Logo Verificiencia

Glucosamina y condroitina para tratar la artritis: El beneficio es poco probable

Glucosamina y condroitina para tratar la artritis Glucosamina y condroitina para tratar la artritis verificiencia

Glucosamina y condroitina para tratar la artritis:
El beneficio es poco probable

Artículo original en inglés por Stephen Barrett, Doctor en Medicina
traducción por Elliot Payen y Ramon Bartor

La osteoartritis (OA), el tipo más común de artritis, es una enfermedad degenerativa de las articulaciones. Aunque a veces es capaz de causar inflamación aguda, es más comúnmente una enfermedad de "desgaste por uso" que implica la degeneración del cartílago articular y la formación de espolones óseos dentro de varias articulaciones. El trauma en las articulaciones, el uso ocupacional repetitivo y la obesidad son factores de riesgo. La mayoría de las personas mayores de 60 años de edad tienen este padecimiento hasta cierto punto, con aproximadamente 16 millones de pacientes que requieren atención médica. El objetivo principal del tratamiento es aliviar el dolor.

La glucosamina y la condroitina se han promocionado ampliamente como tratamiento para la OA. Se cree que la glucosamina -un amino azúcar- promueve la formación y reparación del cartílago. La condroitina, un carbohidrato, es un componente cartilaginoso que se cree que promueve la retención de agua y la elasticidad e inhibe las enzimas que descomponen el cartílago. Ambos compuestos son fabricados por el cuerpo. Los suplementos de glucosamina se derivan de las conchas de mariscos; Los suplementos de condroitina generalmente están hechos de cartílago de vaca.

Resultados de la investigación

Los estudios de laboratorio sugieren que la glucosamina puede estimular la producción de proteínas que forman cartílago. Otra investigación sugiere que la condroitina podría inhibir la producción de enzimas que destruyen el cartílago y también combatir la inflamación. Algunos estudios en humanos han encontrado que cualquiera de los dos puede aliviar el dolor y la rigidez de la artritis con menos efectos secundarios que los medicamentos convencionales para la artritis. Otros estudios no han mostrado ningún beneficio. A medida que se acumula la investigación, los cuerpos de revisión de expertos han sido cautelosos porque, aunque los informes positivos superan en número a los negativos, los estudios con reportes negativos han sido más grandes y están mejor diseñados [1]. Además, no se ha determinado si la glucosamina ofrece alguna ventaja sobre los medicamentos establecidos, como el paracetamol, los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) tradicionales o los inhibidores selectivos de Cox-2 [2].

El ensayo clínico más grande y mejor diseñado es el Ensayo de Intervención de Artritis con Glucosamina/condroitina (GAIT por sus siglas en inglés), financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. Hasta ahora, el GAIT ha producido dos conjuntos de resultados negativos. En 2006, los investigadores informaron sobre un estudio de 24 semanas que involucró a 1,583 pacientes asignados aleatoriamente para recibir 500 mg de clorhidrato de glucosamina tres veces al día, 400 mg de sulfato de condroitina de sodio tres veces al día, 500 mg de glucosamina más 400 mg de sulfato de condroitina tres veces al día, 200 mg de celecoxib ( Celebrex ) diariamente, o un placebo. El estudio encontró que la glucosamina y la condroitina, solos o en conjunto, no redujeron el dolor de rodilla por osteoartritis de manera más efectiva que un placebo. Estos dos medicamentos reportaron  aproximadamente un 17% mejor que el grupo de placebo en el caso de dolor moderado[3].

El informe mencionado fue acompañado por un editorial que concluyó:

[Basado en este estudio], parece prudente decir a nuestros pacientes con osteoartritis sintomática de la rodilla que ni el clorhidrato de glucosamina ni el sulfato de condroitina solos han demostrado ser más eficaces que el placebo para el tratamiento del dolor de rodilla. Si los pacientes eligen tomar suplementos alimenticios para controlar sus síntomas, se les debe recomendar tomar sulfato de glucosamina en lugar de hidrocloruro de glucosamina y, para aquellos con dolor severo, tomar sulfato de condroitina con sulfato de glucosamina puede tener un efecto adicional. Tres meses de tratamiento es un período suficiente para la evaluación de la eficacia; si no hay una disminución clínicamente significativa de los síntomas en este momento, los suplementos deben suspenderse. Además, no hay evidencia de que estos agentes prevengan la osteoartritis en personas sanas o en personas con dolor de rodilla pero con radiografías normales [4].

En 2007, otro estudio bien diseñado involucró a 71 pacientes con osteoartritis de la rodilla que fueron seguidos durante un año. El estudio no encontró diferencias significativas en la función y el dolor entre los grupos de tratamiento y placebo [5]. Más tarde ese año, un metanálisis concluyó: "Ensayos metodológicamente adecuados a gran escala indican que el beneficio sintomático de la condroitina es mínimo o inexistente. El uso de condroitina en la práctica clínica habitual debe, por lo tanto, ser desalentado". [6]

Para estudiar si la glucosamina o la condroitina podrían disminuir el daño estructural de la osteoartritis, ​se le ofreció a pacientes GAIT ​ la oportunidad de continuar su tratamiento original durante 18 meses más, durante un total de dos años [7]. Se inscribieron aproximadamente 570 pacientes. En 2008, los investigadores informaron que ninguno de los grupos de tratamiento mostró un beneficio estructural significativo (ralentización del estrechamiento del espacio articular). Los investigadores expresaron la esperanza de que la investigación adicional podría encontrar que un subgrupo de pacientes aún no definido puede beneficiarse, pero no comparto su optimismo.

Dos estudios informaron en 2010 que los pacientes con dolor crónico no experimentaron ningún beneficio al tomar 1,500 mg al día de glucosamina. Un estudio involucró a 250 adultos con dolor lumbar crónico y osteoartritis degenerativa que fueron seguidos durante un año. La mitad de los pacientes tomaron glucosamina y la mitad recibió un placebo. El grupo al cual se le administró glucosamina no tuvo mejoras significativas respecto al grupo que recibió placebo [8]. El otro estudio incluyó 662 participantes GAIT con osteoartritis de rodilla de moderada a grave, que recibieron glucosamina (500 mg tres veces al día), sulfato de condroitina (400 mg tres veces al día), glucosamina y sulfato de condroitina combinados (mismas dosis), celecoxib (Celebrex , 200 mg una vez al día) o un placebo. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los grupos [9].

Otro estudio reportado en 2014 no encontró evidencia de que la glucosamina y la condroitina sean efectivas para aliviar los síntomas de la rodilla o ralentizar el desarrollo de la enfermedad entre los pacientes con osteoartritis. Durante un periodo de 4 años, los investigadores siguieron a 1,625 pacientes, el 18% de los cuales comenzó a usar glucosamina o condroitina durante el periodo de estudio. Los usuarios no tuvieron mejoras sobre los pacientes que no la usaron [10].

Productos

En los Estados Unidos (y México) los productos de glucosamina y condroitina se comercializan como "suplementos alimenticios". La glucosamina está disponible en muchas presentaciones, incluido el sulfato de glucosamina, clorhidrato de glucosamina (HCl) y N-acetilglucosamina (NAG), y también puede contener cloruro de potasio o sal de cloruro de sodio. Sin embargo, no hay evidencia concluyente de que una presentación sea mejor que otra. La condroitina se vende típicamente como sulfato de condroitina.

En diciembre de 1999 y enero de 2000, ConsumerLab.com probó 25 marcas de glucosamina, condroitina y productos combinados y descubrió que 10 productos con sólo glucosamina pasaron la prueba, pero únicamente 2 con sólo condroitina y 6 de 13 con productos combinados no pasaron las pruebas porque sus niveles de condroitina eran demasiado bajos. En enero de 2001, se eliminó uno de los productos combinados porque se consideró que su nivel de manganeso era demasiado alto [11]. El último informe de ConsumerLab indica que 8 productos de 8 probados de sólo glucosamina, contenían la cantidad mostrada en la etiqueta, pero 2 productos de 2 analizados de sólo condroitina no contenían la misma cantidad mostrada en la etiqueta [12].

En 2001, Consumer Reports evaluó 19 productos e informó:

‘estaban razonablemente bien estandarizados, entregando al menos el 90 por ciento de la cantidad de glucosamina o condroitina prometida en la etiqueta, cumpliendo así un nuevo estándar para los suplementos propuesto por la Farmacopea de EE. UU., que establece los estándares para los medicamentos y los propone para los suplementos. Sin embargo, cuatro productos, la glucosamina y condroitina "Double Strength", la condroitina de glucosamina "ArthxDS", el complejo de condroitina de glucosamina "Solgar Extra Strength" y el sulfato de condroitina de "Now", no cumplieron con ese estándar. Dos productos: el complejo de condroitina de glucosamina "Solgar Extra Strength" y Twinlab CSA (sulfato de condroitina) recomendaron muy pocas píldoras por día para suministrar la dosis utilizada en los ensayos clínicos exitosos. Muchos otros enumeraron la cantidad recomendada de píldoras como un rango que permite a los consumidores tomar una dosis que puede ser inadecuada [13].’

Consideraciones sobre seguridad

Hasta el momento, ningún estudio ha encontrado efectos secundarios graves de la glucosamina o la condroitina. Los efectos secundarios más comunes son aumento de gases intestinales y heces blandas. Sin embargo, estudios en animales han sugerido la posibilidad de que la glucosamina pueda empeorar la resistencia a la insulina, una de las principales causas de la diabetes. Hasta ahora, los estudios en humanos no han corroborado ese riesgo. Sin embargo, las personas con diabetes que usan este suplemento alimenticio deben vigilar muy de cerca su nivel de azúcar en la sangre. No se han reportado reacciones alérgicas a la glucosamina, pero debido a que se obtiene de conchas de mariscos, las personas que son alérgicas a los mariscos deben tener precaución al usarlo prestando atención a los signos de una reacciones, o mejor aún, evitarlo por completo. En cuanto a la condroitina, puede causar hemorragias en personas que tienen un trastorno hemorrágico o que toman un medicamento anticoagulante.

En 2001, Vital Nutrients retiró del mercado dos productos (Vital Nutrients Joint Ease y Verified Quality Joint Comfort) en los que se encontró que contenían ácido aristolóquico, una sustancia que puede causar toxicidad renal y cáncer [14].

En 2008, un periódico escocés informó de la muerte de varias personas por insuficiencia hepática a las pocas semanas de tomar glucosamina [15]. Aunque la causa y efecto no se pudieron probar, los médicos locales emitieron una advertencia.

En conclusión

La condroitina parece no tener ningún efecto. Si la glucosamina es útil o no es más complicado, pero los estudios mejor diseñados indican que no lo es. Esto generalmente significa que la evidencia negativa al final será la concluyente. Ante la escasa evidencia, la decisión de utilizar glucosamina se basa en información que es menos completa de lo deseable. Además, el control de calidad del producto puede ser un problema en muchos casos. Este es mi consejo:

  • El primer paso para buscar atención para los síntomas de artritis debe ser obtener un diagnóstico por un médico competente.
  • El siguiente paso es discutir con el médico los pros y contras de las diferentes opciones de tratamiento.
  • Si usted decide probar la glucosamina, hágalo teniendo en cuenta la más reciente información al respecto .Consumer Reports, ConsumerLab.com o su médico pueden ayudarlo a elegir el producto adecuado.
  • Considere que la condroitina podría representar un gasto inútil.
  • Ignore a cualquier médico o vendedor que le diga que tiene una "cura milagrosa" para la artritis.
  • Nunca compre un suplemento dietético sólo porque vio un anuncio de radio o televisión.
  • Cuidado con el precio. La división de pedidos por correo de Puritan's Pride, que frecuentemente tiene ofertas de "5x2" y "3x1", vende productos que cuestan entre $4 USD y $5 USD por mes. (Asegúrese, por supuesto, de ignorar la publicidad engañosa que la compañía hace, no se debe confiar en ningún vendedor de suplementos alimenticios, hierbas o remedios homeopáticos para obtener información sobre si son útiles o no).

Referencias

  1. Bausell RB. Snake Oil Science: The Truth about Alternative and Complementary Medicine. New York: Oxford University Press, 2007, pp 251.
  2. Update on glucosamine for osteoarthritis. Medical Letter 43:111-112, 2001.
  3. Clegg DO and others. Glucosamine, chondroitin sulfate, and the two in combination for painful knee osteoarthritis. New England Journal of Medicine 354:795-808, 2006.
  4. Hochberg MC. Nutritional supplements for knee osteoarthritis—Still no resolution. New England Journal of medicine 354:848-850, 2006.
  5. Sawitzke AD and others. The effect of glucosamine and/or chondroitin sulfate on the progression of knee osteoarthritis: A report from the Glucosamine/chondroitin Arthritis Intervention Trial. Arthritis & Rheumatism 58:3183-3191, 2008.
  6. Reichenbach S, and others. Meta-analysis: chondroitin for osteoarthritis of the knee or hip. Annals of Internal Medicine 146:580-590, 2007.
  7. Messier SP and others. Glucosamine/chondroitin combined with exercise for the treatment of knee osteoarthritis: a preliminary study. Osteoarthritis Cartilage 15:1256-1266, 2007.
  8. Wilkens P and others. Effect of glucosamine on pain-related disability in patients with chronic low back bain and degenerative lumbar osteoarthritis. JAMA 304:45-52, 2010.
  9. Sawitzke AD and others. Clinical efficacy and safety of glucosamine, chondroitin sulphate, their combination, celecoxib or placebo taken to treat osteoarthritis of the knee: 2-year results from GAIT. Annals of the Rheumatic Diseases 69:1459-1464, 2010.
  10. Yang S and others. Effects of glucosamine and chondroitin on treating knee osteoarthritis: An analysis with marginal structural models. Arthritis & Rheumatism, Nov 4. 2014.
  11. Product review: GLUCOSAMINE and CHONDROITIN. ConsumerLab Web site, accessed Jan 22, 2002.
  12. Product review: Joint supplements (glucosamine, chondroitin, and MSM). ConsumerLab Web site, updated Sep 22, 2007.
  13. Joint remedies. Consumer Reports, Jan 2002.
  14. Vital Nutrients recalls Joint Ease & Verified Quality Brand Joint Comfort Complex because of adverse health risk associated with aristolochic acid. News release, May 24, 2001.
  15. MacDermid A. Death sparks safety concern over popular pain remedy. The Herald (Glasgow, Scotland), March 4, 2008.

Este artículo fue revisado el 21 de noviembre, 2014.

Revisión en español por Israel Rodríguez

Modificado por última vez en Martes, 20 Noviembre 2018 21:32

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Dona a Verificiencia

Verificiencia es un proyecto operado por voluntarios, tu ayuda nos permitirá crecer.



Lo mas popular

Arriba