Logo Verificiencia

No, las vacunas de ARN de Moderna y Pfizer para COVID-19 no "alterarán permanentemente tu ADN" Destacado

Dado que las nuevas vacunas de ARNm (ARN mensajero) desarrolladas por Pfizer / BioNTech y Moderna probablemente estarán disponibles pronto, las personas del movimiento antivacunas han aumentado la propagación del miedo. Su más reciente afirmación es que las vacunas de ARNm "alterarán permanentemente su ADN" o incluso "lo harán transhumano". Tales afirmaciones se basan en una total ignorancia con respecto a lo que sabemos sobre la biología del ADN, el ARN y cómo codifican las proteínas. Igual que siempre.

David Gorski 30 de noviembre de 2020

Esta semana, quería cubrir algo importante que no hemos cubierto antes aquí en SBM. Así que me pregunté: ¿Qué tema relacionado con COVID-19 no hemos tratado todavía en SBM que realmente deberíamos haber cubierto? Dado que Steve ya ha cubierto las dos primeras vacunas para COVID-19 que van a la FDA para su aprobación y posible autorización de uso de emergencia (EUA), creadas por Pfizer y Moderna, no tenía sentido para mí volver a hablar sobre las vacunas COVID-19. Y entonces se me ocurrió: Estas dos nuevas vacunas que probablemente pronto estarán disponibles, al menos para el "personal esencial", como el personal médico que trata a pacientes con COVID-19, tienen algo en común. Son vacunas de ARN. Lo que también se me ocurrió es que ha existido un mito persistente acerca de las vacunas con RNA que el movimiento antivacunas se ha encargado de promover ¿Quizás lo has visto? ¿Sí? ¿No?

Quizás hayas visto memes como éste:

O este otro:

O este otro:

O este otro:

Ya tienes la idea. Un tema importante sobre la desinformación antivacuna relacionada con las posibles vacunas de ARN contra COVID-19 es que el ARN utilizado en la vacuna de alguna manera “reprogramará” permanentemente su ADN de formas nefastas. Es una afirmación que se remonta al menos desde mayo, si no es que antes, y que surgió tan pronto como los antivacunas se dieron cuenta de que una de las principales vacunas candidatas contra COVID-19 era la vacuna de ARN de Moderna. Después de eso, pronto se convirtió en un tema de conversación estándar en la prematura guerra de desinformación del movimiento antivacunas contra las vacunas COVID-19. ¿Por qué alguien querría hacer esto? Desde luego... los teóricos de la conspiración siempre tienen… sus razones. Algunos dicen que es para etiquetar a las personas. Algunas personas dicen que es para desarrollar una tecnología que le permita inyectar ADN directamente en las células y reprogramarlas (¡Ojalá fuera cierto! ¡Tales tecnologías harían que la terapia génica fuese mucho menos difícil!) A menudo, los antivacunas mezclan el término ARN con ADN y viceversa, sin darse cuenta de que, aunque ambas moléculas contienen información genética necesaria para que una célula produzca proteínas, son muy diferentes en características y comportamiento.

Por supuesto, para los expertos, la afirmación de que las vacunas de ARN de alguna manera "reprogramarán" el ADN es completamente ridícula y basada en la ignorancia de la biologia y bioquimica básicas necesarias para hacer afirmaciones tan poco científicas. Pero para los legos, la mayoría de los cuales probablemente olvidaron hace mucho tiempo sus conceptos de biología básica (si es que alguna vez los aprendieron), el concepto de una vacuna que convierte sus propias células en pequeñas fábricas capaces de producir parte de una proteína clave de COVID-19 que provoca una respuesta inmune protectora (veremos los detalles más adelante) puede parecer bastante creible y aterradora. Por supuesto, el miedo es exactamente el propósito de la desinformación antivacunas que afirma que las vacunas de ARN de alguna manera "reprogramarán" su ADN y lo alterarán genéticamente de manera permanente. 

(De hecho, sí esperamos una alteración "permanente" en nuestra biología como resultado de la vacuna COVID-19: la inmunidad al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Desafortunadamente, aún no está claro cuánto durará dicha inmunidad.)

 Así que examinemos las afirmaciones que se hacen y por qué no debe temer a las vacunas de ARN para COVID-19.

Antes de hacer eso, veamos qué son las vacunas de ARNm, cómo funcionan y cuáles son sus ventajas y desventajas en comparación con las vacunas tradicionales.

vacunas de ARNm

Las vacunas de ARNm se basan en algo que he discutido antes: el "dogma central de la biología molecular”. Debo admitir que siempre he odiado el uso de la palabra "dogma" asociado con la ciencia, el término fué acuñado por primera vez por el mismísimo Francis Crick en 1958, una luminaria, y se ha repetido a lo largo de los años de varias maneras. Quizás mi versión favorita del tal dogma central fue enunciada de manera concisa por Marshall Nirenberg en 1958 y desde entonces se ha parafraseado comúnmente para decir: "El ADN hace que el ARN produzca proteínas", lo cual prácticamente resumía casi toda la biología molecular en cinco palabras. (En un momento explicare porque use el verbo en tiempo pasado.) En cualquier caso, para entender los virus de ARN, esto es lo principal que debe comprender:

Básicamente, el ADN se replica a partir de una plantilla base de ADN y da como resultado una molécula de doble hebra que es muy estable, ya que tiene secuencias complementarias que se unen estrechamente entre sí de una manera específica en sucesión. Esta plantilla de ADN se desenrolla mediante enzimas que utilizan la plantilla para producir hebras de ARN, que son monocatenarias, (es decir, tienen una sola cadena) que luego un ribosoma utiliza para producir proteínas a partir de aminoácidos. De nuevo, en pocas palabras, cada nucleótido (unidad del ADN) es igual a una letra del código; cada secuencia de tres nucleótidos (codón) equivale a una "palabra" que se traduce en un aminoácido. Dado que hay cuatro nucleótidos, hay 64 codones posibles. Dado que solo hay 20 aminoácidos, eso significa que la mayoría de los aminoácidos están formados por más de una combinación de nucleótidos o más de un codón; es decir, el código genético es redundante. Por supuesto, en realidad es más complicado que eso, como muestra este diagrama:

Aquí hay un pequeño video que también es útil:

Por ejemplo, el ARN mensajero (ARNm) no siempre comienza completamente formado. A menudo se fabrica como una molécula precursora más larga que se empalma con la secuencia de ARNm final antes de ser transportada fuera del núcleo al citoplasma para ser utilizada en la producción de proteínas.

De hecho, es incluso más complicado que eso. ¿Recuerda cómo usé verbo en tiempo pasado cuando dije que el dogma central resumía toda la biología molecular? Lo hizo, pero luego comenzamos a encontrar excepciones al dogma central, como retrovirus y microARN que pueden regular la expresión génica, por ejemplo. Realmente no se necesita conocer todos los detalles de muchos de estos, aunque mencionaré un par de casos relevantes y referiré a una publicación que entra en los detalles minuciosos, para cualquiera que esté realmente interesado.

Dejando a un lado las excepciones, las vacunas de ARN consisten principalmente, por supuesto, de ARN. Un problema con las vacunas de ARN es que es una molécula inherentemente inestable. Después de todo, es un mensajero. No es necesario que persista más de lo que se necesita para transmitir el mensaje. En solución acuosa, las moléculas de ARN se degradan rápidamente. De hecho, la inestabilidad del ARN es la razón por la que los expertos en salud pública se han preocupado por la distribución de vacunas de ARN. Ambas compañías adoptaron una estrategia similar en el diseño de su ARNm para codificar la proteína  Spike SARS-CoV-2 con mutaciones estabilizadoras agregadas para asegurar esta proteína de superficie en una forma fácilmente reconocible para el sistema inmunológico y, por lo tanto, convertirla en un mejor antígeno. Pfizer y Moderna también usaron nucleósidos modificados (el equivalente en ARN a los nucleótidos de ADN) que son más estables para producir sus ARN, y los colocaron dentro de un sistema de administración de nanopartículas lipídicas (LNP) en el que las LNP se fusionan con la membrana celular para entregar el ARN al citoplasma. No obstante, existen grandes diferencias en las temperaturas a las que deben almacenarse estas vacunas para permanecer estables y activas.

Eso es a lo que me refiero. Según los informes, la vacuna Pfizer (desarrollada en asociación con una empresa llamada BioNTech) debe almacenarse a -80 ° C. Si bien tengo un congelador a -80 ° C en mi laboratorio (para almacenar muestras de ARN, entre otras cosas), la mayoría de los consultorios médicos y clínicas no lo tienen, porque estos congeladores son grandes y muy costosos en comparación con los refrigeradores más comunes (que generalmente mantienen una temperatura de alrededor de 4 ° C) y congeladores estándar (que mantienen una temperatura de alrededor de -20 ° C). Incluso muchos hospitales no tienen suficientes congeladores a -80 ° C para almacenar grandes cantidades de vacuna. De manera similar, debido a la temperatura necesaria para mantener la vacuna estable y activa, el transporte de la vacuna Pfizer presenta desafíos logísticos, ya que la vacuna debe mantenerse a -80 ° C o más fría durante toda la cadena de transporte. Se puede hacer usando hielo seco, por supuesto, pero es difícil, y uno podría imaginar fácilmente una escasez inminente de hielo seco una vez que se implementen tales vacunas. Con este fin, ambas compañías aparentemente han utilizado nucleótidos modificados para tratar de hacer que sus moléculas de ARNm sean más estables. Por el contrario, la vacuna de Moderna se puedealmacenar a -20 ° C hasta por seis meses, lo que es mucho más factible, ya que los congeladores estándar pueden alcanzar esta temperatura. Aún mejor, la vacuna de Moderna se mantendrá estable a temperaturas estándar del refrigerador de 2° a 8 ° C (36° a 46 ° F) hasta por 30 días y permanece estable a temperatura ambiente por hasta 12 horas. ¿Por qué esa diferencia? Es difícil saberlo con certeza, ya que ambas compañías mantienen la boca cerrada sobre las diferencias exactas en sus vacunas. Un portavoz de Moderna explicó al sitio de noticias  NPR:

La portavoz de Moderna, Colleen Hussey, explicó a NPR en un correo electrónico que su vacuna no necesita mantenerse tan fría debido a sus particulares "propiedades y estructura de nanopartículas lipídicas", y porque la compañía ha aprendido de la experiencia: ya ha desarrollado diez candidatos a vacunas de ARNm. “Ahora no necesitamos [condiciones ultra-frías] ya que la calidad del producto ha mejorado y no es necesario que esté tan congelado para evitar la degradación del ARNm”, explicó Hussey.

En términos de seguridad y la respuesta inmune informada provocada por las dos vacunas competidoras:

Por el lado de la seguridad, mientras que tanto las nanoparticulas de lipidos  BNT162b2 como mRNA-1273 fueron generalmente bien toleradas por los participantes de los ensayos de fase 3, la mayoría de los efectos secundarios fueron de corta duración, la vacuna de Moderna se relacionó con una mayor incidencia de eventos adversos severos como fatiga y dolor muscular después de la segunda dosis. Los expertos especulan que las diferentes dosis (30 microgramos para BNT162b2 comparados con los  100 microgramos para ARNm-1273) podrían explicar los diferentes perfiles de tolerancia. (No del T. Los eventos adversos no necesariamente están relacionados con la administración de la vacuna, pero aun así se deben reportar)

La vacuna Pfizer/BioNtech también podría tener una ligera ventaja en lo que respecta a la respuesta inmunitaria. En los ensayos de fase 1, con ambas vacunas, la inmunidad humoral fue fuerte, con títulos de anticuerpos neutralizantes de virus que generalmente superaron los encontrados en individuos que se habían recuperado de una infección natural. En cuanto a la inmunidad celular, ambos también indujeron respuestas de células T CD4 + predominantemente de células T auxiliares tipo 1. Sin embargo, como se informó, solo la vacuna Pfizer / BioNTech pareció provocar algún tipo de respuesta de células T CD8 + citotóxicas. Sin embargo, las comparaciones directas son difíciles, ya que los dos desarrolladores de vacunas utilizaron diferentes pruebas para perfilar las células inmunes.

Básicamente, las dos vacunas tienen un diseño muy similar y difieren principalmente en las condiciones de almacenamiento requeridas.

Antes de pasar a explicar por qué las afirmaciones de los antivacunas sobre las vacunas de ARNm son solo para esparcir miedo, es útil responder las preguntas: Dados todos los desafíos descritos anteriormente, ¿por qué usar vacunas de ARNm? ¿Por qué no hacer una vacuna más tradicional, en la que se elabora una proteína (o proteínas o fragmentos de proteínas clave) y se utiliza como antígenos para provocar una respuesta inmunitaria? ¿Por qué tomarse la molestia de usar vacunas de ARNm para que las propias células del cuerpo produzcan antígenos? La respuesta es simple: El ARN es más fácil y rápido de producir a escala masiva que las vacunas más tradicionales basadas en proteínas. Además, en comparación con las vacunas de ADN (que podrían lograr lo mismo, hacer que el cuerpo produzca el antígeno proteico necesario), las vacunas de ARN tienen una clara ventaja de seguridad sobre las vacunas de ADN:

Particularmente comparado con el ADN como agente terapéutico o más específicamente como vacuna, el ARNm ofrece fuertes ventajas de seguridad.5 dado que es una estructura genética mínima, alberga solo los elementos directamente necesarios para la expresión de la proteína codificada. Además, la recombinación entre moléculas de ARN monocatenario solo ocurre en casos raros, y el ARNm6,7 no interactúa con el resto del genoma. Por tanto, se excluye la integración genómica potencialmente perjudicial. Finalmente, esta falta de integración genómica en combinación con el ARNm que no es replicativo y que se descompone metabólicamente en unos pocos días 8 hace que el ARNm sea un simple portador transitorio de información.

Recuerde ese párrafo a medida que pasó a deconstruir una declaración antivacunas con respecto a las vacunas de ARNm de COVID-19. La conclusión es que el ARNm utilizado en las vacunas de ARN no puede integrarse con su ADN, y mucho menos "reprogramarlo".

Aquí es donde entra la Dra. Carrie Madej y el “transhumanismo” de las vacunas COVID-19

Aunque he visto muchos antivacunas y negacionistas/minimizadores de COVID-19 compartiendo muchos memes ridículos que afirman falsamente que las vacunas de ARNm de COVID-19 reprogramarán de alguna manera su ADN, uno de los grandes artifices de esta afirmación es una médico llamada Dra. Carrie Madej. La conocí por primera vez en octubre y tenía la intención de usar sus materiales para ilustrar cuán poco científicas son las afirmaciones sobre las vacunas de ARNm, dado lo virales que se han vuelto sus videos y artículos. En particular, en su sitio web llamado Stop World Control, donde puedes encontrar el video que se volvió viral.

Esto es lo que dice Stop World Control sobre la Dra. Madej:

La Dra. Carrie Madej dirigió dos grandes clínicas médicas en el estado de Georgia, EE. UU. Desde los veinte años le han fascinado las vacunas y las ha estudiado desde entonces. Su profunda investigación la llevó a descubrir cuáles son las tecnologías propuestas para las nuevas vacunas COVID-19. Lo que está revelando es alarmante.

Este video es un documental en profundidad que muestra cómo estas nuevas vacunas pueden alterar nuestro ADN, convirtiéndonos en híbridos. Los planes son conectar a los humanos a la inteligencia artificial y las redes de control global. Este es el inicio del transhumanismo, convirtiéndonos en HUMANOS 2.0.

"Estudio". Ella sigue usando esa palabra. Yo no creo que signifique lo que ella  piensa que significa. En serio, apuesto a que la Dra. Madej “estudia” las vacunas de la misma manera que lo hace  Mike Adams (N del T: del sitio de pseudociencia “Natural News“), a pesar de ser médico.

Descubrí un poco más. La Dra. Madej es internista en McDonough, Georgia. Es directora médica de Phoenix Medical Group of Georgia, donde tiene una práctica de tiempo completo en Medicina Interna.  Su cuenta de Twitter es una retorcida colmena de escoria, charlatanería y teorías de conspiración. Como era de esperar, ella es una antimáscaras, parece aceptar todas las teorías de conspiración sobre COVID-19, y ha aparecido en The Alex Jones Show, en el programa de la antivacunas Sherri Tenpenny y en el programa de Mike Adams. También pronunció un discurso virtual ante la reunión de manifestantes contra el encierro del COVID-19 en la plaza Trafalgar en septiembre. Cuando la encontré por primera vez el mes pasado, pensé que era extraño que no hubiera oído hablar de ella antes.

Entonces, ¿qué es el"transhumanismo"? Independientemente de cómo lo describa, estoy seguro de que alguien no estará de acuerdo, pero de todos modos aquí va: Básicamente, es un movimiento social, científico y filosófico dedicado a la idea de que la tecnología puede mejorar a los humanos, ya sea biológica, informática o física. La idea es que tales tecnologías mejorarían o aumentarían la percepción humana, las habilidades físicas, la inteligencia y la cognición, y también mejorarían radicalmente la salud humana y extenderían la esperanza de vida humana. Como era de esperar, los seguidores del movimiento tienden a trabajar en tecnología, biotecnología y academia, y existe un fuerte vínculo entre el libertarianismo y el transhumanismo. Se cree que el resultado final es la "singularidad", un momento en el que las computadoras se vuelven tan avanzadas que la inteligencia artificial trasciende la inteligencia humana, borrando potencialmente la frontera entre la humanidad y las computadoras, incluso llevando a la fusión de humanos y computadoras. Personalmente, siempre he mirado un poco con recelo al transhumanismo, porque ciertamente suena demasiado maravilloso. Además, los transhumanistas tienden a asumir que la “singularidad” venidera será necesariamente algo bueno. La ciencia ficción, sin embargo, ofrece muchos contrapuntos potenciales, SkyNet en las películas de Terminator y los Borg en Star Trek son dos de los más famosos.

Dejando a un lado las visiones distópicas de la ciencia ficción sobre el transhumanismo, no me opongo por principio general a las tecnologías que mejoran a los seres humanos. Después de todo, ¿qué es la medicina sino un esfuerzo durante muchos milenios para superar las debilidades y defectos biológicos inherentes en los seres humanos con el fin de extender la esperanza de vida y mejorar la calidad de vida mediante la prevención de enfermedades y muertes prematuras debido al envejecimiento y las enfermedades externas? Es cierto que hay un argumento filosófico sobre cuánta modificación podría ser demasiado, pero eso no es el tema que trata alguien demente como la Dra. Madej. Más bien, así como los antivacunas han utilizado la pandemia de COVID-19 y el programa "Operation Warp Speed" del presidente Trump para avivar el temor de que cualquier nueva vacuna de COVID-19 sea insegura, ya que se apresuró a aprobarse demasiado rápido con pruebas de seguridad inadecuadas, y por lo tanto ponga en duda todas las vacunas, aquí los antivacunas están proyectando todas las vacunas de ARNm de COVID-19 como un “transhumanismo” incipiente para, (¡lo adivinó!)  esparcir miedo, incertidumbre y duda sobre todas las vacunas.

Como era de esperar, el super charlatán Dr. Joe Mercola está de acuerdo con esta táctica, y fue su artículo "¿La nueva vacuna COVID te hará transhumano?" eso fue lo que primero atrajo mi atención hacia la Dra. Madej. De hecho, si busca en Google "¿La vacuna COVID-19 lo hará transhumano?" encontrará rápidamente una gran cantidad de enlaces que vuelven a publicar todo o parte del artículo de Mercola, además de artículos que hacen el mismo tipo de afirmación. Estoy medio tentado a responder a la pregunta en los titulares de tales artículos con la Ley de titulares de Betteridge y simplemente responder con un rotundo "¡No!" pero lamentablemente se requiere más. En cualquier caso, veamos la opinión de Mercola sobre el artículo de Madej:

Muchas de las vacunas COVID-19 que se están acelerando actualmente no son vacunas convencionales. Su diseño tiene como objetivo manipular tu propia biología y, por lo tanto, tiene el potencial de alterar la biología de toda la raza humana.

Las vacunas convencionales entrenan a su cuerpo para reconocer y responder a las proteínas de un virus en particular al inyectar una pequeña cantidad de la proteína viral real en su cuerpo, lo que desencadena una respuesta inmune y el desarrollo de anticuerpos.

Esto no es lo que sucede con una vacuna de ARNm. La teoría detrás de estas vacunas es que cuando inyecta el ARNm en sus células, estimulará a sus células para que fabriquen su propia proteína viral. La vacuna de ARNm COVID-19 será la primera de su tipo. Nunca antes se había autorizado una vacuna de ARNm. Y, para colmo de males, están renunciando a todas las pruebas de seguridad animal.

¿Alterar la biología de toda la raza humana? Seguramente el Dr. Mercola debe conocer el dogma central de la biología molecular. (Quizás no es así). Nuevamente, recuerde el párrafo que cité antes de esta sección. El ARNm como el que se encuentra en las vacunas Pfizer / BioNTech y Moderna simplemente no puede alterar su ADN. En cuanto a la “reprogramación” de la biología humana, se podría argumentar que todas las vacunas hacen eso. Algunas, como las que pueden producir inmunidad de por vida a una enfermedad prevenible mediante vacunación, pueden hacerlo de forma permanente, alterando permanentemente el sistema inmunológico para que pueda reconocer los antígenos relevantes cuando los vuelva a encontrar. Todo el tema es una tontería. Obviamente, lo que Mercola y Madej están tratando de asustar a los lectores es la idea de que de alguna manera las vacunas de ARNm alteran permanentemente su ADN, pero, nuevamente, no pueden hacer eso. Simplemente no pueden.

Madej también afirma (y Mercola repite):

El problema con todo esto, señala Madej, es que están usando un proceso llamado transfección, un proceso que se usa para crear organismos genéticamente modificados. Ella señala que la investigación ha confirmado que los alimentos transgénicos no son tan saludables como los alimentos convencionales sin modificar. La pregunta es, ¿podríamos también volvernos menos saludables? "Los fabricantes de vacunas han declarado que esto no alterará nuestro ADN, nuestro genoma", dice Madej.

Yo digo que eso no es cierto. Porque si usamos este proceso para hacer un organismo modificado genéticamente, ¿por qué no le haría lo mismo a un humano? No sé por qué dicen eso.

Si observa la definición de transfección, le dirá que puede ser un cambio temporal en la célula. Y creo que eso es lo que apuestan los fabricantes de vacunas.

O bien, existe la posibilidad de que se estabilice, se incorpore al genoma y sea tan estable que comience a replicarse cuando el genoma se replica. Lo que significa que ahora es una parte permanente de su genoma. Ese es un riesgo que estamos asumiendo. Podría ser temporal o permanente.

La Dra. Madej dice que esto no es cierto. Vaya, ¡no me diga! No, en serio. Esta no es una vacuna de ADN. Una vez más, no es posible que el ARN "se estabilice" y se incorpore al genoma. (De hecho, los virus de ARN que pueden integrarse en el genoma dependen de que primero se transcriban de manera inversa en ADN, que luego se puede integrar en el genoma). Nuevamente, estos son conceptos básicos de biología molecular. En cuanto a la transfección, es básicamente una técnica para introducir ARN o ADN en las células. ¡Eso es todo! Por lo general, se usa para introducir plásmidos (segmentos circulares de ADN que contienen genes de interés) en las células. Los métodos van desde los realmente antiguos que usé en la escuela de posgrado hace 30 años, como la precipitación de fosfato de calcio (que es terriblemente ineficiente y generalmente solo introduce el plásmido en porcentajes de células de un solo dígito) hasta varios métodos basados en liposomas, que son mucho más eficientes e introducen el ADN deseado en un mayor porcentaje de las células diana (Estos liposomas eran similares a los que usaban Moderna y Pfizer.) Si bien es cierto que la introducción de ARNm en una célula producirá un cambio temporal, es decir, que los ribosomas de la célula comenzarán a utilizar el ARNm para producir la proteína deseada, ese cambio temporal es solo eso: temporal. No tiene nada que ver con alterar la célula de forma permanente, y tan pronto como el ARNm se degrade naturalmente, la célula volverá a la normalidad. En serio, Dra. Madej, los biólogos moleculares se están riendo de usted.

Hay mucho más en el video que podría cuestionar, pero no lo haré, para mantener mi enfoque en las vacunas de ARNm. Dejé pasar un pequeño detalle con respecto a la afirmación del Dr. Madej de que se usarán microagujas y una base de hidrogel para inyectar las nuevas vacunas; así que también podría explicar brevemente que seguramente se está refiriendo a las  las etiquetas de puntos cuánticos, que son  puntos cuánticos basados en cobre incrustados en cápsulas biocompatibles a escala micrométrica. Esta es una tecnología que permite dejar una etiqueta temporal en las personas a las que se les aplicaron las vacunas y que tipo de vacuna se administró. Las etiquetas son tintas visibles en el infrarrojo cercano, pero un teléfono inteligente personalizado puede leer e interpretar el patrón que establecen. Al contrario de lo que afirman Madej y Mercola, estos no son permanentes, ya que el tiempo estimado actualmente durante el cual se pueden leer es de cinco años. Además, estas etiquetas de puntos cuánticos no son tan nefastas como Madej y Mercola las hacen parecer. Por un lado, saber quién ya ha recibido una vacuna específica puede proteger a esa persona de que se le aconseje innecesariamente que vuelva a recibirla si no hay certeza de si la ha recibido alguna vez. Además, esta tecnología está muy lejos de estar lista para usarse a gran escala. Sin embargo, no sorprende que Madej y Mercola tejieran una teoría de la conspiración al respecto; este también es probablemente el origen de la teoría de la conspiración sobre las vacunas COVID-19 que afirman que implantarán un chip, y algunas de las teorías de conspiración al respecto van directamente al territorio de los sombreros de papel de aluminio, uno de ellos afirma: "Esta vacuna no solo te "marca“ como ganado, te inyectarán nanopartículas que te convertirán en una antena perfecta para las frecuencias 5G que usarán para rastrearte, hacerte sentir y pensar lo que quieran” y Madej diciendo:

Nos marcarán. Cada persona tendrá su propia identificación. Esto me recuerda a la Segunda Guerra Mundial. Ya saben, es algo para reflexionar, tener la marca como un producto en la tienda… Seremos etiquetados. ¿Para qué se puede usar eso? Existen muchas tecnologías y eso es algo de lo que debemos preocuparnos.

Vaya, esa referencia a la Segunda Guerra Mundial y la etiqueta no sería una referencia a los nazis tatuando números de identificación de prisioneros en los reclusos en sus campos de concentración, ¿verdad? Más importante aún, ni las vacunas Moderna ni Pfizer / BioNTech usan microagujas o etiquetas de puntos cuánticos.

Pero volvamos a las otras afirmaciones de Madej y Mercola sobre las vacunas de ARN:

Volviendo a las vacunas de ARNm, el tiempo dirá cuán peligrosas terminan siendo. Claramente, si los cambios terminan siendo permanentes, la posibilidad de efectos secundarios a largo plazo es mucho mayor que si terminan siendo temporales.

En el peor de los casos, cualquier cambio que ocurra podría ser incluso generacional. El problema es que esto no será evidente a corto plazo. En mi opinión, esta vacuna podría convertirse fácilmente en una catástrofe global como nunca antes habíamos experimentado.

Realmente no debemos apresurarnos a descartar la idea de que estas vacunas pueden causar cambios genéticos permanentes, porque ahora tenemos pruebas de que incluso las vacunas convencionales tienen la capacidad de hacer eso, y no implican la inserción de ARN sintético.

Amo ese primer párrafo. Es el epítome de "solo hacer preguntas" (también conocido como JAQing off, o preguntas que tienen el propósito de manipular a la audiencia), en el que un loco afirma que solo está haciendo preguntas, sin importar que las preguntas se basan en pseudociencia, mala ciencia y afirmaciones que la ciencia no respalda. Además, este dúo no tan dinámico parece completamente ajeno a la diferencia entre las células somáticas y las células de la línea germinal. La alteración del ADN en las células somáticas (todas las células del cuerpo excepto las células que producen óvulos en las hembras y espermatozoides en los machos) no se propaga a la siguiente generación. Las alteraciones del ADN en las células de la línea germinal se pueden transmitir a la siguiente generación, pero no hay evidencia de que el ARNm de las vacunas como Moderna o Pfizer/BioNTech pueda alterar permanentemente el ADN de la línea germinal, porque estas vacunas no pueden alterar el ADN de las células de forma permanente en la forma que afirman Madej y Mercola.

Pero, ¿qué vamos a hacer con la afirmación de Mercola de que "incluso las vacunas convencionales pueden alterar el ADN"? Es una tontería, por supuesto. Veamos el ejemplo de Mercola:

Después de la gripe porcina H1N1 de 2009, la vacuna contra la gripe porcina con adyuvante ASO3 Pandemrix (una vacuna creada rápidamente utilizada en Europa pero no en los EE. UU. Durante 2009-2010) se relacionó causalmente 9con la narcolepsia infantil, que se disparó abruptamente en varios países.

Los niños y adolescentes de Finlandia, el Reino Unido y Suecia se encuentran entre los más afectados. Otros análisis detectaron un aumento en la narcolepsia entre los adultos que también recibieron la vacuna, aunque el vínculo no fue tan obvio como en los niños y adolescentes.

Un estudio de 2019 16 informó el hallazgo de una "asociación nueva entre la narcolepsia asociada a Pandemrix y el gen de ARN no codificante GDNF-AS1", un gen que se cree que regula la producción del factor neurotrófico derivado de la línea de células gliales o GDNF, una proteína que desempeña un papel importante en la supervivencia neuronal.

También confirmaron una fuerte asociación entre la narcolepsia inducida por la vacuna y un determinado haplotipo, lo que sugiere que "la variación en los genes relacionados con la inmunidad y la supervivencia neuronal puede interactuar para aumentar la susceptibilidad a la narcolepsia inducida por Pandemrix en ciertos individuos."

Steve Novella ha discutido la cuestión de si Pandemrix provocó un aumento en la incidencia de narcolepsia en estos países. Es importante señalar que este es un caso extraño. La asociación solo se observó en países específicos y no en otros (incluido EE. UU.) En los que la vacuna no parece ser un factor de riesgo constante o único para la narcolepsia en estas poblaciones. En general, fue un conjunto de datos demasiado confuso como para obtener una imagen clara de si la vacuna H1N1 era un verdadero factor de riesgo. Por otro lado, hay datos que sugieren que Pandemrix podría desencadenar la producción de anticuerpos que también pueden unirse a un receptor en las células cerebrales que ayudan a regular la somnolencia en personas genéticamente susceptibles. Básicamente, toda la situación es confusa y no está claro si alguna de las vacunas contra el H1N1 realmente causó narcolepsia.

Además, el estudio citado por Mercola no demuestra que la vacuna H1N1 provocara cambios genéticos permanentes. Los investigadores realizaron un estudio de asociación de todo el genoma (GWAS), un tipo de estudio que con frecuencia encuentra asociaciones que no resisten el escrutinio pero que, no obstante, pueden ser útiles para la generación de hipótesis. Lo que muestra este estudio es una asociación entre el haplotipo y la "narcolepsia inducida por la vacuna", no que la vacuna H1N1 produjera "cambios genéticos permanentes". Mercola es totalmente ignorante de la biología molecular básica o está mintiendo, y sabe que su audiencia no conoce la diferencia. Usted decide. (Sé qué opción escogería yo.)

Un nuevo giro en un viejo tema antivacunas

La conclusión es que el miedo que infunden los Dres. Madej y Mercola no es nada nuevo. La mentira de que las vacunas de alguna manera alteran permanentemente su ADN no es nueva, el auge de las vacunas basadas en ARNm simplemente facilita que los antivacunas produzcan un discurso convincente haciendo afirmaciones tan falsas. De hecho, vi la misma afirmación, hace ocho años, cuando Sayer Ji escribió una pieza hilarantemente tonta afirmando que las vacunas son transhumanismo al servicio de subvertir la evolución porque interfieren con la forma en que hemos evolucionado conjuntamente con los patógenos. (¡Ciertamente espero que interfieran con nuestra coevolución con patógenos! ¡Ese es el punto, diría yo!) Unos años más tarde, la antivacunas Sherri Tenpenny estaba haciendo el mismo tipo de argumento sin sentido, pero para entonces los antivacunas habían comenzado a señalar a las vacunas de ADN como una corrupción irremediablemente  antinatural de nuestros genes. A lo largo de todo esto, los antivacunas también hacían afirmaciones ridículas sobre cómo pequeñas cantidades de ADN contaminante de las líneas celulares utilizadas para cultivar antígenos virales para algunas vacunas pueden de alguna manera ingresar al cerebro, expresar proteínas "no propias" y desencadenar una respuesta autoinmune que causa autismo. ¡Realmente, para los antivacunas, el ADN y el ARN son mágicos!

Cuando se llega al fondo, este nuevo giro en un viejo tema antivacunas no es más que un llamamiento a regresar a la "naturaleza" como algo siempre superior a todo lo que los humanos pueden hacer. De hecho, el video del Dr. Madej no es nada nuevo. Meses antes, un "consultor de curación natural" llamado Dr. Andrew Kaufmann apareció en un video en el que hizo aseveraciones similares , incluido que una futura vacuna COVID-19 proporcionaría un recipiente para "inyectar genes" en los humanos, primero por un procedimiento conocido como “electroporación”, en el que una corriente eléctrica “crea pequeños agujeros en nuestras células que permiten que el ADN entre en nuestras propias células” y luego mediante la inserción de “proteínas ajenas al cuerpo que supuestamente generan inmunidad”. Kaufman incluso llegó a la conclusión de que tal vacuna de ARNm, como los resultados de la biotecnología en la agricultura, convertirá a los humanos en “organismos genéticamente modificados”.

Por supuesto, como mencioné antes, la biología es más compleja que el dogma central, que se basaba en una comprensión de la biología molecular que ahora tiene 60 años. Es por eso que, al entrar en la conclusión de esta publicación, compartiré un vínculo con el  artículo de Edward Nirenberg que se adentra en las malas hierbas de las excepciones al dogma central mientras refuta la idea absurda de que las vacunas de ARNm alteran permanentemente su ADN y concluye, de manera bastante razonable:

No existe un medio factible por el cual una vacuna de ARNm pueda terminar en el núcleo de una célula, ni provocar una reacción de transcripción inversa, ni provocar una enfermedad mitocondrial.

No existe una posibilidad razonable basada en la totalidad de nuestro conocimiento de biología celular, transcriptasas reversas, genética humana y el sistema inmunológico de que las vacunas de ARNm puedan afectar su ADN.

Deberíamos esperar los datos de seguridad detallados, pero, a priori, si el segmento de ARN que codifica la proteína Spike RBD del SARS-CoV-2 no posee potencial de replicación y no tiene capacidad para formar virus completo, ni siquiera capacidad total para formar un proteína Spike  completa, debe esperarse que sea una vacuna segura que no causará estos demenciales escenarios de ciencia ficción .

Si está preocupado por las vacunas de ARNm, no las reciba. Los datos sugieren que pronto también habrá otros tipos de vacunas con buena eficacia. Yo, sin embargo, estoy dispuesto a subirme las mangas para cualquiera de ellas.

Como probablemente lo haré, una vez que estén disponibles.

En una nota final, permítanme concluir con un pensamiento sobre la ridícula afirmación de que las vacunas de ARNm alteran permanentemente el ADN o de alguna manera lo hacen “transhumano”. Debe recordar que los antivacunas ven las vacunas como algo “antinatural” hasta el punto de alterar lo que son los seres humanos. Lo han dejado claro desde que comencé a prestar atención a la pseudociencia antivacunas hace dos décadas, y lo estaban haciendo mucho antes. Por supuesto, el hecho de que algo sea natural no lo convierte en bueno, benéfico o incluso neutral. La naturaleza es dura y la batalla por la supervivencia brutal, y es completamente "natural" que todo tipo de animales sean devorados por animales más grandes, más rápidos y más hambrientos, y es igualmente natural que los humanos mueran horriblemente por enfermedades infecciosas. De hecho, mire lo horribles que han sido las muertes sufridas por más de 260.000 de mis compatriotas estadounidenses, y el COVID-19 es completamente “natural”. Sin embargo, la mentalidad detrás de gran parte de las opiniones de la medicina “alternativa” y las antivacunas es que lo natural siempre es bueno y que cualquier cosa sintética debe verse con extrema sospecha (Ahora que lo pienso, es por eso que los negacionistas de COVID-19 hacen todo lo posible para retratar falsamente al SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la enfermedad, como de alguna manera "antinatural" y diseñado por bioingeniería en un laboratorio, con la pandemia como una "Plandemia" iniciado por las élites globales para controlar y subyugar a la población.) Es una tontería, porque incluso los nutrientes y medicamentos "naturales" son compuestos químicos como cualquier nutriente o químico sintético. Tenemos que juzgar si tales sustancias químicas son dañinas basándonos en la ciencia y adónde nos lleva la evidencia, no basándonos en si la sustancia química es "natural" o no. Al considerar las afirmaciones sobre una enfermedad nueva como COVID-19 y las vacunas contra ella, también debemos considerar la totalidad de lo que sabemos sobre biología, especialmente la biología molecular, y cómo funciona una posible vacuna para evaluar la plausibilidad de afirmaciones alarmistas sobre vacunas como las desarrollados por Moderna y Pfizer. Las afirmaciones de que las vacunas de ARNm como estas pueden "alterar permanentemente su ADN" (o hacerle "transhumano") fallan miserablemente en ese aspecto.

Piense en las afirmaciones sobre las vacunas de ARNm de esta manera: Son muy compatibles con la forma en que los charlatanes se entusiasman con cualquier hallazgo nuevo en biología molecular, en particular la forma en que los charlatanes se han apoderado de la novedad cientifica de la epigenética para afirmar que se pueden utilizar intervenciones cuerpo-mente para reprogramar su propio ADN. En el mundo de la charlatanería, el ARN y el ADN son mágicos, y la desinformación sobre las vacunas de ARNm contra COVID-19 refleja esa creencia en la magia.

Por David Gorski 30 de noviembre de 2020, publicado originalmente en Science Based Medicine;
No, the Moderna and Pfizer RNA vaccines for COVID-19 will not “permanently alter your DNA”

Con autorización de David Gorski / SMB

Modificado por última vez en Martes, 29 Diciembre 2020 17:59

Información adicional

  • Traducción: Gwynplaine Clancharlie
  • Edición / Revisión: Manuel Guiza

 David Gorski

El Dr David H. Gorski  (MD, PhD, FACS) es un cirujano oncologo del Barbara Ann Karmanos Cancer Institute y se especializa en cirugía de seno, además sirve en el  American College of Surgeons Committee on Cancer Liaison Physician , también es  profesor asociado de Cirugía y miembro de la facultad en el programa de Graduados en biología del cáncer de la  Wayne State University.

El Dr. Gorski se interesó por primera vez en la pseudociencia y la medicina "alternativa" alrededor del año 2000, cuando por casualidad entró en el grupo de noticias Usec misc.health.alternative y comenzó a examinar críticamente las afirmaciones allí.

El es el director administrativo del sitio "Science Based Medicine".

Si desea conocer mas información puede consultar aquí.


Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba