Logo Verificiencia

¿Por qué el toque terapéutico debe considerarse una charlatanería?

Terapia de quelación Terapia de quelación

El toque terapéutico (TT) es un método en el que se dice que las manos "dirigen las energías humanas para ayudar o curar a alguien que está enfermo". Los defensores afirman que el "campo de energía" del paciente puede ser detectado y manipulado intencionalmente por el terapeuta. La teoría es que la curación resulta de una transferencia de "exceso de energía" del sanador al paciente. Sus informes afirman que el TT es eficaz contra decenas de enfermedades y afecciones.

El Toque terapéutico fue concebido a principios de la década de 1970 por Dolores Krieger, Ph.D., RN, miembro de la facultad de la División de Enfermería de la Universidad de Nueva York. El postulado de los teóricos del TT del "campo energético humano" se asemeja al "fluido magnético" o "fuerza magnética" hipotetizada durante el siglo XVIII por Anton Mesmer y sus seguidores [1]. El mesmerismo sostuvo que las enfermedades son causadas por los obstáculos para el flujo libre de este fluido y que los curanderos expertos ("sensibles") podrían eliminar estos obstáculos haciendo pases con las manos. Algunos aspectos del mesmerismo fueron revividos en el siglo XIX por la Teosofía, una religión oculta que incorporó conceptos metafísicos orientales y subyace en muchas ideas actuales de la "Nueva Era". Dora Kunz, quien es considerada co-desarrolladora de TT, fue presidenta de la Sociedad Teosófica de América desde 1975 hasta 1987. Ella colaboró con Krieger en los primeros estudios de TT y afirma ser una "sensible" de la quinta generación y una "curandera dotada".

A fines de la década de 1990, los defensores declararon que más de 100,000 personas en todo el mundo habían recibido capacitación en técnica de TT, incluidos al menos 43,000 profesionales de la salud, y que aproximadamente la mitad de los capacitados realmente la practicaban. TT generalmente implica cuatro pasos:

  1. "Centrado", un proceso meditativo que se dice es para alinear al sanador con el nivel de energía del paciente.
  2. "Evaluación", se dice que se realiza usando las manos para detectar las fuerzas que emanan del paciente.
  3. "Allanando el terreno" (también llamado "desmonte"«N. del T.»), se dice que involucra barrer "energía estancada" hacia abajo para prepararse para la transferencia de energía,
  4. "Transferencia de" energía "de practicante a paciente.

La forma más común de TT es el "Toque terapéutico sin contacto", que se realiza con las manos del "curandero" que se encuentran a unos centímetros del cuerpo del paciente. TT a veces se utiliza junto con el masaje.

No hay evidencia científica o razón lógica para creer que la "transferencia de energía" postulada por los proponentes realmente ocurre. Es seguro asumir que cualquier reacción al procedimiento son respuestas psicológicas a la "imposición de manos".

En 1996, Linda Rosa, RN ., Publicó una crítica de todos los estudios relacionados con TT que pudo ubicar en revistas de enfermería y en otros lugares. Concluyó: "Cuanto más riguroso es el diseño de la investigación, más detallado es el análisis estadístico, menos evidencia hay de que haya algún fenómeno observado, u observable". [2]

Los defensores de TT afirman que "la evaluación de la línea de referencia del campo energético energía es necesaria para intervenir de manera efectiva durante la intervención de TT". [3] A la edad de 9 años, la hija de Rosa, Emily, descubrió una manera de probar si los practicantes podían detectar su supuesto "campo de energía". Durante los siguientes dos años, probó si 21 de ellos podían detectar una de sus manos cerca de las suyas si no podían verlo. Cada sujeto fue probado 10 o 20 veces.

Durante las pruebas, los practicantes descansaron sus antebrazos y manos, con las palmas hacia arriba, sobre una superficie plana, aproximadamente de 10 a 12 pulgadas de distancia. Luego Emily sostuvo su mano, con la palma hacia abajo, unos centímetros por encima de una de las palmas del sujeto. Se utilizó una pantalla de cartón de aproximadamente 3 pies de alto y 1/8 de pulgada de grosor para evitar que los sujetos vieran cuál de sus manos fue seleccionada. Los practicantes ubicaron correctamente la mano de Emily solo 122 (44%) de los 280 ensayos , lo cual no es mejor de lo que se esperaría al adivinar [4]. Se esperaría un puntaje del 50% solo por casualidad. El estudio se publicó en 1998 en el Journal of the American Medical Association (JAMA) cuyo editor, George D. Lundberg, MD, comentó que: (a) los practicantes de TT tenían el deber ético de divulgar sus resultados a posibles pacientes, (b ) las aseguradoras deben cuestionar si deben pagar por los procedimientos de TT, y (c) los pacientes deben negarse a pagar por TT "hasta que, o a menos que, una experimentación honesta adicional demuestre un efecto real". [5].

 

Dibujo de Pat Linse, Sociedad de Escépticos.

En 1996, la Fundación Educativa James Randi ofreció $ 742,000 a cualquiera que pudiera demostrar la capacidad de detectar un "campo de energía humana" en condiciones similares a las de nuestro estudio. Aunque más de 80,000 practicantes estadounidenses afirman tener tal habilidad, solo una persona intentó demostrarlo. Ella fracasó, y la oferta, ahora de $ 1 millón, no ha tenido más aspirantes a pesar de los esfuerzos de reclutamiento, incluyendo una apelación directa al Dr. Krieger. Eso no es sorprendente, por supuesto, porque los defensores de TT no tienen nada que ganar al someterse a pruebas honestas de su supuesto más básico.

Si forma parte del personal de un hospital en el que se practica TT, presente una queja .

Referencias

  1. Pelota TS, Alexander DD. Ponerse al día con la ciencia del siglo XVIII en la evaluación del toque terapéutico . Skeptical Inquirer 7(3):23-35, 1983.
  2. Rosa L. Encuesta de Toque Terapéutico "Investigación". Loveland, Colorado: Front Range Skeptics, 1996.
  3. Política y procedimiento de contacto terapéutico para profesionales de la salud . Sitio web de Nurse Healers-Professional Associates International, consultado el 3 de febrero de 2008.
  4. Rosa L, Rosa E, Sarner L, Barrett S. Una mirada cercana al toque terapéutico . JAMA 279: 1005-1010, 1998. Para obtener una reimpresión de este artículo, envíe un sobre estampado con su dirección a National Therapeutic Touch Study Group, 711 W. 9th St., Loveland, CO 80537.
  5. Lundberg GD. Nota del editor. JAMA 279: 1040, 1998.

Para información adicional (Estados Unidos)

Este artículo fue revisado el 3 de febrero de 2008.


Traducción por Jorge Juarez  para verificencia, con autorización de Quackwatch

Articulo revisado por Liliana Ruvalcaba

Modificado por última vez en Viernes, 19 Abril 2019 04:20

Información adicional

  • Traducción: Jorge Juarez
  • Edición / Revisión: Liliana Ruvalcaba

Stephen Barrett

Stephen Barrett, M.D., es un psiquiatra retirado que vive cerca de Chapel Hill, Carolina del Norte, ha alcanzado renombre nacional como autor, editor y defensor de los consumidores. Además de dirigir Quackwatch, es miembro del Comité de investigación escéptica.
En 1984, recibió el Premio Especial a la Citación del Comisionado de la FDA por el Servicio Público en la lucha contra la charlatanería de nutrición. En 1986, fue galardonado con la membresía honoraria en la American Dietetic Association. Desde 1987 hasta 1989, enseñó educación para la salud en la Universidad Estatal de Pennsylvania. Él figura en Marquis Who's Who in America y recibió el Premio por Servicio Distinguido a la Educación para la Salud 2001 de la Asociación Americana para la Educación para la Salud. También es miembro de la junta de Prescription Justice, un grupo sin fines de lucro que trabaja para bajar los precios de los medicamentos. Su biblioteca de investigación alberga más de 5,000 libros y 100,000 documentos y grabaciones recopiladas durante un período de 50 años.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba