Logo Verificiencia

¿Puede algún tratamiento contra el cáncer "alternativo" fortalecer el sistema inmunológico?

El término "sistema inmunológico"- como lo reconocen los científicos- se refiere a la interacción enormemente compleja de muchos tipos de células (células T, células B, células NK, células auxiliares, células supresoras, macrófagos, etc.), productos celulares (muchas linfocinas, citocinas y citotoxinas), otras sustancias (químicos, hormonas) y agentes físicos (rayos X, luz ultravioleta).

En este momento no existe una medida única y válida de la "inmunocompetencia" de un individuo. Lo que sí tenemos son varias pruebas relacionadas con la capacidad del cuerpo para reaccionar a las proteínas extrañas que se encuentran en virus, bacterias, alimentos y otras fuentes. Estas pruebas incluyen:

  • Electroforesis de proteínas, para medir los tipos y cantidades de inmunoglobulinas en el suero del paciente. Los anticuerpos son inmunoglobulinas, pero no todas las inmunoglobulinas son anticuerpos.
  • Inmunoelectroforesis, para identificar la cantidad y tipo de inmunoglobulinas pero no anticuerpos específicos.
  • Electroforesis inmunoquímica, para identificar anticuerpos específicos en el suero.
  • Pruebas de alergia, para determinar la presencia o ausencia de anticuerpos en el torrente sanguíneo.
  • La prueba de parche, que utiliza productos químicos como CDNB), PPD, prueba cutánea de paperas, etc., se utiliza junto con las pruebas de alergia.
  • La determinación de la proporción de células T-4 y T-8 en la sangre del paciente (sistema inmunológico celular).

Usado correctamente, el término "inmunosuprimido" se refiere a la evidencia basada en las pruebas anteriores, de que existe un mal funcionamiento en el sistema inmunológico de un paciente. Para definir el mal funcionamiento, se debe identificar la falla específica en el sistema. La conclusión de que alguien está inmunodeprimido debe basarse en pruebas precisas y exhaustivas. La quimioterapia y la radioterapia a veces disminuyen la función inmunológica. Pero a menos que haya una destrucción completa, lo cual es poco común, se producirá la recuperación y es posible que se produzca un rebote por encima del nivel normal de actividad.

Algunos tipos de cáncer pueden deprimir la función inmunológica. Estos incluyen enfermedad de Hodgkin (depresión de células T), SIDA (depresión de células T), leucemia linfática crónica (supresión de células T), mieloma múltiple (supresión de células B) y linfomas en general (supresión de células B). En estas condiciones, el uso exitoso de quimioterapia o radiación para reducir o destruir estos cánceres a menudo provoca un retorno a la inmunocompetencia normal. Este hecho contrasta fuertemente con las declaraciones simplistas de que "la quimioterapia destruye el sistema inmunológico y lo vuelve incapaz de combatir el cáncer".

Por tanto, la noción de que el cáncer representa un fallo del sistema inmunológico es simplista. A finales de la década de 1950, se planteó la hipótesis de que el sistema inmunológico protege contra las células cancerosas de forma similar a su protección contra los organismos infecciosos. Sin embargo, investigaciones posteriores han demostrado que las relaciones entre los cánceres y el sistema inmunológico son muy complejas y que los tumores exitosos desarrollan mecanismos de "tolerancia" que les permiten invadir el cuerpo sin activar respuestas inmunitarias que los destruirían. La ciencia de la inmunoterapia contra el cáncer, en rápido desarrollo, tiene como objetivo el detectar y derrotar estos mecanismos. Una forma podría ser movilizar las células T para atacar y destruir cánceres, pero esto no será fácil de hacer [2]. El simple aumento del número de estas células no funcionará. Por lo tanto, las probabilidades de que cualquier medida dietética, hierba u otro enfoque "alternativo" resuelva el problema del cáncer aumentando la vigilancia inmunológica deben considerarse nulas.

Referencias

  1. Green S. Can alternative treatments induce immune surveillance over cancer in humans? The Scientific Review of Alternative Medicine, primavera-verano de 2000.
  2. Pardell DM. Immunology and Cancer. En Abeloff MD y otros, (editores). Clinical Oncology, 3a ed. Filadelfia: Elsevier / Churchill Livingstone, 2004, págs. 113-138.

El Dr. Green (1925-2007) fue un bioquímico que realizó investigaciones sobre el cáncer en el Centro Oncológico Memorial Sloan-Kettering durante 23 años. Consultó sobre metodología científica y tenía un interés especial en métodos no probados. Este artículo fue escrito por el Dr. Green en 2000 y actualizado por el Dr. Barrett después de su muerte.

Este artículo fue revisado el 21 de enero de 2008.

Por Dr. Green (1925-2007) el 21 de enero de 2008 , publicado originalmente en Quackwatch

Can Any “Alternative” Cancer Treatment Strengthen the Immune System?

Con autorización de Quackwatch

Información adicional

  • Traducción: Carlos Romero
  • Edición / Revisión: Javier Delgado
Inicia sesión para enviar comentarios

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba