Logo Verificiencia

Vivimos tiempos de mucha confusión. En vez de que las sociedades avancen con ciudadanías más educadas, informadas y racionales, pareciera que nos movemos en sentido contrario. Las supersticiones, las formas más extremas de religiosidad, y la charlatanería desbocada ganan terreno. Un ejemplo es el renacimiento de prácticas curativas disfrazadas o vendidas como “conocimientos ancestrales” o “saberes tradicionales.”

El miércoles 15 de enero de 2003, grabé un programa de televisión con Bill Nye en Seattle, Washington, para una nueva serie de ciencias de PBS titulada "Eye on Nye". Esta serie es una versión para adultos de la exitosa serie infantil de Bill, de 100 episodios, "Bill Nye the Science Guy". Este segmento de 30 minutos fue sobre psíquicos y hablar con los muertos. Aunque he analizado el proceso y lo he escrito ampliamente en Skeptic, Scientific American, How We Believe y en www.skeptic.com, tengo muy poca experiencia en hacer lecturas psíquicas.

Afirmación

Calificación:

El Kiri (árboles asiáticos del género Paulownia) es un árbol que puede “salvar el planeta” 

falso / información distorsionada

 Una afirmación favorita de los curanderos del cáncer (de curanderos de todos tipos, en realidad) es que la quimioterapia no funciona. Una variante de esta afirmación es lo que llamo el "gambito del 2%". Básicamente, esta táctica afirma que la quimioterapia sólo es efectiva en un 2%. No es sorprendente que la evidencia que respalda el "gambito del 2%" sea un estudio altamente defectuoso, lo mismo que la evidencia utilizada por los curanderos para argumentar que la quimioterapia no funciona.

La idea de que las líneas eléctricas pueden causar cáncer surgió en 1979 con un solo estudio epidemiológico defectuoso que generó un gran revuelo. Los estudios epidemiológicos y en animales posteriores no han logrado encontrar un efecto consistente y significativo. No se ha encontrado ningún mecanismo plausible que vincule las líneas eléctricas y el cáncer.

Una razón por la que se desestima a los naturópatas (ND) (N. del t.: En Latinoamérica es más común usar  el término “naturista”, aunque no es equivalente) es su oposición histórica a la vacunación. Algunos naturópatas afirman ahora que esta negativa no refleja la visión actual de los ND entrenadas en escuelas acreditadas. Sin embargo, un análisis más profundo indica que la oposición aún es generalizada y que las posturas antivacunas están arraigadas en el sistema educativo.

Antecedentes

El naturismo atribuye la enfermedad a la violación de "leyes naturales" y afirma que las prácticas médicas estándar solamente suprimen síntomas. Benedict Lust, quien llevó el naturismo a los Estados Unidos y fue su defensor más influyente durante la primera mitad del siglo XX, se opuso firmemente a la vacunación. Su Directorio Universal de Naturismo, publicado en 1918, afirma: 

La moda contemporánea de la curación de la enfermedad es la de los sueros, inoculaciones y vacunas que, en lugar de ser una mejora de los falsos medicamentos de las eras anteriores, no tienen valor en la cura de la enfermedad, sino que, por el contrario, inducen lesiones en el cuerpo humano de la más angustiosa y mortal importancia. [...]

 Para comprender qué tan repugnantes son estos productos, vamos a referirnos al material de la vacuna, que se supone que previene eficazmente la viruela. ¿Quién sería tan tonto como para tragar la pus y la podredumbre obtenida de más inmundas llagas de viruela implantadas en el cuerpo de una ternera? Incluso si alguien fuera tan tonto como para beber una sustancia tan atroz, su peligro podría ser neutralizado por los jugos digestivos del tracto intestinal. Pero es un peligro mucho mayor para el organismo cuando se lo inocula directamente en la sangre y en los tejidos, donde ninguna sustancia digestiva puede neutralizar su veneno [1]. 

 La diatriba de Lust contra la vacunación era parte de su incredulidad generalizada sobre que los microorganismos fueran causantes de enfermedades, hecho que descubrieron los innovadores del siglo XIX, como Pasteur, Koch y Lister. Esta “teoría de los gérmenes”, fue quizás el descubrimiento médico más importante que se haya hecho, y se convirtió en la piedra angular de los esfuerzos médicos y de salud pública que finalmente salvaron miles de millones de vidas. También refutó la opinión naturópata de que los individuos se enferman a sí mismos a través de sus malos comportamientos, a lo que los naturópatas se refieren como la "causa real de la dolencia". Hubiera sido interesante saber qué pensaría Lust sobre que la vacunación erradicó a la viruela en todo el mundo.

Críticas posteriores a la vacunación

Los puntos de vista de Lust no eran sólo una anomalía de su tiempo. En 1968, la Asociación Nacional de Médicos naturópatas presentó materiales al Servicio de Salud Pública de los EE. UU. durante un intento fallido de obtener su inclusión en Medicare. Entre los materiales citados estaba un libro de texto de 1948, Naturismo básico, que decía:

Un buen caso de viruela puede librar al sistema de venenos más escrofulosos, tuberculosos, sifilíticos y de otro tipo que de otra manera tardarían toda una vida en eliminarse. Por lo tanto, la viruela es ciertamente preferible a la vacunación. Uno significa la eliminación de una enfermedad crónica, el otro la fabricación de ella. [. . .] Los naturópatas no creen en la inmunización artificial [3].

El Libro de texto de medicina natural, es el libro más respetado de la naturopatía "moderna", fue publicado en 1985 y se revisó en 1999, 2006 y 2012 [3-6]. En la primera edición contenía un capítulo de anti-inmunización rabiosa llamado "Vacunas y disfunción inmune", escrito por Harold E. Buttram, M.D., quien afirmaba que la vacunación daña el sistema inmunológico y podría estar "precipitando efectos inmunológicos aberrantes, como alergias, síndrome de muerte súbita infantil y [...] SIDA". Las otras tres ediciones carecen de este capítulo, pero aún incluyen los comentarios negativos de Benedict Lust mencionados al principio de este artículo. La tercera edición del Libro de texto es muy extraña. Su índice no menciona a la vacunación o la inmunización, y la única mención que pude encontrar en el texto de 2,200 páginas fue una declaración de que las personas del tipo de sangre A tienen más reacciones a la vacunación contra la viruela. La cuarta edición enumera las vacunas recomendadas en el embarazo, pero afirma que "la vacunación durante el embarazo es un tema controvertido tanto en la medicina convencional como en la natural". El texto también contiene comentarios dispersos sobre vacunas específicas, algunos favorables, otras no, pero nada que aliente a los lectores a aconsejar a los padres o administrar vacunas de acuerdo con las pautas de salud pública ampliamente aceptadas.

Las cuatro ediciones del Libro de texto fueron coeditadas por Joseph Pizzorno, N.D., el principal educador de naturópatas, quien fundó y se desempeñó durante muchos años como presidente del Colegio Bastyr de Medicina Naturopática (más tarde renombrado como Universidad Bastyr). El libro de Pizzorno de 1996, Total Wellness contiene un ataque de tres páginas a la inmunización que, según él, se condensó principalmente en el capítulo de Buttram en la primera edición de su libro de texto. Esta sección afirma (a) que los beneficios reales de muchas vacunas probablemente no son tan buenos como los publicitados, (b) que las vacunas inducen una depresión transitoria de disfunción inmunológica, (c) muchos problemas relacionados con las vacunas no se han divulgado al público [7] .

Pizzorno y su coeditor, el miembro de la facultad de Bastyr, Michael Murray, ND, también produjeron tres ediciones de la Encyclopedia de Medicina Natural que se publicaron en 1990, 1998 y 2012 [8-10].Ninguno de estos libros recomienda la vacunación. Las ediciones de 1998 y 2012 expresaron su preocupación de que la inmunización podría hacer que los niños desarrollen asma, a pesar de que grandes estudios no han demostrado conexión [11].

La edición de 1994 del Journal of Naturopathic Medicine contiene cinco artículos que consideran negativamente a las vacunas.

  1. Un editorial afirma que muchos naturópatas con niños "a lo sumo" los inmunizan contra la polio y el tétanos. Luego explica que la "gran discrepancia" entre la opinión médica establecida y las acciones de estos naturópatas "reflexivos" está relacionada con las creencias de que los métodos naturales pueden preservar y fortalecer el sistema inmunológico [10].
  2. Un "artículo de revisión" afirma que ciertos métodos de producción de vacunas involucran contaminantes de virus que pueden "tener la capacidad de transformar células humanas en células cancerosas". Muchas de las referencias se remontan a entre 40 y 60 años, mucho antes de que se desarrollaran las técnicas modernas de preparación de vacunas. El autor comenta eso, pero aun así cita especulaciones de un libro de hace 40 años que sugiere que "la pertinencia de la contaminación viral de las vacunas podría observarse en las generaciones venideras". [13]
  3. Otro artículo, escrito por un "periodista de investigación" quien no es un profesional de la salud, concluye: "Hay una serie de vacunas que se administran habitualmente en la infancia y la niñez se promueven como seguras y efectivas. Los hallazgos científicos, sin embargo, cuestionan estas afirmaciones. " El artículo incluso sugiere que los gérmenes no causan enfermedades, sino que simplemente buscan y se multiplican en tejidos no saludables [14].
  4. Otro artículo reconoce que "la mayoría de las vacunas utilizadas actualmente confieren diversos grados de inmunidad, con pocos riesgos conocidos". Pero también afirma que "estamos creando más y más inmunizaciones sin una comprensión adecuada de los efectos de largo alcance en el sistema inmunológico". [15]
  5. Otro artículo sugiere que los productos homeopáticos son más seguros y más efectivos que la vacunación para prevenir enfermedades [16]. El autor del artículo (Michael Traub, N.D.) enseñó salud pública en el Colegio Nacional de Medicina Naturópata y ayudó a formular los documentos de posición de la AANP sobre vacunación y homeopatía. Recomienda la vacuna contra el tétanos, pero advierte contra las del sarampión, las paperas, la rubéola y la difteria. Después de rendir homenaje a un tratado homeopático sobre "vacuninosis" publicado hace más de 100 años, el artículo de Traub detalla el uso de "nosodes homeopáticos" para prevenir la difteria, la tos ferina, la poliomielitis, la influenza, la tuberculosis y la neumonía neumocócica. Los nosodes son productos obtenidos diluyendo repetidamente muestras de tejidos patológicos, bacterias, hongos, óvulos, parásitos, partículas de virus, levaduras, productos de enfermedades (como pus) o excreciones. El protocolo que Traub describe utiliza "potencias de 200C", lo que significa que los nosodes se fabrican diluyendo en serie la sustancia original 1 a 100 un total de 200 veces. (Después de la dilución número 12 ya no queda ninguna molécula de sustancia original). Traub afirma que ya no recomienda nosodes, sino que utiliza otras estrategias homeopáticas "preventivas". Sin embargo, no hay evidencia científica de que los nosodes o cualquier otro producto homeopático sean efectivos para cualquier propósito. Tampoco lo habrá, porque la homeopatía ha sido refutada por los principios de la química, la física, la farmacología y la patología [17].

El documento de posición de la Asociación Americana de Médicos Naturópatas sobre las inmunizaciones, que fue adoptado en 1991 y modificado levemente en 2011, aboga por el "consentimiento informado", "más investigación" y "elección de los padres". Esto puede parecer legítimo, pero el mensaje real es un ataque desequilibrado a la inmunización basado en una filosofía delirante en lugar de la ciencia. La opinión científica prevaleciente es que existen algunos problemas menores y que se están abordando, pero los beneficios de la inmunización son mucho mayores que los riesgos de que la inmunización sea universal. (En otras palabras, el valor de la inmunización para la salud pública está tan bien establecido que no tendría sentido debatir si vale la pena o no). En contraste, la declaración de posición AANP exagera los riesgos y sugiere que "algunas" de las vacunas actuales son ineficaces [18].

En 2015, NUNM Press, el brazo editorial de la Universidad Nacional de Medicina Naturopática, publicó un libro llamado Vacunación y Medicina Naturopática: En sus propias palabras. Abarcando 400 páginas, el libro incluye más de 50 ensayos de naturópatas, médicos poco convencionales y otros críticos que se publicaron entre 1900 y 1923 además de ensayos recientes que colocan los escritos antiguos a la altura de la perspectiva actual. El prólogo, escrito por un destacado educador naturopático, afirma que (a) la teoría de los gérmenes es cuestionable, (b) las vacunas homeopáticas son más efectivas que las vacunas estándar, y (c) los naturópatas y homeópatas han sabido por mucho tiempo que existen métodos que confieren inmunidad sin riesgo alguno [19].

Creencias de los practicantes y recomendaciones

Las encuestas publicadas desde 2004 proporcionan alguna indicación de cómo se sienten los naturópatas con respecto a la inmunización y cómo esto afecta a sus pacientes.

  • Más de 500 estudiantes de una escuela naturopática en Canadá fueron encuestados acerca de sus actitudes hacia las vacunas infantiles. De los que respondieron, el 12.8% estaba dispuesto a recomendar la vacunación completa, el 74.4% recomendaría solo la vacunación parcial y el 12.8% no recomendaría la vacunación en todos los casos. La disposición a recomendar una vacunación completa disminuyó en los estudiantes en sus últimos años de entrenamiento naturopático, y se asoció con una creencia alta o moderada de que las vacunas son benéficas y un nivel alto o moderado de confianza en la información de salud pública. La falta de voluntad para recomendar la vacunación completa se asoció con una creencia alta o moderada de que las vacunas son riesgosas, la confianza únicamente en proveedores "alternativos" para la información relacionada con vacunas y el conocimiento personal de alguien con reacciones adversas a vacunas [20].
  • Un análisis de los datos de reclamaciones de seguros sobre 11,144 niños en el estado de Washington (donde se encuentra la Universidad de Bastyr) observó que los niños de uno a dos años que habían visto a un médico naturópata tenían significativamente menos probabilidades de haber recibido vacunas para enfermedades infantiles prevenibles, y la probabilidad era incluso menor si recibían atención exclusiva de un naturópata. Basado en una revisión de datos sobre 213,884 niños de uno a diecisiete años, el mismo estudio encontró una mayor probabilidad de antecedentes de alguna enfermedad prevenible por vacunación, la mayoría de las veces varicela, entre los que habían consultado a un médico naturópata [21].
  • Una muestra en nueve oficinas de naturopatía en Ontario, Canadá, incluyó 129 pacientes con al menos un niño menor de diecisiete años de edad. Alrededor de la mitad reportó la vacunación completa de todos sus niños, el 26% dijo que tenía al menos un niño que estaba parcialmente vacunado y el 23% dijo que tenía al menos un niño que no estaba vacunado [22]. Estas tasas de vacunación fueron significativamente más bajas que los promedios de la población canadiense.
  • Una encuesta de 2014 enviada a 505 naturópatas en Vermont y Oregón arrojó 145 respuestas completas. De estos, 85 (59.9%) de los encuestados dijeron que comúnmente discutían las vacunas, 32 dijeron que a veces las discutían y 25 (17.6%) dijeron que rara vez o nunca las discutían. Aunque el 81% estuvo de acuerdo en que "las vacunas son importantes para prevenir la enfermedad", el 79% estaba [incorrectamente] "preocupado de que el sistema inmunológico de un niño pudiera verse afectado negativamente por demasiadas vacunas" y el 84,4% expresó preocupación por "el potencial de efectos adversos a largo plazo". Alrededor de la mitad dijo [incorrectamente] que en niños por lo demás sanos, es mejor desarrollar inmunidad al enfermarse que vacunarse. Aunque los productos homeopáticos no funcionan, el 51% dijo que pueden reducir los efectos adversos. Sólo el 29.2% pensó que los padres de niños sanos tienen la responsabilidad ética de vacunar a sus hijos para ayudar a proteger a otros niños que no pueden ser vacunados [23]. En general, los datos muestran que aunque muchos de los encuestados apoyaron o apoyaron parcialmente el uso de vacunas, la gran mayoría no estaba bien informados, albergaba temores irracionales y estaba mal equipada para dar consejos confiables sobre las vacunas.

El ex naturópata Britt Hermes señala que las clínicas de enseñanza de naturopatía y los naturópatas en la práctica privada ofrecen nosodes en lugar de vacunas reales [24]. Una graduada de Bastyr, ha informado que no se ofrecieron servicios de inmunización durante sus días de estudiante (2007-2011) y que cuando llamó a la clínica en 2015, se le dijo que todavía no se les había ofrecido [25]. El dispensario de la clínica de enseñanza de Bastyr todavía vende un Nosode MMR.

¿Pequeños pasos hacia una reforma?

La Asociación de Colegios de Médicos Naturopáticos Acreditados (AANMC, por sus siglas en inglés) acredita escuelas de naturopatía en los Estados Unidos y Canadá. En 2014, publicó un informe llamado AANMC Core Competencies of Graduating Naturopathic Student, que tenía como objetivo "orientar los programas actuales y futuros de educación médica naturopática".

Educación de Inmunización

Los graduados en medicina naturopática demuestran un conocimiento clínico integral sobre la inmunización y las enfermedades prevenibles por vacunación. Deben demostrarse las siguientes aptitudes con la expectativa de la aplicación del consentimiento informado y la práctica basada en la evidencia. El graduado de medicina naturópata:

  • Demuestra conocimiento de etiología, fisiopatología y epidemiología de enfermedades prevenibles por vacunación.
  • Demuestra conocimiento del mecanismo de acción de las vacunas.
  • Demuestra conocimiento del riesgo que implica para sí mismo y para los demás el hecho de no estar suficientemente vacunados o no estarlo en absoluto.
  • Demuestra conocimiento del calendario de vacunación dentro de los parámetros de la jurisdicción reguladora.
  • Demuestra conocimiento de indicaciones y contraindicaciones de vacunas.
  • Demuestra capacidad para controlar los efectos secundarios y las reacciones adversas a las vacunas.
  • Demuestra conocimiento de los requisitos de informes jurisdiccionales con respecto a las reacciones adversas.
  • Demuestra la capacidad de educar al individuo que duda sobre las vacunas.
  • Demuestra conocimiento de la administración de vacunas y los requisitos de mantenimiento [26].

Esta lista abarca la mayoría de las cosas que se necesitan para comprender por qué las vacunas son valiosas. Sin embargo, no requiere que los estudiantes (a) demuestren conocimiento de los beneficios de la vacunación, (b) sepan que los beneficios superan con creces a los riesgos, y (c) recomienden el calendario de vacunación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. comunidad médica. Es un paso en la dirección correcta, pero aún queda por verse si la comunidad naturopática cambiará su comportamiento.

En 2016, la Academia Naturopática de Médicos de Atención Primaria (NAPCP) publicó un documento de posición sobre inmunizaciones que está 100% en línea con la comunidad científica e incluye la entrega de una copia del calendario de los CDC para que los pacientes o padres lo firmen [27].

Consideraciones políticas

El campo del naturismo ha demostrado un patrón continuo de oposición a las inmunizaciones. Algunos naturópatas que escriben sobre el tema son completamente negativos. Aquellos que presentan ideas tanto positivas como negativas, típicamente enfatizan lo negativo. Sus líderes se dan cuenta de que la oposición a la inmunización podría dañar su credibilidad cuando presionan para que se aprueben las leyes de concesión de licencias u otro reconocimiento legislativo. Aquellos que dicen que abogan por la "elección de los padres" no mencionan hasta qué punto ellos y sus colegas describen la inmunización como innecesaria y peligrosa. Para ser creíble, cualquier afirmación de que los naturópatas favorecen la vacunación requeriría una reforma educativa adicional, un cambio formal en el documento de posicionamiento de la AANP y un cambio dramático en la literatura que emana del campo. A menos que eso suceda, tal afirmación debe considerarse un intento deshonesto de ganarse el favor de los legisladores.

Referencias

  1. Lust B (editor). Universal Naturopathic Encyclopedia Directory and Buyer's Guide. Yearbook of Drugless Therapy for 1918-19, Volume I. Published by Benedict Lust, Butler, NJ, 1918, page 15.
  2. Harry Riley Spitler. Basic Naturopathy: A Textbook. American Naturopathic Association, Inc., 1948). pp. 214, 271. Quoted in HEW Report on Naturopathy (1968).
  3. Pizzorno JE Jr, Murray MT, editors. A Textbook of Natural Medicine. Seattle, 1985-1996, John Bastyr College Publications.
  4. Pizzorno JE Jr, Murray MT, editors. Textbook of Natural Medicine, 2nd Edition. London, Churchill Livingstone, 1999.
  5. Pizzorno JE Jr, Murray MT, editors. Textbook of Natural Medicine, 3rd Edition. St. Louis, Churchill Livingstone, 2006.
  6. Pizzorno JE Jr, Murray MT, editors. Textbook of Natural Medicine, 4th Edition. St. Louis, Churchill Livingstone, 2013.
  7. Pizzorno J. Total Wellness: Improve Your Health by Understanding the Body's Healing Systems. Rocklin, CA: Prima Publishing, 1996, pp 55-57.
  8. Murray MT, Pizzorno JE Jr. Encyclopedia of Natural Medicine. Prima Publishing, Rocklin, CA, 1990.
  9. Murray MT, Pizzorno JE Jr. Encyclopedia of Natural Medicine, 2nd Edition. Prima Publishing, Rocklin, CA, 1998.
  10. Murray MT, Pizzorno JE Jr. Encyclopedia of Natural Medicine, 3rd Edition. ATRIA Paperback, New York, NY, 2012.
  11. Vaccines and asthma or allergies: Do vaccines cause asthma or allergies? Children's Hospital of Philadelphia Web site, accessed April 21, 2019.
  12. D'Adamo PJ. The vaccination conundrum. Journal of Naturopathic Medicine 5(1):4, 1994.
  13. Wilde, G. Vaccine production and contamination as contributing etiologic factors in neoplastic disease. Journal of Naturopathic Medicine 5(1):6-16 1994.
  14. Miller NZ. Vaccines and natural health. Journal of Naturopathic Medicine 5(1):32-39, 1994.
  15. Milliman, WB. Childhood immunity. Journal of Naturopathic Medicine 5(1):44-49, 1994.
  16. Traub M. Homeopathic prophylaxis. Journal of Naturopathic Medicine 5(1):50-60, 1994.
  17. Barrett S. Homeopathy: The ultimate fake. Quackwatch, updated Aug 23, 2016.
  18. Barrett S. Comments in the AANP position paper on immunizations. Quackwatch, April 15, 2019.
  19. Barrett S. Naturopathic nonsense about immunization: A response to Jim Sensenig, N.D. Naturowatch, April 21, 2019.
  20. Wilson K and others. A survey of attitudes towards paediatric vaccinations amongst Canadian naturopathic students. Vaccine 22:329-334, 2004.
  21. Downey L and others. Pediatric vaccination and vaccine-preventable disease acquisition: Associations with care by complementary and alternative medicine providers. Maternal and Child Health Journal, 14:922-930, 2010.
  22. Busse J. and others. Parents' experiences discussing pediatric vaccination with healthcare providers: A survey of Canadian naturopathic patients. PLoS ONE, 6(8), e22737, 2011.
  23. Whitman KB. Childhood vaccine perceptions and practices among naturopathic physicians. Graduate dissertation, University of Vermont, 2016.
  24. Hermes BM. Key legislative points pertaining to the licensing and regulation of practitioners of naturopathic medicine in North America. February 2017.
  25. Hermes BM. Naturopathic practice without vaccines is not primary care medicine. Naturopathic Diaries, Aug 27, 2015.
  26. AANMC Core Competencies of the Graduating Naturopathic Student. Amended March 18, 2018.
  27. Naturopathic Academy of Primary Care Physicians position paper on immunizations. 2017.

Por Dr. Stephen Barrett  revisado el 31 de mayo, 2019 , publicado originalmente en Quackwatch;
Naturopathic Opposition to Immunization

Con autorización de Quackwatch

El fin de semana ha llegado, y con éste, nuestra querida sección de La tontería de la semana, listos para repasar algunas de las noticias más recientes sobre ese raro y fascinante mundo del embuste paranormal, la venta de misterios y el negocio de las pseudociencias, los cuales resultan ser muy redituables para sus practicantes pero nocivos para sus consumidores.

Una forma de estafar a las personas es diagnosticar y corregir un problema inexistente. Los practicantes de Aqua Detox hacen esto afirmando que eliminan toxinas y equilibran la energía celular.

Ya es fin de semana, y es momento de repasar brevemente las últimas noticias sobre ese curioso y fascinante mundo de la venta de humo, el embuste paranormal y los negocios de la pseudociencia, los cuales suelen ser bastante redituables para sus promotores pero perjudiciales para sus clientes. Esta semana se viralizó un vídeo corto sobre un supuesto OVNI en el pueblo de San  Agustín de las Juntas, en Oaxaca, México.

QuackWatch

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Sindicación del sitio

Arriba