Reportar comentario

Se me ha olvidado añadir a mi comentario anterior, que el formaldehído que se añade a las vacunas no es el natural, sino sintético, y que por tanto puede tener otro comportamiento en el organismo humano