Logo Verificiencia

La teorías de la conspiración

Los seres humanos tenemos la necesidad de darle sentido a nuestro mundo, y de que este gire en torno a nosotros. Queremos respuestas certeras y, dado el caso, también queremos encontrar culpables. Si lo pensamos un poco, hemos desarrollado un sistema para buscar respuestas confiables y verificadas: se llama ciencia. ¿Por qué no recurrimos a ella en busca de respuestas?

Desgraciadamente el público no siempre comprende la naturaleza de la ciencia. La ciencia es un sistema de conocimientos objetivos y verificables, obtenidos mediante la observación y la experimentación. La investigación científica siempre cuestiona y busca información nueva, por lo que a veces aquello que se consideraba correcto puede cambiar o incluso refutarse al obtenerse nueva información y nuevos datos. En momentos en que el público espera certezas, los científicos que están trabajando frente a algo nuevo no siempre las ofrecen , y en ocasiones el conocimiento que parecía más sólido hasta el momento debe rechazarse o al menos modificarse a la luz de nueva evidencia, lo cual da la apariencia al público de que no saben lo que hacen, especialmente porque la investigación científica es un proceso que requiere tiempo.

Eso deja un hueco que pueden llenar  quienes afirman, con total certidumbre, que tienen la verdad absoluta. Ya sea porque lo creen, o porque para ellos es fácil fabricar “verdades” como una forma de manipulación.

Y como es de esperarse, la epidemia de COVID19 ha dado lugar a otra epidemia, la de falsa información y teorías de la conspiración, promovidas por distintas razones: fines políticos,  para atraer  público a ciertas ideologías, o simplemente porque ofrece culpables ficticios fáciles de señalar.

Todo eso no sale de la nada, existen varios grupos detrás de muchas teorías de conspiración. Es decir, estas suelen ser fabricadas con el fin de promover las agendas de cada grupo, que a veces se superponen y producen alianzas temporales.  Veamos qué nos dicen estos grupos:


Los Antivacunas

El movimiento antivacunas no es nuevo. Nació casi al mismo tiempo que las vacunas.  ¿Sus autores? Personas que veían las enfermedades como un castigo divino y saber que se podrían prevenir lo veían como  un rechazo a la voluntad del cielo. Por ello desde sus inicios ha tenido siempre un fuerte componente religioso. El movimiento se hizo más fuerte en Estados Unidos en el siglo XIX, donde los intentos del gobierno para promover la salud  pública serían vistos con desconfianza. Bajo el lema de que el gobierno no debería intervenir en la decisión del individuo y su familia, el movimiento antivacunas se volvió más fuerte. En su origen, podemos disculparnos un poco por el estado de la medicina del siglo XIX, ya que ésta apenas comenzaba, pero en el siglo XX que la medicina se desarrolló por fin, la posición antivacunas no ha cambiado. Actualmente es promovida por grupos poderosos y con dinero, con una bien aceitada maquinaria de propaganda encargada de fabricar mitos con el fin de promover su agenda. Estas son algunas de sus afirmaciones.


Afirmaciones antivacunas:

Detrás de los gobiernos existen grupos poderosos que desean crear un “Nuevo Orden Mundial” y para ello necesitan reducir a la población. La evidencia son las campañas de reducción de natalidad… y las vacunas. Nos dicen que las vacunas son un medio para enfermar a la gente ( a pesar de que gracias a ellas nuestra expectativa de vida en el siglo XX casi se duplicó). Las vacunas contienen un montòn de químicos dañinos que nos vuelven estériles, producen autismo, nos enferman y ahora nos introducen incluso microchips.

Los grupos antivacunas han extendido esas afirmaciones para adaptarlas al covid19. Estas son algunas que seguramente reconocerán:

Falsedad 1: La vacuna de la gripe nos enferma o nos hace más susceptibles al COVID19

Los sitios web y las redes sociales antivacunas están promoviendo la idea de las vacunas no solo provocaron la epidemia, si no que además darán poder a los gobiernos para controlarnos a través de campañas de vacunación forzadas 

En los grupos antivacunas hay afirmaciones como éstas:

  • "Si aceleran (la producción) de alguna vacuna contra el coronavirus, ¿cómo vamos a defendernos todos?"   y se afirma " No dejaré que vacunen a mi hija, más que sobre mi cadáver".
  • "Escóndete en los pisos como si ocultaran a los judíos de los nazis"
  • "Escondelos (a tus hijos) en nuestra caja de rifles (sí, es una gran caja, y sí, amamos nuestras armas)"  

    Fuente: (Texas Anti-Vaxxers Fear Mandatory COVID-19 Vaccines More Than the Virus Itself)

No hay nada como sentirse la víctima para justificarse. Los grupos antivacunas repiten los mismos argumentos cada vez que hay una epidemia importante o cuando se promueve alguna campaña de vacunación. Pero ¿qué evidencias tienen? veamos:

  • “Nuevo estudio militar muestra que la vacuna contra la gripe aumenta el riesgo de coronavirus en 36%
  • “Un estudio muestra que los niños vacunados tienen 440% más probabilidades de enfermarse por enfermedades respiratorias después de recibir la vacuna contra la gripe
  •  Los que recibieron la vacuna contra la gripe tenían un riesgo 36% mayor de Coronavirus

Estas afirmaciones iniciaron en enero, y una variante de esta afirmación dice que la epidemia de COVID19 en China se debe a que estuvo aplicando más vacunas contra las influenza en años anteriores. Lo cual está basado en una distorsión del fenómeno llamado Interferencia viral, malinterpretando un estudio y omitiendo el hecho de que existen muchos coronavirus. Además, algunas de las gripes que sufrimos comúnmente son producidas por coronavirus, mientras que el que provoca la pandemia actual de el SARS2-Cov2 es nuevo (una mutación de anteriores sepas) y que el estudio concluye que se ofreció una protección significativa contra la mayoría de los virus de influenza, parainfluenza , RSV y varias coinfecciones no-influenza..

 Analicemos pues las anteriores afirmaciones:

Falsedad 1

“El estudio de veteranos muestra que la vacuna contra la gripe aumenta el riesgo de coronavirus en 36%”: 

  • En primer lugar, existen muchos coronavirus. Hay una docena de coronavirus que infectan al ser humano, varios de los cuales son responsables de las gripes comunes. La afirmación de los antivacunas sugiere que el coronavirus al que se refiere es el SARS-Cov2, pero el estudio es de hace dos años, cuando aún ese virus no había aparecido en humanos.
  • Lo que dicen los antivacunas contradice la conclusión del estudio:
    La aplicación de la vacuna contra la influenza no se asoció con la interferencia de virus entre nuestra población. El examen de la interferencia de virus por virus respiratorios específicos mostró resultados mixtos. La interferencia del virus derivado de la vacuna se asoció significativamente con el coronavirus y el metapneumovirus humano; sin embargo, una protección significativa con la vacunación se asoció no sólo con la mayoría de los virus de la influenza, sino también con las coinfecciones por parainfluenza, RSV y sin virus de la influenza”.
  • Existen otros estudios sobre la posible interferencia de la vacuna de la gripe y otras enfermedades, en general los resultados no son concluyentes.

Falsedad 2

“Un estudio muestra que los niños vacunados tienen 440% más probabilidades de enfermarse por enfermedades respiratorias después de recibir la vacuna contra la gripe”

  • Esta es una variación de la afirmación de que los niños vacunados sufren 500% más enfermedades. Parte de la afirmación ya la hemos desmentido aquí: “Los niños vacunados padecen 500% más enfermedades que los no vacunados”, como evidencia se usa un estudio que demuestra lo contrario, y una encuesta realizada entre padres antivacunas, que carece de todo valor.

  • La otra parte proviene de un pequeño estudio realizado con 130 niños. Aparte de que la muestra es pequeña  y si bien muestra un pequeño aumento en enfermedades respiratorias el estudio tienen la advertencia: “El mayor riesgo de infección por el virus respiratorio sin influenza entre los receptores de TIV podría ser un hallazgo de artefactual”, además de indicar que el efecto fue temporal, sugiriendo que se necesitan más estudios. Nada que indique que los niños tienen 440% más probabilidades de enfermarse por una vacuna contra la gripe.

Falsedad 3:

La pandemia es un pretexto para instalar las antenas 5G y Bill Gates es el culpable

¿Qué más podemos esperar sino recurrir a otras teorías de conspiración y añadirlas a los antivacunas?   Robert F. Kennedy, Jr, una de las cabezas más visibles del movimiento antivacunas hace esta curiosa afirmación: “Este video muestra por qué a Big Telecom le encanta el #coronavirus. La cuarentena ha facilitado el lanzamiento sin obstáculos del # 5G y ha puesto fin efectivamente a la oportunidad que ocurran protestas públicas masivas” y añade “ Los titanes de Telecom ahora tienen el camino abierto, políticos dispuestos y una población complaciente lo suficientemente asustada, asediada, en bancarrota y sumisa para renunciar a sus libertades constitucionales y dar la bienvenida al estado de vigilante.

¿Y quién es el culpable de todo eso? Obviamente Bill Gates:

El principal de ellos es Bill Gates con su siniestro sistema de seguimiento antiamericano (ID 2020), sus a Coronavirus sospechosamente coincidentes simulaciones del juego de guerra de octubre de 2019

Tratemos de deshilvanar esta madeja de afirmaciones.

  • La afirmación está construida sobre la famosa teoría de la conspiración del “nuevo orden mundial”. Esta afirma que  existe una gran conspiración para crear un gobierno único, mundial controlado por las grandes élites corporativas  y que van a controlar a la poblacion por medio de chips, vacunas, chemtrails, 5G, ideología de género, homosexualidad, etc y que se impondrá algo así como un régimen capitalista/marxista/colectivista que le quitara sus propiedades a todos para que solo los conserve una éilte. 

Como pueden ver, se les puede culpar de todo. Los antivacunas le atribuyen el promover las vacunas, las iglesias de promover los anticonceptivos y el feminismo, los políticos de promover los derechos de las minorías, etc. Por supuesto sin ninguna evidencia de ello.

  • La pandemia no fue creada por algún gobierno y organización, su origen es completamente natural y se debe ante todo a nuestra falta de previsión y los científicos especialistas tienen más de una década advirtiendo sobre el peligro. Irónicamente ha sido Bill Gates una de tantas figuras que estuvieron advirtiendo de que deberíamos estar preparados.

  • El ID 2020 lejos de ser un plan de seguimiento americano es una iniciativa para crear un sistema universal de identificación, pues considera que la “"la capacidad de demostrar la identidad de uno es un derecho humano fundamental y universal" y además “Creemos que los individuos deben tener control sobre sus identidades digitales incluyendo la forma en que los datos son recolectados, y usados in compartidos”. Solo a un grupo antivacunas se le ocurriría convertir una iniciativa para que los individuos tengan control de su información en una conspiración maligna.

  • Las “simulaciones del juego de guerra de octubre de 2019”  se refiere a la simulación del Evento 201. Esta fue una simulación de lo que podría pasar en caso de una pandemia. La iniciativa fue organizada por  el Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud con el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates.  Ante la falta de un plan mundial en caso de Pandemia, se invitó a personalidades de todo el mundo para que pudieran ver como se puede desarrollar una pandemia.  El evento fue público, se transmitió por youtube y otros medios. Pero para los antivacunas, un plan para advertir de una pandemia se convierte en una conspiración para crear una… Si algo podemos decir es que a pesar de este evento, la mayoría de los gobiernos reaccionaron como si nunca hubieran esperado una pandemia.

  • Resulta triste e irónico que después de los esfuerzos de Bill Gates para advertirnos sobre la pandemia, no falta quien insista en culparlo.

Falsedad 4:

La introducción del  5G desencadenó el virus

  De la pluma de James Grundvig del grupo antivacunas “Vaxxter” tenemos una nueva conspiración. Según él en Italia vimos: ” Escenas que recordaban inquietantemente a Wuhan: gente caminando por la calle, colapsando sin ser provocados por alguna fuerza externa. Docenas de tales videos y fotos mostraban a las personas caídas con las extremidades extendidas, boca arriba, boca abajo en las aceras”, según  Grundvig eso se debe a que “El 5G genera el coronavirus porque está absorbiendo el oxígeno de los pulmones”. Añadiendo a las afirmaciones de Grundvig otros antivacunas le añaden diciendo que los virus SARS-CoV-2 de alguna manera "se comunican entre sí" al decidir qué huésped infectar (--no lo hacen) y que el 5G de alguna manera facilita eso.

Además Grundvig,  Tom Warren, editor de la revista “The verge” de noticias tecnológicas afirmaEl 5G causa el coronavirus porque está absorbiendo el oxígeno de los pulmones, según un video que se difunde en Facebook. Quiero, pero el hecho de que la gente crea que esta mierda es realmente aterradora”.

Analicemos estas afirmaciones.

  • Primero… ni en Italia ni en Wuhan se vio a gente colapsando en las calles… los videos que promovieron como prueba de esas afirmaciones resultaron que no tenían nada que ver. Uno de los videos que presenta muestra en realidad a gente durmiendo en las calles de de Shenzhen, a 960 km de distancia de Wuhan. Otros son fotos sin identificación ni correlación con Wuhan o Italia. Conocemos bien la sintomatología del COVID19 y tiene poca relación con la que nos dicen los antivacunas.

  • ¿Tuvo que ver el 5G con esto? A pesar de los anuncios triunfalistas del gobierno chino, la red de 5G en Wuhan es bastante limitada. En contraste la red 5G más completa actualmente se encuentra en Corea del Sur, uno de los países donde el control de la epidemia ha sido más efectivo con un mínimo de casos y muertes.

  •  Grundvig, además afirma que  todo se debe a los 60 GHz, la señal es absorbida por el oxígeno :”la frecuencia 5G a 60 GHz se desliza por el aire, absorbiendo la mayor parte del oxígeno que, combinadas con un átomo de hidrógeno, forman vapor de agua..” (sic). Esa fantástica explicación tiene poco que ver con la realidad. Las frecuencias de 60 GHz son atenuadas por el oxígeno, y no alrevez. Eso es lo que evita que esas señales puedan alcanzar grandes distancias. Sin embargo a las distancias que se usa la red 5G esa atenuación no tiene ninguna importancia. Tampoco las señales del 5G  poseen la energía necesaria para romper los enlaces químicos o interrumpir el flujo de electrones. 
  • La afirmación de que las bacterias se pueden comunicar entre sí se basa en un documento muy dudoso (Luc Montagnier es uno de los consultores) que fue recibido con mucho escepticismo. El artículo sugiere que las bacterias producen señales de radio que les permite comunicarse entre sí.
    El estudio no tiene  evidencia y por supuesto, recordemos que el COVID19 no es producido por una bacteria sino por el virus SARS-Cov2.

Los grupos anti electromagnetismo, la conspiración del 5G.

Hay varios grupos que  desde hace años nos dicen que las radiaciones electromagnéticas que hemos creado para comunicarnos, como el wi-fi, la red celular, las estaciones de radio y tv son dañinas para la salud. A pesar de que sabemos que todas estas señales de radio son radiaciones no ionizantes y por lo tanto difícilmente nos pueden hacer daño, y que hay muchos estudios sobre la seguridad de esos sistemas, insisten en que hay una conspiración para ocultarnos la verdad.

En la actualidad han enfocado sus baterías a la nueva tecnología 5G que está en proceso de implementación.

Primero, ¿Qué es el 5G? ¿Por qué tanto miedo?  .

Las redes de celular poco a poco han tenido que ajustarse a la demanda de información.  Cada generación que aumenta la capacidad recibe un número. La red 5G se planea conectar usando frecuencias que ya eran usadas para otras aplicaciones, incluyendo algunos canales de TV, su uso no es nuevo. Pero dado el corto alcance de esas señales será necesario aumentar el número de antenas de corto alcance. Algo que lleva muchos años. 

Entonces, ¿cuál se supone que es el problema?

La palabra clave es “Electrosmog”, la idea de que todos los equipos electrónicos y eléctricos están creando señales que invaden nuestro entorno, y pueden afectar nuestra salud.  Al electrosmog se le atribuyen todo tipo de problemas de salud, y se usa como razón para el rechazo a el Wifi, los celulares, las redes eléctricas etc. Incluso se ha definido una nueva enfermedad “la sensibilidad electromagnética”. Existe un fuerte activismo en torno a este tema, que busca detener las redes de Wifi y por supuesto… el 5G. Sin embargo no existen estudios concluyentes que validen sus afirmaciones, al grado que algunos consideran este tema una pseudociencia.

Y como es una pseudociencia, también se puede convertir en una teoría de la conspiración, y que mejor si se juntan todas las conspiraciones en una sola.

Falsedad 5:

La conspiración del 5G, “Todo en uno”

Un usuario de facebook llamado  Ben Mackie hizo una afirmación en su página: “Están tratando de asustarnos con un falso virus culero cuando las torres 5G están siendo construidas alrededor del mundo“ (sic). Según Mackie todo es parte de una conspiración para despoblar al mundo, las torres 5G producen los síntomas del COVID19 y que el virus es un pretexto para aplicarse vacunas contra el COVID19 que en realidad  contienen chips que serán implantadas en la gente para poder controlarlos con las redes 5G. A pesar de lo improbable de esa afirmación, está pronto fue difundida en las redes sociales por influencers y personalidades. Parte de la razón es que algunas agencias rusas ha estado promoviendo afirmaciones similares,pero si analizamos esas afirmaciones podemos decir que:

  • Como ya comentamos, no hay ninguna evidencia de que las frecuencias que se usen en TV, radio, celulares, o para el 5G sean dañinas para la salud.
  • No hay manera que las redes existentes del 5G puedan crear virus, menos aún los síntomas.
  • Los famosos chips de control son un viejo mito, pero la nueva versión está basada en una distorsión de un proyecto descrito por Bill Gates. Se trata del proyecto de la compañía MICROCHIPS de poder crear un microchip para ser implantado debajo de la piel que pueda entregar dosis controladas de medicamentos, por ejemplo anticonceptivos. De entrada vemos que el microchip debe ser suficientemente grande para contener varias dosis de la medicina en cuestión, algo que difícilmente puede ser aplicado dentro de una vacuna… De nuevo,los antivacunas nos quieren presentar un posible avance médico como algo maligno.

Los políticos

No es ningún secreto que varios gobiernos del mundo han actuado de manera desastrosa ante la pandemia. Al principio la minimizaron, luego trataron de limitar las medidas, para que al final busquen la mejor solución… echándole la culpa a otros. Los culpables favoritos son los chinos, los comunistas y la OMS.

Falsedad 6:

Fueron los norteamericanos.

No es una de las más populares en occidente, pero nos muestra lo fácil que es buscar culpables en lugar de soluciones. En Marzo de este año el ministro del exterior de China Zhao Lijian, en su cuenta de twitter lanzó la afirmación de que el ejército de EU había llevado el nuevo coronavirus a la ciudad de Wuhan. Invitó a sus cientos de miles de seguidores a consultar un sitio canadiense de teorías de la conspiración y divulgar su contenido. 

El ministro escribió “Eso es tan sorprendente que cambia las cosas en las que acostumbramos a creer” y hace estas preguntas: “¿cuándo inició el paciente cero en los EUA?”, ¿cuántos se infectaron? ¿Cuáles son los nombres de los hospitales? Podría ser que el Ejército de EU trajo la epidemia a Wuhan.

¿Y cual es la evidencia? Esta se basa en la participación del ejército de EU en los “Military World Games” que se celebraron en Wuhan en octubre del 2019. Podemos pensar que el equipo chino fue descalificado por hacer trampa en una de las competencias no tiene nada que ver, o que se haya acusado a los chinos de provocar la epidemia. A esto podemos decir que la evidencia es que el coronavirus SARS-Cov2 proviene de la población local de murciélagos de Wuhan, y que no hay evidencia de que haya sido modificado de manera artificial es más que concluyente.

Falsedad 7:

Fueron los chinos

No es ningún secreto que el presidente de los EUA, Donald Trump ha insistido que existe evidencia de que el coronavirus del COVID19 se originó en un laboratorio chino. Cierto que él no inició esta teoría de la conspiración, sino por el secretario de estado Mike Pompeo, sin embargo ha logrado que muchos de sus seguidores se aferren a ella. Trump culpa tanto a China como a la OMS.

Reportero: “¿Has visto algo en este momento que te dé un alto grado de confianza en que el Instituto de Virología de Wuhan fue el origen de este virus?”

Donald Trump: "Sí, tengo. Sí, tengo", dijo el presidente, sin especificar. "Y creo que la Organización Mundial de la Salud [OMS] debería avergonzarse de sí mismos porque son como la agencia de relaciones públicas de China"
(conferencia de prensa de Donald Trump, abril 30 , 2020)

Además de que los análisis han demostrado que no hay evidencia de que el virus haya sido modificado genéticamente, la Oficina Nacional de Inteligencia contradijo al presidente Trump y afirmó que:

“Toda la Comunidad de Inteligencia ha estado brindando constantemente apoyo crítico a los encargados de formular políticas de los EE. UU. Y a los que respondieron al virus COVID-19, que se originó en China. La Comunidad de Inteligencia también está de acuerdo con el amplio consenso científico de que el virus COVID-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente..

¿Pero en qué consisten esas afirmaciones?

Hay dos vertientes, una que el virus se escapó de las  instalaciones de Wuhan en donde se estaban investigando las cepas de coronavirus recolectados de los murciélagos. La cercanía del laboratorio al mercado donde aparentemente se inició el contagio dio lugar a muchas especulaciones. Sin embargo ninguno de los coronavirus estudiados ahí es cercano a el SARS-cov2, pues provienen de poblaciones muy lejanas a Wuhan.
El laboratorio estaba investigando 3 cepas de coronavirus, pero ninguna es cercana. Por otra parte, en noviembre del año pasado el laboratorio fue encargado de determinar la secuencia genética del entonces virus desconocido y en Enero envió la información a la OMS. La rapidez con la que se compartió esa información permitió reaccionar con tiempo.  Desgraciadamente muchos gobierno no lo hicieron.

La otra vertiente es más extraña. Afirma que el virus fue fabricado con el fin de atacar a occidente… de alguna manera, con complicidad de científicos del resto del mundo y la administración Obama. Se basa en que existe investigación controversial que permite añadirle características patógenas a algunos virus. Se le conoce como experimentos de “ganancia de función”. Estos experimentos permiten saber para qué sirven las distintas partes del genoma del virus, lo que permite darles ciertas funciones extras. Esto puede ser útil para el desarrollo de vacunas, o averiguar qué es lo que hace patógenos a los virus. 

Cuando se logró hacer más patógenos algunos virus de influenza se declaró en el 2014 una moratoria en ese tipo de investigación. Esa moratoria fue levantada  en el 2017.

¿Conclusión conspiranoica?  La administración Obama está involucrada con los científicos y el gobierno Chino en lograr que el coronavirus sea más patógeno y por lo tanto son los responsables de la pandemia.

Pero, regresamos a que no hay evidencia de que el virus haya sido modificado genéticamente. Desgraciadamente estas acusaciones han causado gran daño a la investigación, dado que ahora se han cancelado la administración Trump varias investigaciones sobre coronavirus humanos que podrían ayudará a prevenir una próxima pandemia


Conclusiones

Desgraciadamente estas no son las únicas teorías de la conspiración, y estas no son inocuas. En una entrevista menos de un 50% de los norteamericanos afirmaron que se vacunaran una vez que la vacuna contra el COVID19 esté disponible. Otros están atacando a trabajadores de salud por creer que están propagando el virus, otros más están atacando a quienes instalan torres de telefonía celular, sean 5G o no. Aunado a eso, los políticos toman decisiones irracionales y cortan fondos a la investigación científica.

Es por ello que es importante reconocer las teorías de la conspiración y combatirlas.

Referencias.

Con información de Science Based Medicine “Teorías de conspiración sobre el virus que provoca COVID-19: ¡Las vacunas y 5G (junto con Bill Gates) son responsables!, David Gorski”

INFODEMIC COVID-19 IN EUROPE:  A fact-checking report by AFP, CORRECTIV, Pagella Politica/Facta,Full Fact and Maldita.es















Modificado por última vez en Miércoles, 22 Julio 2020 18:49

Información adicional

  • Corrección de estilo: Samantha McDermott, Rodrigo A. Arreola

Javier Delgado

Nerd, fanático de los libros, manga, anime, café, ciencia ficción, ciencia, rock progresivo y maquillaje de efectos especiales, no necesariamente en ese orden.

Estudie la carrera de ing químico metalúrgico, pero mis áreas de trabajo han sido desarrollo de formulaciónes de materiales para maquillaje teatral y escénico,  organero, diseño de maquinaria, edición de video, animación 2D/3D, multimedia, programación web, y actualmente realidad aumentada y apps.

Interesando en la divulgación científica y en el evitar la proliferación de las pseudociencias y las estafas que involucran, por lo que desde hace años escribo sobre el tema en mis sitios web (antes de que les llamaran blogs).

Reconocimientos:

Premio nacional de periodismo 2015, en el área de Divulgación científica y cultural por la participación en la elaboración del video "Nicte´Ha"


Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Jornada Veracruz, cuando el periodismo se vuelve pseudocientífico y conspiranoico

    El diario La Jornada, en su edición estatal de Veracruz, recientemente publicó un artículo plagado de teorías de la conspiración donde se puede apreciar que su columnista carece del más mínimo conocimiento de ciencia y ética profesional: esto queda claro después de leer las últimas líneas del artículo “Los trágicos metales mexicanos y la vida” de Fernando Illescas [1]  Omitiendo todo el argumento político de los primeros párrafos, saltamos a las últimas líneas que se refieren a la ciencia, donde podemos leer lo siguiente:

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba