Aunque los anuncios de laxantes advierten contra la "irregularidad", el estreñimiento no debe definirse por la frecuencia de las evacuaciones sino por la dureza de las heces. El estreñimiento ordinario por lo general se puede remediar aumentando el contenido de fibra de la dieta, bebiendo cantidades adecuadas de agua y haciendo ejercicio regularmente. Si el intestino es básicamente normal, la fibra dietética aumenta la cantidad de heces, las suaviza y acelera el tiempo de tránsito. También puede ser útil defecar pronto después de sentir el impulso de hacerlo, ya que si se ignoran estos impulsos, el recto puede dejar de señalar cuando se necesita la defecación. Los laxantes estimulantes (como la cáscara o el aceite de ricino) pueden dañar las células nerviosas en la pared del colon, disminuyendo la fuerza de las contracciones y aumentando la tendencia al estreñimiento. Por lo tanto, las personas que toman laxantes fuertes cada vez que "pierden una evacuación" pueden terminar sin evacuar sus intestinos sin ellas. Los enemas frecuentes también pueden conducir a la dependencia [6]. Se debe consultar a un médico si el estreñimiento persiste o representa un cambio significativo en el patrón intestinal.

El riego colónico, que también puede ser costoso, tiene un considerable potencial de daño. El proceso puede ser muy incómodo, ya que la presencia del tubo puede inducir calambres y dolor severo. Si el equipo no se esteriliza adecuadamente entre los tratamientos, los gérmenes responsables de la enfermedad en el intestino grueso de una persona pueden transmitirse a otros. Se han reportado varios brotes de infecciones graves, incluido uno en el que equipos contaminados causaron amibiasis en 36 personas, seis de los cuales murieron después de una perforación intestinal [7-9]. También se han informado casos de insuficiencia cardíaca (por absorción excesiva de líquidos en el torrente sanguíneo) y desequilibrio hidroeléctrico (DHE) [10]. La perforación en el recto (directa) también se ha informado [11]. Sin embargo, no se requiere licencia ni capacitación para operar un dispositivo de irrigación del colon. En 1985, un juez de California dictaminó que el riego colónico es un procedimiento médico invasivo que los quiroprácticos no pueden realizar y la Subdivisión de Enfermedades Infecciosas del Departamento de Salud de California declaró: "La práctica de la irrigación colónica por quiroprácticos, fisioterapeutas o médicos debe cesar. El riego colónico no puede hacer ningún bien, solo daña". El Consejo Nacional Contra el Fraude en Salud está de acuerdo [12].

En 2009, el Dr. Edzard Ernst tabuló las afirmaciones terapéuticas que encontró en los sitios web de seis "organizaciones profesionales de irrigaciones del colon". Los temas que encontró incluyeron desintoxicación, restauración de la función intestinal, tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal y pérdida de peso. También encontró afirmaciones relacionadas al asma, irregularidades menstruales, trastornos circulatorios, problemas de la piel y mejoras en los niveles de energía. Buscando en Medline y Embase, no pudo encontrar un solo ensayo clínico controlado que confirmara alguna de estas afirmaciones [13].

Acción legal

La FDA clasifica los sistemas de irrigación colónica como dispositivos de Clase III que no se pueden comercializar legalmente, excepto por la limpieza del colon médicamente indicada (como antes de un examen endoscópico radiológico). No se ha aprobado ningún sistema para la limpieza de colon "rutinaria" para promover el bienestar general de un paciente. Desde 1997, la agencia ha emitido al menos siete cartas de advertencia relacionadas con la terapia de colon:

  • En 1997, Colon Therapeutics, de Groves, Texas, y su propietario, Jimmy John Girouard, fueron advertidos sobre las violaciones de control de calidad y seguridad de la "unidad de hidroterapia" de colon Jimmy John y dispositivos relacionados [14].
  • En 1997, Tiller Mind & Body, de San Antonio, Texas, y su propietario, Jeri C. Tiller, recibieron la orden de dejar de afirmar que su dispositivo de irrigación colónica de Libbe era eficaz contra el acné, las alergias, el asma, infecciones crónicas menores y el mejoramiento de la función hepática, circulación capilar y linfática [15].
  • En 1997, Colon Hygiene Services, de Austin, Texas, y su propietario, Rocky Bruno, fueron notificados de que su sistema de irrigación colónica no podía comercializarse legalmente sin la aprobación de la FDA [16].
  • En 1999, Dotolo Research Corporation, de Pinellas Park, Florida, y su director ejecutivo, Raymond Dotolo, fueron advertidos sobre violaciones de control de calidad y falta de aprobación de la FDA para comercializar su sistema de irrigación de colon Toxicgen BSC-UV [17].
  • En 2001, Clearwater Colon Hydrotherapy, de Ocala, Florida, y su vicepresidente Stuart K. Baker fueron advertidos sobre violaciones de control de calidad y falta de aprobación de la FDA para comercializar sus irrigadores colónicos [18].
  • En 2003, la Asociación Internacional de Hidroterapia de Colon, de San Antonio, Texas, y su director ejecutivo Augustine R. Hoenninger III, PhD, ND, fueron notificados de que carecía de la aprobación de la FDA para patrocinar "investigaciones" que se habían propuesto o realmente comenzado en el dispositivos de cinco empresas [19].
  • En 2003, se notificó a Girourd and Colon Therapeutics que sus dispositivos requieren supervisión profesional y que no se pueden comercializar, de forma legal, directamente a los consumidores. La carta señalaba que había obtenido autorización de comercialización solo para su uso en la limpieza del colon médicamente indicada, como antes de los exámenes radiológicos o sigmoidoscópicos [20].
  • En 2003, el Instituto de Higiene de Madera de Kissimmee, Florida, y su dueña Helen Wood fueron advertidos sobre violaciones de control de calidad y el uso de aseveraciones terapéuticas no aprobados en la comercialización de sus dispositivos [21].

Girouard, Colon Therapeutics, Tiller Mind & Body, operadores de Years to Your Life Health Centers, compañías que fabricaron varios componentes de los sistemas de irrigación colónica de Girouard y organizaciones que capacitaron a los operadores de los dispositivos están siendo demandados en relación con la muerte de una mujer de 72 años cuyo intestino grueso fue perforado mientras se aplicaba irrigación colónica. La demanda alega que la mujer no estaba supervisada cuando realizo el procedimiento, perforó su colon al principio del mismo, por lo que requirió cirugía el mismo día y permaneció gravemente enferma durante varios meses antes de morir por insuficiencia hepática. La demanda también alega que el Centro de Salud Years to Your Life promovió falsamente a las irrigaciones colónicas como procedimientos "sin dolor" que proporcionaban beneficios para la salud incluyendo un sistema inmune mejorado y mayor energía, así como alivio de la indigestión, diarrea, estreñimiento, pérdida de peso, olor corporal, candidiasis, acné, colitis, muchos gases, antojos de alimentos, fatiga, obesidad, diverticulosis, mal aliento, parasitosis y síndrome premenstrual [22]. En respuesta a la muerte de la mujer y los informes de lesiones graves de otros cuatro pacientes, el Procurador General de Texas presentó demandas contra:

  • Girouard y Colon Therapeutics
  • Tiller Mind & Body, y su propietaria, Cordelia Beall
  • Gentle Colonics Inc. y su dueño, Denson Ingram
  • Eternal Health Inc., operando como Years to Your Life y Cynthia Pitre
  • Jennifer Jackson, operando como Body Cleanse Spa
  • Tiller Mind Body Inc., operando como Mind Body Naturopathic Institute y Jerri Tiller
  • Asociación Internacional de Hidroterapia de Colon, Grupo de Estudio de Clase 3 y Augustine R. Hoenninger III
  • Linda Gonzalez, operando como El Paso Health Center.
  • Soledad Herrera, operando como Body Matters of El Paso
  • Lisa Ramoin, operando como Alternative Health (Houston)
  • Janice Jackson, operando como InsideOut and Within (Houston)

 

Las demandas acusaron a todos los demandados de participar en la promoción, venta o uso no autorizado de dispositivos recetados para tratamientos de hidroterapia de colon sin la participación de un médico. En 2004 y 2005, los casos que involucraban a Girouard, Ingram, Beall, Jacksons, Herrera, Ramoin y sus compañías se saldaron con acuerdos de consentimiento según los cuales pagarían un total de $178,000 dólares en multas civiles, tarifas y costos para el estado [ 23-25].

Para información adicional

Referencias

  1. Chen TS, Chen PS. Intestinal autointoxication: A gastrointestinal leitmotive. Journal Clinical Gastroenterology 11:343-441, 1989.
  2. Ernst E. Colonic irrigation and the theory of autointoxication: A triumph of ignorance over science. Journal of Clinical Gastroenterology 24:196-198, 1997.
  3. Alvarez WC. Origin of the so-called auto-intoxication symptoms. JAMA 72:8-13, 1919.
  4. Donaldson AN. Relation of constipation to intestinal intoxication. JAMA 78:884-888, 1922.
  5. Kenney JJ. Fit For Life: Some notes on the book and Its roots. Nutrition Forum, March 1986.
  6. Use of enemas is limited. FDA Consumer 18(6):33, 1984.
  7. Amebiasis associated with colonic irrigation - Colorado. Morbidity and Mortality Weekly Report 30:101-102, 1981.
  8. Istre GR and others. An outbreak of amebiasis spread by colonic irrigation at a chiropractic clinic. New England Journal of Medicine 307:339-342, 1982.
  9. Benjamin R and others. The case against colonic irrigation. California Morbidity, Sept 27, 1985.
  10. Eisele JW, Reay DT. Deaths related to coffee enemas. JAMA 244:1608-1609, 1980.
  11. Handley DV and others. Rectal perforation from colonic irrigation administered by alternative practitioners. Medical Journal of Australia 181:575-576, 2004.
  12. Jarvis WT. Colonic Irrigation. National Council Against Health Fraud, 1995.
  13. Ernst E. Colonic irrigation: therapeutic claims by professional organizations, a review. International Journal of Clinical Practcie 64:429-431, 2010.
  14. Baca JR. Warning letter to Colon Therapeutics, April 27, 1997.
  15. Baca, JR. Warning letter to Tiller Mind & Body, June 2, 1997.
  16. Baca JR. Warning letter to Colon Hygiene Services, June 20, 1997.
  17. Tolen DD. Warning letter to Dotolo Research Corporation, July 21, 1999.
  18. Singleton E. Warning letter to Clearwater Colon Hydrotherapy, Sept 13, 2001.
  19. Marcarelli MM. Warning letter to International Colon Hydrotherapy Association, March 21, 2003.
  20. Chappel MA. Warning letter to Colon Therapeutics, Oct 23, 2003.
  21. Ormond E. Warning letter to Wood Hygienic Institute, Oct 23, 2003.
  22. Barrett S. Colonic promoters facing legal actions. Quackwatch, Nov 11, 2003.
  23. Attorney General Abbott sues ' colonic hydrotherapy ' providers for abuse of medical devices; one death reported: Suits allege unsafe use of devices without physician oversight is a public health issue. Texas Attorney General news release, Dec 1, 2003.
  24. Barrett S. Texas Attorney General reaches settlement with three colonic hydrotherapy providers. Casewatch, July 16, 2004.
  25. Attorney General Abbott wins court judgment with six colon hydrotherapy providers. News release, March 1, 2005.

 

Este artículo fue revisado el 4 de agosto de 2010.

Traducción por Rodrigo Arreola
revision por Israel Rodríguez

Modificado por última vez en Viernes, 19 Abril 2019 16:42

Información adicional

  • Traducción: Rodrigo Arreola
  • Edición / Revisión: Israel Rodríguez

Stephen Barrett

Stephen Barrett, M.D., es un psiquiatra retirado que vive cerca de Chapel Hill, Carolina del Norte, ha alcanzado renombre nacional como autor, editor y defensor de los consumidores. Además de dirigir Quackwatch, es miembro del Comité de investigación escéptica.
En 1984, recibió el Premio Especial a la Citación del Comisionado de la FDA por el Servicio Público en la lucha contra la charlatanería de nutrición. En 1986, fue galardonado con la membresía honoraria en la American Dietetic Association. Desde 1987 hasta 1989, enseñó educación para la salud en la Universidad Estatal de Pennsylvania. Él figura en Marquis Who's Who in America y recibió el Premio por Servicio Distinguido a la Educación para la Salud 2001 de la Asociación Americana para la Educación para la Salud. También es miembro de la junta de Prescription Justice, un grupo sin fines de lucro que trabaja para bajar los precios de los medicamentos. Su biblioteca de investigación alberga más de 5,000 libros y 100,000 documentos y grabaciones recopiladas durante un período de 50 años.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba