Logo Verificiencia

Algas: afirmaciones falsas y exageraciones

Artículo original por Stephen Barrett, Doctor en Medicina
Traducido por Liliana Ruvalcaba

Las cianobacterias, un grupo de bacterias fotosintéticas también conocidas como algas verdeazules, crecen principalmente en estanques y lagos salobres de todo el mundo, aunque se pueden encontrar en todos los ambientes acuáticos. De las más de 1,500 especies conocidas, algunas son útiles como alimento, mientras que otras se han reportado como causantes de gastroenteritis y hepatitis. La espirulina (Arthrospira sp.) se volvió un foco de atención en 1981 cuando The National Enquirer  la promovió como una píldora de dieta "segura y totalmente natural" que contiene el aminoácido fenilalanina , y que "actúa directamente sobre el centro del apetito". El artículo también dijo que tiene "un increíble 65% de proteína, por lo que es la comida con mayor contenido de proteínas en el mundo".

Estas afirmaciones son incorrectas. La FDA ha concluido que no hay evidencia de que la espirulina (o la fenilalanina) sea efectiva como un supresor del apetito. La FDA subrayó que la afirmación sobre el "65% de proteína" no tiene sentido porque, según su etiqueta, los productos de espirulina proporcionan sólo cantidades insignificantes de proteína.

MISCORP y Light Force

En 1982, Microalgae International Sales Corp. (MISCORP) y su fundador, Christopher Hills, acordaron pagar $ 225,000 USD como multa por hacer afirmaciones falsas sobre la espirulina.  MISCORP afirmó que sus productos de espirulina eran efectivos para controlar el peso y que tenían un valor terapéutico contra la diabetes, la anemia, las enfermedades hepáticas y las úlceras.

Light Force, también fundada por Hills, comercializaba productos de espirulina con afirmaciones de que pueden suprimir el apetito, estimular el sistema inmunitario y aumentar la energía. Los materiales de venta de la compañía afirmaron que la espirulina es un "súper alimento" y que "funciona para limpiar y desintoxicar el cuerpo". En un número de 1987 de la revista de Light Force, The Enlightener (El Iluminador), el vicepresidente y abogado corporativo Steve Kochen detalla las "pautas legales" de la compañía. Éstas incluyen:

  • Regulaciones actuales. . . prohíbe tanto a la compañía como a sus Distribuidores utilizar cualquier investigación médica para promocionar, publicitar o vender los productos.
  • Usted es libre de proporcionar cualquier investigación médica responsable con el único propósito de educación e información. . . siempre que no se mencione ningún producto específico, y no se intente vender productos en el momento en que la información esté disponible.
  • Cuando usa el correo para enviar información de investigación. . . . cualquier información de ventas debe proporcionarse por separado y no puede vincularse con la investigación médica.
  • Usted es libre de compartir su experiencia personal con cualquiera de nuestros productos, incluso si esa experiencia implica el alivio de algunos problemas de salud o síntomas. Sin embargo, también es imprescindible que califique su testimonio personal al decir: "Por supuesto, no podemos hacer ningún reclamo médico por nuestros productos o garantizar que tendrá la misma experiencia".

A pesar de todo esto, The Enlightener publicó informes sobre usuarios que perdieron peso o se recuperaron de artritis, cáncer, esclerosis múltiple y lesiones graves mientras tomaban productos de Light Force. Ninguno de estos informes va acompañado de documentación significativa. En 1996, Light Force se fusionó con Royal BodyCare, una compañía multinivel con una línea de productos mucho más grande.

KC Laboratories y Cell Tech

En 1982, KC Laboratories de Klamath Falls, Oregon, y su presidente, Víctor H. Kollman, comenzaron a vender productos Blue Green Manna ("Maná Verde Azul", derivados de otro tipo de alga) con afirmaciones de que eran efectivos contra una amplia gama de problemas de salud. En 1983, la FDA comenzó una acción legal para detener el plan, pero la comercialización de los productos no se detuvo. Finalmente, en 1986, a pedido de la agencia, un juez del Tribunal de Distrito de EE. UU. emitió una orden judicial permanente ordenando a todas las partes involucradas que detuvieran la fabricación, distribución y venta de cianobacterias cosechadas en Klamath Lake, Oregón. Al explicar su decisión, el juez dijo:

En el juicio del 9 de enero de 1986, el gobierno presentó evidencia adicional del uso generalizado de cianobacterias, productos de Manna, y de las afirmaciones terapéuticas que se hicieron sobre estos productos. Victor Kollman negó haber hecho declaraciones terapéuticas. . . . Sin embargo, continuó afirmando que su producto tiene un efecto beneficioso sobre el cuerpo humano. . . como comida, y no como droga. El gobierno demostró que, tomado con la dosis recomendada de 1,5 gramos, su valor como nutriente es insignificante. Además, el costo de los productos del demandado, que excede los $300 por libra, es tan alto en comparación con otras fuentes de los mismos nutrientes que es evidente que estos productos no están destinados a ser utilizados como alimento.

En 1985, el juez dictaminó que los productos fueron mal catalogados, que no habían sido aprobados como nuevos medicamentos y emitió un mandato preliminar contra su venta. Su orden de 1986 citó evidencia de que más de 2,500 personas habían estado distribuyendo productos de Manna con declaraciones terapéuticas que desafiaron el mandato. También informó que desde que se emitió la orden judicial, cientos de distribuidores habían escrito o telefoneado con afirmaciones de que los productos Manna los habían curado a ellos o a miembros de sus familias de problemas tales como enfermedad de Alzheimer, problemas cardíacos, trastornos de la piel, alergias, problemas de próstata, falta de impulso sexual, problemas emocionales y alcoholismo.

En el juicio de 1986, los acusados argumentaron que debido a que otros productos de algas se venden como alimentos o suplementos alimenticios, también se les debería permitir vender sus "algas verdeazuladas" como alimento, cambiando el empaque, el nombre comercial y el sistema de distribución si es necesario. Pero el juez dictaminó que "la demanda comercial ya no puede controlarse, incluso si los acusados tienen el deseo de hacerlo". Al declarar que Kollman había intentado engañar no solo a la corte sino también a los compradores de los productos, el juez concluyó que era necesaria una orden judicial permanente para evitar que los acusados ​​se "beneficiaran de sus violaciones anteriores satisfaciendo la demanda que habían creado para sus productos". En otras palabras, incluso si se detienen las afirmaciones cuestionables, las personas que creían que las afirmaciones falsas hechas anteriormente aún comprarían los productos [1,2].

Aunque la decisión del juez parece haber puesto fin a la venta de los productos Manna, una línea similar llamada Super Blue Green Algae (La Super Alga Verdeazul) sigue siendo comercializada por Cell Tech Inc., una compañía dirigida por el hermano de Kollman, Daryl. Según una cinta promocional de la compañía, "al desintoxicar sus sistemas y equilibrar sus niveles nutricionales, Super Blue Green le proporciona a su cuerpo y espíritu ingredientes que resultan en experiencias de mayor energía, claridad mental, control dietético y sentimientos de bienestar general. Esto puede permitir a las personas lidiar con las muchas tensiones de este mundo moderno ".

La literatura de Cell Tech indica que los productos no proporcionan "curas" para las enfermedades y no pretenden sustituir la atención médica. A pesar de este descargo de responsabilidad, muchos distribuidores han hecho afirmaciones terapéuticas dudosas en su publicidad, exposiciones de salud y presentaciones de ventas privadas a posibles clientes. En 2003, un juez de California dictaminó que 30 de las afirmaciones de Cell Tech habían sido engañosas y ordenó a la compañía que dejara de hacerlas [3].

Posible toxicidad

El 5 de mayo de 1999, la Subdirección de Protección de Salud de Canadá advirtió que los productos que contienen cianobacterias, que se anuncian como algas, pueden contener toxinas perjudiciales para el hígado y algunas especies de cianobacterias producen naturalmente toxinas conocidas como microcistinas. Para determinar el alcance de este problema, Health Canada, a través de la Oficina de Productos de Salud Natural, el Programa de Productos Terapéuticos y la Dirección de Alimentos de la Subdirección de Protección de la Salud, evaluó productos para determinar cuántos hay en el mercado, en qué formas se encuentran, y los niveles de microcistinas que contienen. El 27 de septiembre de 1999, los resultados de la evaluación se anunciaron en un comunicado de prensa:

Los resultados de las pruebas de mercado de Health Canada de los productos de cianobacterias muestran que no se detectaron microcistinas en productos hechos de un solo tipo de cianobacteria, la espirulina, que generalmente se cosecha en estanques controlados.

Sin embargo, las pruebas indican que para muchos productos de cianobacterias que no son espirulina, cosechados en lagos naturales, que se consumen de acuerdo con las instrucciones de los fabricantes resultan en una ingesta diaria de microcistinas superior a la considerada aceptable por Health Canada y la Organización Mundial de la Salud. Las microcistinas son toxinas que se acumulan en el hígado y pueden causar daño hepático. Son producidos naturalmente por algunos tipos de cianobacterias. Los productos de cianobacterias se venden en forma de tabletas, cápsulas o en polvo como complementos alimenticios, a menudo como una fuente natural de minerales.

Health Canada comenzó su amplio muestreo de productos de cianobacterias disponibles en el mercado canadiense en mayo de 1999, después de que se descubrió que varios productos de cianobacterias contenían niveles inaceptables de microcistinas. Luego, se realizaron pruebas analíticas para medir los niveles de microcistinas en los productos de cianobacterias, y se determinó el nivel de riesgo para los consumidores canadienses. Según los resultados, solo los productos elaborados con espirulina ya no se consideran un riesgo para la salud relacionado con la microcistina.

Para los productos de cianobacterias que no son espirulina, el seguimiento se hará caso por caso. La Dirección de Alimentos de Health Canada ha comunicado los resultados de las pruebas y su importancia sanitaria a la Agencia Canadiense de Inspección Alimentaria (CFIA por sus siglas en inglés), y ha indicado que los productos en el mercado canadiense, cuando se consumen de acuerdo con las instrucciones del fabricante, no deberían exceder la ingesta diaria de microcistinas considerada aceptable por la Organización Mundial de la Salud y Health Canada. Las medidas de cumplimiento posteriores son responsabilidad de la CFIA.

Health Canada recomienda que a los niños no se les administren productos que contengan cianobacterias que no sean espirulina hasta que se hayan implementado medidas para descartar cualquier riesgo. Debido a su menor peso corporal, los niños corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves a partir de productos de cianobacterias que contienen niveles elevados de microcistinas, especialmente si estos productos se ingieren durante un período prolongado.

A pesar de los informes recientes de que los productos de algas verdeazules (cianobacterias) se pueden usar como tratamiento para el Trastorno de Déficit de Atención (ADD), Health Canada no ha recibido ninguna evidencia para respaldar dichas afirmaciones y no ha autorizado la comercialización de ningún producto de cianobacterias para propósito terapéutico. En Canadá, los productos de cianobacterias examinados hasta la fecha se venden como alimentos, y Health Canada no permite declaraciones terapéuticas para las sustancias que se venden como alimentos.

Los consumidores adultos que opten por utilizar productos que contengan cianobacterias que no son espirulina, solo deben hacerlo durante períodos cortos de tiempo. Los síntomas adversos del uso a largo plazo de estos productos (semanas a meses) pueden no ser obvios, pero pueden variar desde una sensación de malestar general o malestar gastrointestinal, hasta ictericia. Los consumidores interesados ​​deben ponerse en contacto con sus profesionales de atención médica para obtener asesoramiento [4].

En mayo de 2000, el Departamento de Salud de Oregón publicó datos de una evaluación donde encontró que 63 de 87 muestras contenían niveles de microcistina por encima de su límite reglamentario de 1 microgramo / gramo. El resumen publicado dice:

La presencia de toxinas de algas verdeazuladas (BGA, por sus siglas en inglés) en las aguas superficiales utilizadas para fuentes de agua potable y recreación está recibiendo cada vez más atención en todo el mundo como un problema de salud pública. . . . Los productos BGA se consumen comúnmente en los Estados Unidos, Canadá y Europa por sus supuestos efectos beneficiosos, que incluyen un aumento de la energía y un estado de ánimo elevado. Muchos de estos productos contienen Aphanizomenon flos-aquae, un BGA que se cosecha en el Lago del Alto Klamath (UKL, por sus siglas en inglés) en el sur de Oregon, donde el crecimiento de un BGA tóxico, Microcystis aeruginosa , ocurre regularmente. M. aeruginosa produce compuestos llamados microcistinas, que son potentes hepatotoxinas y probables promotores tumorales. Debido a que M. aeruginosa coexiste con A. flos-aquae , se puede recolectar inadvertidamente durante el proceso de cosecha, lo que da como resultado la contaminación por microcistina de los productos BGA. En el otoño de 1996, la División de Salud de Oregón se enteró con que UKL estaba experimentando una amplia floración de M. aeruginosa , y se emitió un aviso que recomendaba evitar el contacto con el agua. El aviso provocó llamadas de consumidores de productos BGA, que expresaron su preocupación por la posible contaminación de estos productos con microcistinas. En respuesta, la División de Salud de Oregón y el Departamento de Agricultura de Oregón establecieron un límite reglamentario de 1 μg / g para microcistinas en productos que contienen BGA y productos BGA probados para la presencia de microcistinas. Se detectaron microcistinas en 85 de las 87 muestras analizadas, con 63 muestras (72%) con concentraciones> 1 μg / g. HPLC y ELISA identificaron tentativamente microcystin-LR, la variante de microcistina más tóxica, como el congénere predominante [5].

En conclusión

Los productos "de algas" (cianobacterias) no contienen nutrientes que no estén disponibles fácilmente a partir de alimentos o suplementos dietéticos ordinarios que cuesten mucho menos. Los estudios realizados en países donde la desnutrición es común han demostrado que la administración de espirulina (como alimentos o tabletas) puede corregir las deficiencias de los pocos nutrientes que contiene la espirulina. Sin embargo, los productos "de algas" comercializados comercialmente no tienen un valor comprobado para tratar la obesidad u otro problema de salud humana, y algunos pueden contener toxinas potentes.

Para información adicional

Referencias

  1. Barrett S, Herbert V. Los promotores de vitaminas: como la industria de "alimentos saludables" está vendiendo a los estadounidenses una lista de productos. Amherst NY: Prometheus Books, 1994.
  2. Ballantine C. El ensayo de los comedores de algas azul-verdes . FDA Consumer 33 (4): 34-35, 1999.
  3. Barrett S. Cell Tech pierde una demanda publicitaria falsa . Quackwatch, 25 de julio de 2003.
  4. Health Canada anuncia los resultados de las pruebas de productos de algas azul-verdosas; solo Spirulina encontró que no contiene microcistina . Comunicado de prensa de Health Canada, 17 de septiembre de 1999.
  5. Gilroy GJ y otros. Evaluar los posibles riesgos para la salud causados ​​por las toxinas microcistinas en los suplementos dietéticos de algas azul-verdosas . Environmental Health Perspectives 108: 435-439, 2000.

Este artículo fue revisado el 14 de enero de 2007.

Traducido por Liliana Ruvalcaba
revisado por Gustavo Rodríguez

 

Modificado por última vez en Lunes, 01 Octubre 2018 01:58

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Dona a Verificiencia

Verificiencia es un proyecto operado por voluntarios, tu ayuda nos permitirá crecer.



Lo mas popular

Arriba